CVC advierte que lluvias en el Valle tendrán su pico más alto a finales de octubre

CVC advierte que lluvias en el Valle tendrán su pico más alto a finales de octubre

Octubre 19, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
CVC advierte que lluvias en el Valle tendrán su pico más alto a finales de octubre

Entidades realizan descolmatación del río de Tuluá a su paso por la zona urbana del municipio para prevenir inundaciones.

Varios municipios del Valle se han visto golpeados por la ola invernal, organismos de atención de emergencias piden a la comunidad mantener alertas ante posibles inundaciones.

Las lluvias se incrementarán y tendrán su pico más alto a finales de octubre, confirmó la CVC y pidió a las autoridades, organismos de socorro y comunidad mantenerse alertas para enfrentar cualquier emergencia.

Diferentes municipios del Valle como Buenaventura ya se han visto afectados por la temporada invernal. 

La CVC precisó que el mes de septiembre terminó con un superávit del 6%, es decir que tal como lo había anunciado, las lluvias tuvieron un comportamiento acorde con los promedios históricos, debido a que no hubo influencia de fenómenos climáticos como 'El Niño' o 'La Niña'.

"En consecuencia, esperamos que las precipitaciones aumenten a medida que transcurra el mes de octubre, que se presente el máximo pico a finales de este mes y comienzos de noviembre", explicó Saúl Ramírez, técnico metereológico de la CVC, quien agregó que dado que la previsión del fenómeno de 'La Niña' ha bajado a débil o neutral, las condiciones seguirán ajustadas a los promedios históricos.

En Buenaventura, los desbordamientos de los ríos Dagua, Anchicayá, la quebrada El Venado, mantienen al puerto en estado de alerta.

Uno de los sitios más golpeados por el invierno es Zacarías, donde 157 viviendas fueron afectadas por el desbordamiento del río Dagua.

“Las pérdidas aumentan por los cultivos pero hasta el momento no tenemos el número de hectáreas afectadas”, precisó Héctor Fabio Montaño, director de la Oficina de Gestión de Riesgos de la ciudad.

De igual manera, en el sector de Córdoba se presentó el desbordamiento de la quebrada El Venado que se llevó parte de la vía dejando incomunicado a parte de sus habitantes. En el lugar se está adelantando el censo para cuantificar las pérdidas.

En zonas como Anchicayá y San Juan se desconocen las pérdidas porque hasta el momento la Oficina de Gestión de Riesgo no ha visitado la zona.

Por su parte, Guillermo Arango, director de la Oficina de Gestión del Riesgo de Palmira, destacó que excepto unos vientos que el pasado fin de semana provocaron daños en algunos techos de unas viviendas en la vereda El Chontaduro, y un deslizamiento de tierra que taponó el acceso a una propiedad privada, en el sector del Mesón, en el corregimiento La Buitrera, hasta el momento la situación está bajo control.

El coordinador del Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo de Tuluá, Edwin Triana, aseguró que la afectación de las lluvias que se han registrado en los últimos días, ha perjudicado especialmente la zona rural de este municipio.

De acuerdo con el funcionario, las granizadas y vendavales que se han presentado en la zona montañosa de Tuluá, han dejado a la fecha 70 familias afectadas en el corregimiento de Puerto Frazadas y de las veredas Tochecito, El Diamante y La Mansión, en donde los campesinos perdieron sus cultivos de plátano y café.

De igual forma, Triana indicó que un aguacero muy fuerte que cayó el pasado sábado causó inundaciones en algunos sectores de la ciudad como en el barrio La Bastilla en donde los sumideros de aguas lluvias fueron insuficientes.

Asimismo, aseguró que los fuertes vientos derribaron ese día algunos árboles en la carrera 40, en la Avenida Cali y en el parque infantil Julia Escarpeta.

"Afortunadamente, desde principios del año se empezó a hacer un trabajo de descolmatación del río Tuluá a su paso por la zona urbana, lo que nos garantiza que en el caso de crecientes súbitas no se van a presentar desbordamientos del afluente”, manifestó.

De otro lado, los organismos de atención de emergencias de Cartago realizan un monitoreo permanente a los niveles del río La Vieja para prevenir inundaciones en sectores cercanos al afluente como La Playa y La Arenera.

El sargento Jairo Bernal, jefe operativo de bomberos, afirmó que las inundaciones se vieron en sectores urbanos por el relleno de sumideros de basuras.

Por su parte, el director municipal de gestión del riesgo, David Llano, dijo que el mayor incremento de caudal de La Vieja ha sido estos días de 50 centímetros por los aguaceros recientes.

Las recomendaciones de los organismos de atención de emergencias a la comunidad, incluyen:

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad