"Descategorizar al departamento sería un error": exgobernador Ubéimar

Enero 27, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Exgobernador del Valle, Ubéimar Delgado.

Ubéimar Delgado, exgobernador del Valle, dijo que la decisión de ascender a categoría especial se basó en la ley.

La polémica por el anuncio de la gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, de reversar el acto administrativo que llevó al departamento a la categoría especial, no para. Lea también: ¿Por qué el Valle no puede seguir en categoría especial? Ayer, el  exgobernador del Valle, Ubéimar Delgado, quien a través del decreto 1561 del 28 de octubre del 2015 ascendió al departamento a esa  categoría, afirmó que reversar esa determinación sería un error y que no se retracta ni un milímetro de esa decisión porque  es el puesto que el Valle del Cauca se merece.  Las categorías son unas clasificaciones del Ministerio de Hacienda que indican el porcentaje de gastos que puede hacer un ente territorial con recursos de libre destinación.   El Valle del Cauca estaba en la categoría primera y podía gastar hasta 55 %, según la norma y ahora en la categoría especial, posición que solo tiene Cundinamarca y Antioquia, debe bajar esos gastos a menos del 50 %, según la Ley 617 de ajuste fiscal.  ¿La decisión de llevar al Valle del Cauca a la categoría especial se tomó basado en la ley? Totalmente, cumplimos la Ley 617 y toda la normatividad legal, por eso Planeación  Nacional nos lo reconoce en el balance financiero  del 2014.  Nosotros ascendimos a la  categoría  especial sobre la base  de los resultados del  2014 que nos permiten esa posibilidad, por eso firmé el Decreto 1561 del 28 de octubre, porque tengo la total seguridad, y no me retracto ni un milímetro, de que cumplimos estrictamente lo que manda la norma y nos respalda el Gobierno Nacional y la DAF que nos dio un concepto favorable para acceder a la categoría especial. Nosotros no nos inventamos nada. ¿Por qué deciden adoptar la categoría especial y no continuar en la primera? Por varias razones: la primera  es que Planeación Nacional en su informe del año 2014 pondera el manejo de las finanzas del Valle del Cauca que ocupa el tercer lugar en el país. En segundo lugar, de acuerdo con  los ingresos y rentas del departamento y la población, el Valle del Cauca puede ascender a la categoría  especial.   Además, hay otro punto a favor y es que dedicamos el 30% de los recursos propios al pago del acuerdo de acreedores y a  30 de noviembre del 2015 habíamos pagado $402.000 millones y teníamos $173.000 millones  en bancos para pago de la deuda.   Es decir que destinamos alrededor de  $575.000 millones  para la deuda que asciende a $643.000 millones, o sea, que solo queda por cancelar algo así como el 10 % del total. Entonces teníamos la capacidad para  acceder a la categoría especial. El Valle del Cauca cumplió los parámetros legales y el decreto  no se firmó a escondidas. ¿Por qué la actual  administración dice entonces que el Valle no tiene la estructura financiera para ser categoría especial? Si se puede y si pudimos pagar  la gran mayoría de una deuda onerosa, se puede salir adelante, puede haber dificultades para el funcionamiento, pero eso lo padecimos igualmente nosotros. Yo creo que el Valle del Cauca tiene todo su derecho a tener su categoría especial.  En el Plan Nacional de Inversiones  2011-2014 a  Bogotá le dieron $87 billones por ser categoría especial, igualmente  a Antioquia $43 billones, a Cundinamarca 33,8 billones y el Valle recibió  $16,8 billones. El departamento se merece la categoría especial para que sea tenido en cuenta  de mejor manera en el Plan Nacional de Inversiones.  La actual administración también argumenta que no está claro el monto de la deuda que tiene el departamento con los acreedores... No es cierto. El Ministerio de Hacienda estuvo en el Valle del Cauca  e hizo el  corte  de finanzas al 30  noviembre del 2015. Entonces la nueva administración debe conciliar esos datos con el Ministerio de Hacienda que tiene toda la información.  El Valle del Cauca ha cumplido estrictamente los parámetros de la Ley 550. A mí se me criticó cómo Gobernador no haber puesto el pago de la deuda a 8 ó 10 años, lo hicimos a 5 años y resulta que hemos pagado tres años. Además,  fuimos juiciosos y crecimos las rentas. ¿En cuánto crecieron los ingresos tributarios? Hubo buen crecimiento, no tengo a la manos las cifras, pero nosotros aumentamos  los ingresos tributarios y eso permitió pagar gran parte de la deuda que ascendía a  $643.000 millones, un monto que es como el presupuesto de un departamento pequeño.  El Valle tiene una clase empresarial pujante, que produce riqueza, somos de categoría especial y no podemos cambiar eso.  Ya hicimos lo más, nos faltan dos centavos para el peso que es  lo que se debe pagar este año 2016, cumplamos la ley 617 y el Valle quedará totalmente saneado. ¿Considera que la administración actual tiene salidas  para ajustar el gasto y cumplir con las exigencias de la categoría especial? Sí hay salidas.  Lo que  pueden hacer es conciliar con el Ministerio de Hacienda y la DAF para que  no se destine el  30 % de los ingresos para pagar la deuda que falta, porque ya avanzamos mucho,   sino que sea un poco menos del  15 % y  se liberen unos recursos. Esa  es una salida, pero no se puede descategorizar al departamento, no podemos ir como el cangrejo, para atrás. El Valle del Cauca no se lo merece, esa sería una gran equivocación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad