Valle del Cauca tendrá que hacer más ajustes en sus finanzas

Febrero 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Valle del Cauca tendrá que hacer más ajustes en sus finanzas

Luz Dey Escobar, secretaria de Hacienda del Valle del Cauca en el gobierno de Héctor Fabio Useche, y Cecilia Tovar, titular de la misma dependencia en el mandato de Francisco Lourido.

La secretaria de Hacienda del Valle del Cauca afirma que la Gobernación tendrá que reducir sus gastos de funcionamiento. La anterior administración dice que se trabajó con gran austeridad.

Las cifras sobre la situación financiera del departamento del Valle del Cauca aún no son muy claras.La nueva administración hizo el cierre fiscal del 2011 y presentó un informe consolidado que indica que el déficit del Valle del Cauca sigue creciendo y que acumulado suma $111.648 millones.Pero el anterior gobierno asegura que las cuentas no son así y que la actual administración puede financiar $65.000 millones de ese déficit con recursos de ventas de activos, cruces de cuentas, cuotas partes, recursos propios, entre otras opciones que están estipuladas desde el año pasado.Sin embargo, más allá de quien tiene la razón en torno a las cifras de la región, la realidad es que el panorama futuro para el Departamento no es el mejor, si no se toman hoy los correctivos del caso, como por ejemplo hacer gestión para incrementar los ingresos tributarios, que el año pasado apenas crecieron 0,57%.Los empresarios del Valle reclaman que hay que mirar hacia adelante, ser propositivos y trabajar por recuperar la confianza de la región. Rodrigo Velasco, gerente de la Andi, considera que a la industria y a los ciudadanos les interesa es que se corrijan los problemas y que el departamento se proyecte a nivel nacional y para ello debe fijarse una verdadera estrategia de recuperación.Julio César Alonso, director de Centro de Investigación en Economía y Finanzas, Cienfi, de la Universidad Icesi, explica que la falta de recursos de la Gobernación causa rezago al aparato productivo y le resta competitividad a los empresarios, de ahí la importancia de que la región ordene sus finanzas y evite que éstas sigan empeorando. “El Departamento está preocupado en cómo tapar huecos y atender deudas y se olvida de la infraestructura y cómo mejorar los sistemas educativos y de salud. Mientras eso pasa, Antioquia y Atlántico, por ejemplo, que tienen mejores condiciones financieras, sí piensan en mejorar su competitividad”, explica.El presupuesto del Valle para el 2012 es de $1,3 billones, la deuda pública asciende a $156.000 millones, los cálculos del pasivo pensional superan los $2 billones y hay pretensiones por demandas en contra del Valle por más de $320.000 millones.La Contraloría del Valle inició una auditoría al cierre fiscal del 2011 del Departamento y los resultados se conocerán en poco tiempo. Por ahora, la actual secretaria de Hacienda, Luz Dey Escobar y la ex secretaria, Cecilia Tovar de Vargas, explican las diferencias que existen en el ejercicio fiscal del Valle durante el año pasado.“Los ingresos crecieron muy poco en la región”: Luz Dey Escobar, secretaria de Hacienda del Valle del Cauca¿Cuál es el actual balance de las finanzas del Valle?El informe consolidado que tenemos de las cifras nos muestran que hay un déficit de $111.648 millones, principalmente de tres fuentes, una correspondiente a recursos propios, la segunda de rentas cedidas y la tercera del Sistema General de Participaciones. El déficit del 2011 llegó a $45.000 millones, hay $34.000 millones que obedecen a cuentas por pagar que no estaban contempladas y que fueron reconocidas y conciliadas y otros $33.000 millones de anteriores vigencias.¿Qué le representa al Departamento tener ese déficit y cómo lo afecta?El déficit son cuentas por pagar que no tienen claro los recursos para financiarlas. Eso implica que este año hay que disminuir el gasto y abrirle espacio a esos compromisos. Lo que vemos es que el gasto se ejecutó frente a las proyecciones del presupuesto y no frente al ingreso real que tenía el departamento. ¿Es decir, que no se cumplieron las metas de ingresos?El año pasado los ingresos de libre destinación crecieron menos de 1%, sólo $2.000 millones y para este año el presupuesto aprobado por la Asamblea plantea un crecimiento de 16%, lo que implicaría aumentarlos en unos $60.000 millones. Eso es poco probable y no podemos taparnos los ojos ante esta situación, pues en los últimos años se creció muy poco y precisamente por trabajar con proyecciones que no se cumplen es que se genera el déficit. No queremos llegar a eso. El sólo hecho de no seguir aumentando el déficit ya es una medida importante y este año empezaremos a amortizarlo.¿Cuál es el plan de choque que tiene la administración para mejorar los ingresos?Ya se empezó con la disminución de los gastos de funcionamiento de las secretarías. Estimamos que se reducirán en 2012 unos $25.000 millones y tenemos que trabajar en la búsqueda de mejorar las rentas, de todas maneras cualquier estrategia se verá reflejada en el segundo semestre o en el largo plazo, por eso de manera inmediata las acciones son de control de gasto, golpeando el funcionamiento y no tanto la inversión.¿La actual situación del Valle reduce la posibilidad de inversión?Lo que golpea fuerte la inversión es la amortización del déficit, porque no todo se llevará a gasto. Este año el presupuesto de funcionamiento está en proceso de ajuste, estará cercano a lo que se tuvo el año pasado, con la expectativa de un ingreso mayor. La meta del Gobernador es que los ingresos crezcan 10% y se llegue a $373.000 millones, que requiere muchos esfuerzos de la administración.“Se liberó al Valle de onerosas obligaciones”: Cecilia Tovar, ex secretaria de Hacienda del Valle del Cauca¿Es cierto que la administración pasada dejó un déficit de $111.648 millones?No es válido decir que el déficit es de $111.000 millones cuando al mismo tiempo se dejaron de aplicar recursos por $65.685 millones que existen para financiarlo. La nueva administración tiene que revisar muchos temas y mejorar la presentación que están haciendo de las cosas.En el año 2011 se amortizaron $32.798 millones del déficit que se arrastraba desde el 2007, tenemos entonces que hubo una disminución real del mismo en $25.465 millones, lo que significa que el ejercicio fiscal del 2011 no generó déficit adicional, sino por el contrario superávit.¿Es decir que el déficit es menor?La presente administración debe conciliar los resultados del 2011 para obtener el déficit real; hacemos constar que fue una decisión administrativa dejar desfinanciadas cuentas que podrían haberse apalancado con recursos disponibles por concepto de recaudo de cuotas partes, de venta de activos, los saldos en los fondos de reservas, la aplicación del cruce de cuentas de salud y los recursos de la participación de licores, que suman $65.000 millones y cuyo ingreso inexplicablemente se reversó. La Gobernación cuenta con los recursos y las herramientas financieras para expedir los actos administrativos que permitan saldar el déficit.¿Pero el año pasado los ingresos no crecieron de la forma esperada?En términos generales los impuestos se comportaron según lo presupuestado; lamentablemente los gravámenes de consumo no aumentaron de acuerdo con el crecimiento de la actividad económica de la región debido a la influencia de medidas externas como los decretos de Emergencia Social. Por ejemplo, hay un mayor IVA al chance, una sobretasa del 12% al consumo de cigarrillos, lo que redujo los ingresos de libre destinación en 2010, en $11.000 millones y en $16.000 millones en 2011. ¿Qué estrategias se adelantaron el último año para mejorar las finanzas públicas?Entregamos el Departamento liberado de las onerosas obligaciones que se habían contraído con cargo a los ingresos corrientes de libre destinación de las vigencias futuras. De no ser desmontadas, el Valle hubiera tenido un déficit primario cercano a los $75.000 millones anuales hasta el 2020. También obtuvimos un cupo de endeudamiento por $75.000 millones que hoy se puede usar.¿Considera que se hizo un buen manejo financiero del Departamento? Nuestro objetivo en el año que estuvimos fue arreglar problemas y generar recursos para cubrir el déficit de las vigencias anteriores, mediante esfuerzo fiscal y en aplicación de una estricta política de saneamiento.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad