Valle del Cauca necesita $250.000 millones para paliar invierno

Diciembre 10, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Valle del Cauca  necesita $250.000  millones para  paliar invierno

Así lo aseguró anoche el gobernador del Valle, Francisco Lourido, quien precisó que en la región los más afectados son los sectores agropecuario e industrial, así como las vías.

El Valle del Cauca necesita por lo menos $250.000 millones para enfrentar los estragos de la ola invernal. Así lo aseguró anoche el gobernador del Valle, Francisco Lourido, quien precisó que en la región los más afectados son los sectores agropecuario e industrial, así como las vías. El Mandatario comentó que en teleconferencia con el presidente Juan Manuel Santos le hizo un llamado de urgencia para atender dos aspectos prioritarios.“El primero es ver cómo podemos tener recursos rápidamente para la reparación del dique del distrito de riego del norte del Valle (Asorut) y el segundo, ayudas de la Nación para que los alcaldes tengan cómo poner a operar la maquinaria que les permita arreglar sus caminos y enfrentar los derrumbes, que tienen a la región en serios problemas”, precisó el Gobernante. A su vez, el ministro de Transporte, Germán Cardona, quien se encontraba ayer en Cali, le pidió al gobernador Lourido que priorice las necesidades de la región, para así hacer un inventario general y poder gestionar las ayudas.Del mismo modo, ayer se instaló formalmente la Sala Estratégica de Respuesta, SER, que durante las 24 horas del día se dedicará a atender la emergencia invernal en la región.“Se trata de que haya un manejo adecuado y fluido de la información, para atender de mejor manera cada situación que se nos presenta con las persistentes lluvias”, dijo el Mandatario seccional. En la sala, que está en el piso 14 del edificio de San Francisco, habrá de manera permanente personal de las secretarías de Gobierno, Salud, Infraestructura y personal de los organismos de socorro. Situación en la regiónDe otro lado, se conoció que ayer en Versalles había una amenaza grave de avalancha debido a que un nuevo deslizamiento de tierra tiene represado el río Cañones. Un primer peligro de amenaza se dio la semana pasada, cuando se tuvo que desalojar a 300 familias en el corregimiento de Puerto Nuevo, sitio donde resurgió el peligro. “Las familias ya habían vuelto porque el río rompió su represa naturalmente sin causar daños. Pero ahora la amenaza es más alta, dado que hay represamiento de unas dos cuadras. Esperamos que para hoy terminemos de sacar a la gente a vivir en carpas en la parte alta, ya que no se quieren ir para albergues”, explicó Claudia Martínez, coordinadora del Clopad local.A esto se le agrega que en el mismo sitio fue detectado un pedazo de tierra de por lo menos un kilómetro que está a punto de desmoronarse.“Por ahora los funcionarios están tratando de lidiar con la represa que ya está. Pero mientras siga el invierno es muy peligroso vivir allí. De todos modos, ha ayudado un poco que el clima ha estado variable y que algunos días nos ha visitado el sol”, añadió Martínez.Crecen las pérdidas en el agro por ola invernalEl último reporte de los agricultores colombianos afectados por ola invernal dio cuenta ayer de pérdidas por $881.000 millones debido a las inundaciones en centenares de fincas, haciendas y granjas avícolas en todo el país. Inicialmente las pérdidas habían sido calculadas en $800.000 millones, pero a medida que llegan los informes de diferentes regiones, el panorama es considerado aún más crítico. Se trata del segundo informe que en ese sentido emitió la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, tras un encuentro con funcionarios del Gobierno para evaluar la emergencia.El total de áreas perdidas y afectadas por la coyuntura climática, según los productores del sector, asciende a 195.885 hectáreas. Si bien es cierto que la producción agropecuaria en general se ha afectado, los cultivos con los mayores perjuicios son palma, papa, cereales, arroz y caña azucarera.El presidente de la SAC, Rafael Mejía, indicó que en conjunto se estima que el sector ha dejado de producir alrededor de 418.792 toneladas de alimentos por cuenta del invierno.Los productores creen que deberán enfrentar el problema invernal en promedio hasta enero, aunque se encuentran en alerta porque de llegar a ser más largo el periodo invernal la situación se haría mucho más grave.Dentro de las medidas de mayor urgencia para contribuir a mitigar los daños por causa del invierno a los productores y empresarios del sector, están el mejoramiento, construcción y mantenimiento de la infraestructura vial, así como la infraestructura para el manejo de aguas. Sin dejar de lado las medidas económicas que aliviarían la situación crediticia y financiera de los productores, destacó el dirigente.El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, corroboró el impacto del invierno en el agro, al señalar que “el panorama es muy difícil”. Alrededor de un 4% de las hectáreas dedicadas a la agricultura se encuentra inundada, mientras la caficultura con el 40% con roya más el impacto invernal, supone que la cosecha del grano no superaría los ocho millones de sacos para el próximo año.El funcionario reconoció que la menor producción agrícola y pecuaria le restará velocidad al sector en materia de crecimiento dentro del Producto Intrerno Bruto, PIB.Restrepo ratificó que para evitar un eventual desabastecimiento de productos básicos en la canasta familiar, el Gobierno autorizará la importación de alimentos el año entrante, a fin de evitar brotes especulativos en los precios.Por su parte, el presidente de Fedearroz, Rafael Hernández, dijo a El País que el invierno afectó unas 20.000 hectáreas de cultivos, especialmente en la zona de La Mojana. Pero indicó que otras siembras no han sido afectadas por las lluvias hasta el momento.Aunque la Secretaría de Agricultura del Valle no ha entregado un balance oficial, se dijo extraoficialmente que alrededor de 10.000 hectáreas de cultivos de caña, papaya, maracuyá, uva, pimentón, maíz y otras frutas, han sido afectadas por las inundaciones en la zona norte.A pesar de que a la fecha no hay escasez general de alimentos, se estima que en el primer trimestre del 2011 podría haber un alza en los precios al reducirse su oferta.270 días tardaría la recuperación de las tierras agrícolas inundadas en el país, estimó la SAC.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad