"Desde que pisé Cartagena me sentí favorita": Carmen Lucía Aldana, Señorita Colombia

Noviembre 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S. | Enviada especial de El País

En su primer día como Señorita Colombia, la vallecaucana Carmen Lucía Aldana Roldán habla de lo que espera sea su año de reinado. Compromisos.

"Siempre me creí la reina, al margen de si me daban como favorita o no. Yo era mi favorita, sabía a qué venía y siempre estuve mirando adelante".Tranquila, sincera y radiante, pese a haber tenido pocas horas de sueño, Carmen Lucía Aldana Roldán, dio sus primeras entrevistas como Señorita Colombia 2012- 2013. Posó como es tradición junto a la palenquera en las playas del Hilton y reconoció a los medios de comunicación que definitivamente, su personalidad fue su carta ganadora. “Creo que gusté por mostrarme como soy, sincera, tranquila, hablé con la verdad y también me ayudó llegar muy cargada de lo que es mi Valle del Cauca”.Cuenta que cuando estuvo en el escenario junto a la candidata del Huila se sintió muy feliz. “Le dije a mi compañera ‘somos las reinas, ganamos, vamos a estar juntas todo el año’”.Lucía asegura que los favoritismos nunca le quitaron el sueño. “Desde el primer momento que pisé Cartagena me sentí favorita, siento que todo lo que hice, que mi escuela de Señorita Valle fue buena. Venía muy segura de mi representación independientemente de si ganaba o no, estaba satisfecha con lo que había dado y había hecho”.¿A qué se compromete como reina?Lo primero, a estar dispuesta y al servicio absoluto, en el pueda estar como persona y como profesional. Estudio comunicación social y mi especialización es desarrollo social, y estoy aquí para darlo todo, para mostrar cada cosa que he aprendido y he vivido.¿Qué pasó por su cabeza en el momento que le hicieron la pregunta que los twitteros enviaron?La verdad, no cabía de la emoción cuando me llamaron para las diez sentí que había ganado muchísimo. Así que con la pregunta, sencillamente estaba tan contenta que me dispersé. Cuando quedamos la Señorita Huila y yo, fue algo súper gracioso, porque yo no había escuchado o mejor no había entendido. Ella me abrazó, pero yo estaba contentísima. Podía ser la reina o la virreina, no podía con la felicidad.Y cuando escuché a lo lejos a Andrea Serna decir que ‘la nueva Señorita Colombia es Carmen Lucía’, yo grité, y se me salieron las lágrimas, porque ha sido un proceso muy lindo, que he hecho con todas las ganas, con todo el corazón y sentía que lo merecía desde el principio.¿Cuándo se echó al bolsillo al jurado?No, uno no se echa al bolsillo al jurado, esa no es para mí la palabra, es caerle en gracia con mi personalidad, soy sincera, tranquila y llegué muy cargada del Valle del Cauca. Desde que fui Señorita Valle me propuse ser Señorita Colombia, sin saber quiénes eran los jurados o las participantes; me lo propuse y vine con la mejor energía, positivismo, pensando siempre en adelante y no en competencia y mirando hacia los lados. Siempre me sentí muy tranquila con lo que hice.¿Qué se trajo del Valle a este reinado?Todo. Quienes me conocieron en Cali siempre me dijeron que sería la Señorita Colombia. En las visitas a algunos municipios me llenaba de mucho amor, ahí entendí cómo la gente le presta atención a la reinas, se convierte en alguien importante para ellos. Eso llena más que cualquier otra cosa.¿Qué va a pasar con su carrera?Mi carrera es la comunicación social, este año de reinado será mi práctica y mi graduación. Ya veremos qué pasa con mi carrera, ahora estoy al servicio del Concurso Nacional.Usted le dijo a su mamá que no llorara, ¿qué fue lo primero que ella le dijo cuando por fin se pudieron abrazar?Que ella sabía desde que fui coronada Señorita Valle que esto iba a pasar. En mi casa siempre creyeron en mí.¿Como señorita Colombia qué huella quiere dejar?Quiero convertirme en un ejemplo para todas las personas, quiero que me admiren no por lo que represento físicamente sino por todo lo que llevo en el corazón y puedo compartir con las personas.¿Qué va a hacer para ser una reina recordada?Lo que esté en mis manos para dejar en alto la representación que estoy haciendo. Quiero ser un ejemplo para las personas, que me admiren por lo que hago. Tengo muchas ganas de hacerlo todo bien, quiero darlo todo. Quiero dejarle a Colombia como legado toda mi actitud, que la gente sepa que esto es más que un físico.¿Qué sintió al despertar hoy?Tuve pocas horas de sueño, sin embargo, las aproveché muchísimo, sentí que descansé. Fue increíble levantarme y saber que estaba viva y que era la Señorita Colombia y que todas las cosas que había hecho me hacían sentir satisfecha.¿Por qué siempre dice que usted es una mujer que no es libreteada?Todo el mundo piensa que preparar un reina es montarla, enseñarle todo, pero creo que ese es el peor error que uno puede cometer. Respeto mucho a los preparadores y admiro esa fuerza de voluntad que le imprimen a lo que hacen para llevarte a ser alguien. Pero para mí no ser libreteada es expresar siempre lo que eres, decir lo que uno quiere decir o caminar como uno camina. Para mí no hay nada más importante que estar cómoda.¿Cuáles fueron las primeras reglas que recibió de Raimundo Ángulo y su chaperona?Ninguna, simplemente me dijeron: ‘Nena, prepárate, no vamos a parar’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad