"Cumplí y fui más allá de pagar la deuda": Ubéimar Delgado

Diciembre 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Judith Gómez Colley, editora de poder

El saliente gobernador del Valle, Ubéimar Delgado.

El saliente gobernador del Valle, Ubéimar Delgado, dice que su gestión ha sido seria, honesta y transparente.

Convencido de que en los tres años y medio que estuvo al frente del departamento hizo las cosas bien, el gobernador del Valle del Cauca, Ubéimar Delgado Blandón, cierra el  capítulo de su vida pública en cuanto a  elecciones populares, pero no en la política, donde seguirá apoyando a otros  para que logren sus metas. Lea también: El balance que le deja al Valle del Cauca, el paso de Ubéimar Delgado.

Pese a las críticas y a las últimas actuaciones  que lo han dejado en entredicho, Delgado hace una férrea defensa de su gestión e incluso va más allá  y dice que en  el Valle “no se perdona el éxito” ni se reconocen  esfuerzos como el  pagar la gran  deuda que tenía el departamento.

Asegura que no queda en deuda con el Valle porque “fuimos más allá del cumplimiento de nuestro deber y dejo obras que mostrar”.

¿Cree que le  cumplió  al Valle?

Sí. Encontré un departamento quebrado.  Creíamos que la deuda era de $200.000 millones, pero al hacer el acuerdo con los acreedores, esta superó los $643.000 millones.  Persuadimos a la Asamblea de aprobar la Ley 550 para someternos a ella. Me criticaron  porque hice un acuerdo a 5 años y no a 8 ó  10. De los $643.000 millones,  al 30 de noviembre ya pagamos $412.000 millones,  y dejamos en bancos $163.000 millones. Al sumar   son $575.000 millones; pagamos el  90 % de la deuda.   Para el  2016 solo se deben $68.000 millones. 

La nueva gobernadora, si quiere, puede pagar todo, porque quedan presupuestados $170.000 millones.  Paga $68.000 millones y le quedan $100.000 millones. Así demuestro que    con un buen manejo de los recursos públicos, hemos logrado este éxito, que no se ha reconocido en el Valle,   pero el Ministerio de Hacienda,   Planeación Nacional y la Contraloría General  sí lo hicieron.

Le cumplí al Valle   en este tema, que era el más crítico. No eran deudas de  otros gobiernos. Soy el único gobernador que no hice créditos para que pague el otro. El resultado de pagar  nos permitió acceder a la categoría especial. Estamos blindados.

¿Qué fue lo más difícil?

Ordenar la casa. Las rentas no daban lo que tenían que dar, por eso  hice  una reestructuración  y creamos la Unidad de Rentas y  modernizamos equipos para salir adelante.   Parte  de eso fue  retomar el  recaudo del impuesto automotor, que era por ley hacerlo. Eso nos evitó pagar $5000 millones al Centro de Diagnóstico Automotor del Valle,  CDAV. 

Buscamos  parar la corrupción. Invertimos $1600 millones en eso, $1200 millones  los dio la Federación de Departamentos y la Gobernación aportó $400 millones.  Pero además solicité a la Fiscalía General que se investigara en forma encubierta el desangre a la boleta fiscal. 

Pero  no se ven resultados…

No los ha habido de parte de la Fiscalía. Ojalá los diera.

¿O sea que  no le quedó ninguna tarea pendiente?

Para nada. Fuimos más allá del cumplimiento de nuestro deber. Por ejemplo, encontré las vías terciarias acabadas y las recuperamos. Entregamos empresas de  maquinarias a los municipios para que arreglaran vías y caminos vecinales  y se pudiera reactivar la agricultura. Fuimos piloto nacional en eso.

Le reconocen como un  logro el manejo financiero del Departamento, pero para muchos sectores no hay  más que mostrar…

Les puedo demostrar que sí hay  mucho más allá de pequeñas obras que  mostrar. Son obras grandes  en un Departamento quebrado. Con las uñas pagamos deuda e hicimos más. Dejo la recuperación de las vías terciarias  y la maquinaria, donde  se invirtieron más de $39.000 millones.  Eso  no lo ven en Cali.

A Cartago le dimos $10.000 millones y la Aerocivil, cuando estaba Santiago Castro,  puso el resto para hacer la     vía al aeropuerto Santa Ana. Se invirtieron  $14.000 millones, Se destinaron  más de $58.000 millones, con  regalías  y  recursos del departamento para la vía Tuluá-Riofrío-Trujillo-Salónica. También el malecón de Buenaventura, cuando la Nación  aforó $5000 millones,  la Gobernación puso  $15.000 millones y Buenaventura $7000 millones. Ya se  iniciaron las obras. Está el puente de Juanchito que se repotenció a 40 años.  Le entregué el agua a Candelaria, Villagorgona, con un costo de $17.000 millones. A cada municipio le dí $1200 millones para   el programa de gobierno de su alcalde. Irrigamos obras por todo el Valle. Los que  creen que no he hecho más que pagar  la deuda, les digo que eso  está en segundo lugar,  pues en  el primero  están  esas obras macro. 

Dice que  cumplió con todos los municipios, pero  en  Buenaventura, Palmira y otras ciudades se afirma que usted estuvo ausente…

Eso no es cierto. En Buenaventura hacía consejos de seguridad cada seis meses, invertí más de  dos mil millones  en   titular predios.  Solicité la militarización y  he denunciado la minería ilegal. En Buenaventura es donde mejor me va en las encuestas. A Cali le entregué $30.000 millones para  internet en colegios. A los 42 municipios les invertí.

La situación de la Licorera es grave, no se ha cumplido  la  meta de vender 11 millones de botellas, los trabajadores dicen que la quebraron ¿qué responde a eso?

Recibí la Licorera quebrada y sin comercializador. Un  exabrupto   en  la ILV fue  desprenderse  de las ventas directas que hacía la Secretaría de Hacienda.  La tercerización fue  un error. Otro  fue entregar esa comercialización a una  firma, debió ser a varias, para  la libre competencia y buen mercadeo.  Hubo una  secuencia de errores, como quitar el contrato a Dimerco, que demandó, pero nosotros ganamos.  

Uno de los puntos de mi  gobierno fue la defensa judicial. Logramos defender  la Gobernación y dejar de pagar $300 mil millones en demandas.  Les  cumplí a los vallecaucanos en la defensa judicial y en parar la corrupción. Es probable que haya situaciones que no se han podido controlar,  como la boleta fiscal.

Además en la ILV había un desangre, robo de licores, y a eso se suma el patrocinio de fiestas en los municipios, fundaciones y hasta discotecas, que no le retornaban nada a la industria y que logramos reducir.

¿Por qué no acabó el contrato con el comercializador si no cumplía?

Porque está en un tribunal de arbitramento. 

Hay la percepción de que  a usted le quedó grande la crisis del HUV e incluso se dice  que eludió la responsabilidad con esa institución...

Eso es una exageración. Cuando llegué a la   Gobernación el 6 de julio de 2012  encontré el HUV quebrado, se lo    quite a la política y  se lo entregue a la Universidad del Valle, porque se lo habían quitado. Ese fue el primer acto de gobierno, que no es pasar de agache, es tomar el toro por los cuernos y  fue una decisión fuerte. Además de los  12 hospitales departamentales, 11 estaban quebrados. El  de  Buenaventura estaba mal administrado,  había corrupción y lo saquearon. ¿Dónde están los entes de control y la Justicia  que deben resolver esa situación?¿Por qué no aparecen los que se robaron los hospitales de Buenaventura y Cartago?  

Con el HUV no solo estamos a paz y salvo sino que hemos ido más allá, de  los ahorros del pago de la deuda, les entregamos una plata.

Pero esa era su  obligación...

No, que pena. Estamos a paz y salvo y cumplimos con lo que tocaba, que eran  las transferencias del régimen subsidiado y lo que debe  hacer la Gobernación.  Pero los $8500 millones  que se entregaron  era una donación que hizo la Gobernación con  el permiso de la DAF. Eso es cumplir mucho más allá, eso es dar la cara  y hacer  las cosas como se deben. Al resto de  hospitales  les dimos más de tres mil millones. La salud queda oxigenada. Como presidente de la Junta Directiva de Infivalle acabo de autorizar  un crédito de $20.000 millones al HUV. 

Una de las quejas es que usted no iba a  las juntas directivas de las entidades,  entre ellas la del HUV...

Si voy, lo que pasa es que son 120 juntas  y cómo hago para ir todas. 

En las últimas semanas usted ha tenido actuaciones  que se ven como   indelicadas para con el Gobierno entrante,  por ejemplo, la elección  de gerentes de la ERT y Acuavalle donde deja  amigos suyos en esos cargos, lo que  se lee como una muestra de politiquería...

Eso es un triste  canibalismo. Aquí no hay vallecaucanismo sino vallecaucanibalismo, porque en el Valle  no se  perdona el éxito. Si alguien tiene éxito hay que buscarle  el error. Estoy mostrando que este gobierno ha sido transparente, honesto, serio, responsable, de manos limpias. Tanto en  CVC, Acuavalle, ERT y la Universidad  del Valle se debían elegir en el último trimestre sus gerentes.

¿Pero modificaron estatutos en la ERT para  el periodo del gerente?

Eso no es cierto, lo que se hizo fue   acoplar la  Ley 142 a la 1341,  en materia de las TIC. Desde que llegué  a la Gobernación los  miembros de la junta argumentaron que debía hacerse una asamblea para eso. En marzo de este año se propuso ampliar  el periodo  del  gerente de 2 a 4 años, me negué, pero insistieron y lo pasaron de 2 a 3 años. No  dicen la verdad completa y eso se convierte en una gran mentira. 

Y no era mejor dejar esos procesos marchando y que el nuevo gobierno escogiera  los gerentes...

¿Y también hacíamos lo mismo con la CVC y la Univalle? Yo me atemperé a la ley. Son injustos conmigo. Yo obro según mi conciencia. Mucha gente creyó que    iba a ser maniquí. No soy títere ni maniquí de personas o sectores empresariales,  porque además esta es una sociedad elitista, corrupta y desigual. A mí no me mandan  sino Dios y el pueblo.

Se afirma que  decidió elegir esos funcionarios porque la nueva Gobernadora no le dio las  secretarías que usted pedía. ¿Que dice de eso?

Eso es un absurdo. Dilian puede decir si en campaña o antes le pedí algo. Después de elecciones hay consultas, no a mí, pero hay senadores y representantes de la Fuerza Social (su movimiento político). Con Dilian tengo buenas relaciones y no hay roces.

Posesionar al gerente de Acuavalle, pese   al fallo de tutela que ordenó anular esa elección, no es un acto de arrogancia y de mostrar que hace lo que quiere...

Cuando el hijo de Rafael Núñez le dijo ‘Papá yo quiero hacer política’, este le contestó: ‘Si quieres hacer  política deberás tragar sapos sin hacer gestos y aprender a soportar el odio’. Los que están en el servicio público les toca soportar el odio y más  en este vallecaucanibalismo. Aquí no se valora el éxito, ni el buen trabajo.  Esos caníbales por qué no ven que pagué el 90 % de la deuda y  no hice créditos, dejé obras en todo el Valle, recibí   una red de salud y  una licorera quebradas. También  la Imprenta y la Beneficencia  quebradas y quedan en recuperación. Telepacífico, quebrado y lo entrego como el canal más importante del país.

¿Cree que no  le reconocen su gestión?

No. Creo que la  mayoría del pueblo la reconoce, porque cuando voy a los municipios  me dan condecoraciones,  la gente se me arrima y me piden muchas fotos, o sea que sí reconocen. Salgo bien en las encuestas. En Cali, el alcalde todo el año ha estado con opinión en contra, en cambio  yo  la tengo favorable.

¿Qué responde  a los que aseguran que es uno de los gobernadores más malo y mediocre del Valle?

‘Por sus obras los conocereís’, dice la Biblia. No hay peor ciego o sordo que el que no quiere ver u oír.  Yo recibí un departamento sin una sola obra para inaugurar y he terminado casi 200 en todo el Valle, y dejo más de 100 iniciadas, ¿eso es malo? Eso es injusto por parte  de personas que no valoran. Son opiniones aisladas. Recibí críticas inmisericordes y he hecho cosas buenas.

Los malos gobernadores fueron los que abusaron del erario público y endeudaron al Departamento. Los que vendieron las acciones de la Gobernación en la Sociedad Portuaria y  Epsa  a precios irrisorios, o los que  construyeron una nueva sede de la ILV a precios onerosos cuando a mínimo costo se podía modernizar. ¿Qué gobernador en los últimos 50 años  ha hecho lo que yo hecho: pagar la deuda en tres años y medio? Es una hazaña que la historia reconocerá. Digo lo  que decía Álvaro Gómez: ‘Preocúpese el político que no hablen mal de él, porque lo importante es que hablen mal y bien, y más mal que bien para que la audiencia esté atenta’.

Relaciones¿Cómo terminan sus relaciones con el  Presidente?Un poco mejor. Reconozco que, desde que hice unas críticas fuertes,  le están parando más bolas  al Valle.  Hay una  mejor atención, más voluntad política del Gobierno. Pero los ministros vienen   a inaugurar obras con  nuestra  plata, nos dan bananas y se van con la caja. En 2011 al Valle le asignan $27 billones,  pero el Gobierno solo ejecuta $16,8 billones. Del primer mandato de Santos nos quedaron debiendo $10 billones,  que servían para hacer una doble calzada sin peajes a Jamundí  ,  en   Candelaria y  generar empleo o  educación en el Pacífico.   El Valle le  tributó a la Nación $42,9 billones   y en  Bogotá se quedaron $26 billones.  De los  $16 billones que nos dieron, vienen los ministros a pasearse e inaugurar vías con nuestra plata. Creen que somos  pendejos, que aún  usamos taparrabos y que nos engañan   con espejos. No, el Valle del Cauca merece respeto y se deben unir  empresarios, gremios, bancada parlamentaria, la sociedad para no ser plato de  segunda mesa a nivel nacional
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad