Denuncian crítica situación por recorte a horario de la rumba en Palmira

Octubre 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Argumentando que los establecimientos nocturnos no son los que están generando las muertes violentas en Palmira, los comerciantes del ramo denunciaron que el recorte en el horario de la rumba les está generando grandes pérdidas económicas.

Argumentando que los establecimientos nocturnos no son los que están generando las muertes violentas en Palmira, los comerciantes del ramo denunciaron que el recorte en el horario de la rumba les está generando grandes pérdidas económicas.La situación para el gremio es tal, que se verían abocados al despido de personal y hasta el cierre de algunos negocios.De hecho, según indicó Elizabeth Giraldo, miembro de la Asociación de Establecimientos Nocturnos, Asesnoc, la situación ha obligado a disminuir la utilización de mano de obra los viernes y domingos, especialmente, pasando de una generación de 800 a 500 empleos directos.Asimismo, dijo que en la zona de concentración de los establecimientos muchos optaron por no abrir los domingos, mientras que en la periferia ninguno lo está haciendo.Como se recordará, como resultado de un consejo ampliado de seguridad que se realizó el pasado 20 de septiembre con el objetivo de reducir los alto índices de homicidios en la ciudad, se modificó el horario de funcionamiento de los sitios de diversión nocturna como bares, cantinas, grilles, kiosco, coreográficos y demás. De esta manera, se determinó que el horario sería de lunes a jueves hasta 2:00 a.m., de jueves a sábado hasta las 3:00 a .m. y el domingo hasta las 12:00 p.m.Los comerciantes plantearon que la afluencia de público se está limitando a las quincenas lo que está provocando que solo se generen algunos recursos cada dos semanas, pese a que se debe responder por cargos fijos de funcionamiento. La señora Giraldo argumentó también, que las horas productivas de los negocios se redujeron por lo que los ingresos también bajaron considerablemente.Sobre el particular, el secretario de Gobierno de Palmira, Fabián Giraldo Segura, señaló que la medida no sólo se tomó por las muertes violentas, sino también por los menores de la edad por lo que se adoptaron medidas como el toque de queda.No obstante, recordó que tras implementarse la norma también se abrió una mesa de concertación de la que han salido actas que están para el estudio por parte del alcalde Raúl Arboleda. En este sentido, señaló que existe la posibilidad de que se pueda modificar el horario de acuerdo con los resultados obtenidos.Sin embargo, la representante de los comerciantes advirtió que “se está condicionando la mortalidad, al cual sencillamente no bajará con el cierre de los establecimientos porque está actividad no es la que está generando los homicidios en la ciudad”. Esgrimió que la mayoría de crímenes y accidentes no se dan en la madrugada ni en establecimientos nocturnos.De acuerdo con la cifras del Observatorio de Seguridad, Convivencia y Cultura Ciudadana de la Fundación Progresamos de Palmira, de los 174 homicidios ocurridos entre enero y agosto del presente año, 58 se dieron entre las 6:00 p. m. y las 12:00 p.m, lo que equivale al 33%. Entre tanto, entre las 12:00 p.m. y las 3:00 a.m. las muertes fueron 26 que representan sólo el 13%.A su turno, Matilde Parra, presidente de Asesnoc, conceptuó que una ciudad solitaria es más propensa al delito. Insistió en que la idea es que se pueda revisar la medida para mirar la posibilidad de retomar el antiguo horario.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad