Demandan reubicación de colegio presuntamente construido en sitio no adecuado

Diciembre 13, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción CartagoHoy
Demandan reubicación de colegio presuntamente construido en sitio no adecuado

Al parecer, parte de la edificación del Colegio El Ciprés está a 4 metros de la zona protectora de la quebrada Caracolí, cuando debía estar a 15.

El próximo 14 de diciembre la CVC inspeccionará la obra para determinar si se infringió la norma o no.

Una acción popular por edificar en un sitio no adecuado recae sobre el Colegio El Ciprés, construido por el consorcio C y G.La demanda fue interpuesta por el rector del Colegio Alfonso López Pumarejo, Jaime Pardo, quien argumentó que la obra está ubicada en un área de protección y cerca a la zona donde cae las aguas servidas del barrio El Ciprés Bajo, lo que pone en riesgo a la población estudiantil.Este mes él debía trasladar sus estudiantes a esta nueva sede, pero puso una tutela para derogar esa decisión, confiado también en el compromiso del alcalde electo Álvaro Carrillo de mantener la sede del Pumarejo donde se encuentra actualmente. Lubián Londoño, presidente de la veeduría Amor por Cartago, coincidió con Pardo en que algunas partes de la construcción están a cuatro metros de la zona protectora de la quebrada Caracolí, cuando las normas ambientales dispones que debe estar a quince.“En el momento indicado solicitaremos ser parte del proceso, como entidad ambiental. Esto es un caso similar al ocurrido con el malecón”, precisó.Pardo también solicitó una inspección por parte de la CVC, la cual se realizará el próximo miércoles 14 de diciembre, según informó Diego Barbosa, coordinador del proceso de administración de recursos de la Dar Norte de la entidad.Según el funcionario, todavía no se puede afirmar que se esté registrando una infracción de la norma, porque todo obedece a un proceso de la autoridad ambiental.No obstante, reconoció que si hay invasión de la zona protectora, Planeación Municipal no debió dar el permiso para la construcción.RespuestaEntre tanto, Germán Toro, director ejecutivo de la Red Alma Mater, gerente del proyecto en el marco de un convenio firmado con el Ministerio de Educación Nacional para la construcción de colegios con recursos de Ley 21, afirmó que no conoce la acción popular, pero que la responsabilidad recae sobre el Municipio.Ello porque, según él, éste entregó los diseños, las licencias y los estudios a la Red, que hizo la licitación y gerenció el proyecto.De hecho, Toro recordó que tuvieron varias dificultades con el consorcio C y G, pero que finalmente lograron entregar el centro educativo en junio pasado.CartagoHoy trató de contactar al ingeniero Fernando Ayala, subsecretario de Desarrollo Físico del Municipio, para conocer su posición al respecto, pero no fue posible.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad