Delincuentes hurtaron hasta los trofeos del Tino Asprilla de su finca en Tuluá

Noviembre 28, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Tuluá
Delincuentes hurtaron hasta los trofeos del Tino Asprilla de su finca en Tuluá

La finca 'San Tino' del futbolista Faustino Asprilla está ubicada en inmediaciones del ingenio San Carlos en Tuluá, Valle.

El hecho se registró en la madrugada de este martes cuando delincuentes ingresaron a la finca del exfutbolista y sustrajeron dos armas de fuego.

El robo millonario que le hicieron al “Tino” Asprilla, en su finca ubicada en la vereda San José, a 20 minutos de Tuluá, más que un revés económico para el exfutbolista tulueño, significa una pérdida muy grande en su parte sentimental.“No sé qué clase de ladrones son esos, llevarse esos trofeos que solamente me sirven a mí”, se lamentó el exintegrante de las Selección Colombia.Pues además de hurtarse nueve sillas muy finas para montar a caballo, dos televisores, dos equipos de sonido, dos armas de fuego y varios teléfonos celulares, los delincuentes se alzaron con todos los trofeos, las copas y las medallas que Faustino se había ganado a lo largo de su carrera profesional, especialmente cuando estuvo en Europa, en el fútbol inglés e italiano.Se le robaron además varias botellas de champaña, que hacían parte de su colección y que tenían como característica, una fotografía suya.“Esto nos tiene muy tristes y aburridos”, manifestó don Diego Asprilla, el padre del exfubolista tulueño, quien fue la primera persona de la familia que llegó a percatarse de lo que había sucedido.Según el coronel, Carlos Antonio Gutiérrez Martínez, subcomandante de la Policía Valle, el asalto se produjo el miércoles hacia las 6:30 p.m. cuando un grupo de diez hombres llegó hasta esa propiedad y sorprendió al mayordomo en el momento en que se disponía cerrar la puerta principal de la finca.Luego encerraron a ocho trabajadores, entre ellos tres menores de edad, en uno de los cuartos mientras los delincuentes recorrían cada una de las habitaciones de la casa principal, la que utiliza eventualmente el “Tino” cuando se encuentra en Tuluá.“Les dijeron que les entregaran un revólver calibre 38 largo y una escopeta y preguntaron por un fusil y por una caleta”, manifestó el coronel Gutiérrez.Se estima que los antisociales permanecieron en la finca San Tino por lo menos durante cinco horas, pues tuvieron tiempo, no sólo de empacar las joyas, los trofeos y los electrodomésticos, sino de tomarse varias botellas del licor que el “Tino” tenía en una cava.Precisamente, para tratar de identificar a los responsables de este hecho, técnicos especializados de la Sijín llegaron en un laboratorio de criminalística para recoger las huellas dejadas por los malhechores.Aunque aún no se sabe en qué vehículo se llevaron los artículos que se robaron, la policía recuperó algunos elementos, como un ventilador, unos bafles y un candelabro que los “cacos” dejaron abandonados en los cañaduzales por donde habrían escapado.Aunque para llegar hasta la finca del “Tino” Asprilla hay que pasar por un CAI de la policía y que la vía que conduce a ese predio está vigilada constantemente por hombres de seguridad de un reconocido ingenio de la región, nadie vio ni escuchó absolutamente nada.Por esa razón, las autoridades están ofreciendo una recompensa de veinte millones de pesos para quien suministre información que permita la captura de los responsables de este robo, que no sólo afectó las finanzas de una las grandes glorias del balompié colombiano, sino sus sentimientos, representados en sus trofeos ganados en la copa Italia, la recopa y la Uefa, entre otros títulos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad