“Cuando me metí a la política asumí los riesgos que eso trae”: Dilian Francisca Toro

“Cuando me metí a la política asumí los riesgos que eso trae”: Dilian Francisca Toro

Marzo 03, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Judith Gómez C., editora de Poder
“Cuando me metí a la política asumí los riesgos que eso trae”: Dilian Francisca Toro

Exsenadora del Partido de la U, Dilian Francisca Toro.

La exsenadora, a quien la Fiscalía le debe definir su situación jurídica, habló de su proceso por lavado de activos y de su futuro. “No me arrepiento de estar en la política”.

A pesar de la compleja situación por la que atraviesa, la exsenadora Dilian Francisca Toro quiere mostrarse como la política combativa de siempre, pero al hablar de su proceso y de sus casi ocho meses de detención, parece derrumbarse por momentos.En el Centro de Estudios Superiores de la Policía, en Bogotá, donde está recluida, no se cansa de repetir que es inocente del delito de lavado de activos que se le imputa por la compra de tres fincas que hizo la empresa de la que es socia. Confiesa que, pese a las dificultades que padece, no se arrepiente de haberse dedicado a la política y que al meterse a esa actividad asumió los riesgos que eso trae, pero dice no entender “porqué le tienen tantas ganas”.Luego de ocho meses de estar detenida aquí, ¿cómo se siente?Bien, dentro de lo difícil que es todo esto. La estadía acá me ha servido para valorar muchas cosas, que de pronto cuando estaba afuera no lo hacía. Creo que esa ha sido mi mayor enseñanza. Me he dedicado a estudiar. Estudio Gobierno y políticas públicas, inglés e historia. Lo más importante de todo esto es que me he reencontrado con mi hijo, con mi familia. He fortalecido mi unidad familiar y he tenido un fortalecimiento espiritual grandísimo.¿Qué ha sido lo más difícil de este proceso?El sufrimiento que tiene la familia, que es la que más sufre, mi papá, por ejemplo, tiene problemas del corazón y pulmonar, no me ha podido visitar, porque anda con oxígeno las 24 horas y así no puede venir, habló con él por Skype, mi mamá viene. Ellos son los que más sufren, mi hijo. Eso es lo más duro. Del resto he estado trabajando en mis estudios y fortaleciéndome espiritualmente.En la última entrevista que le hice, unas semanas antes de que la detuvieran, le pregunté sí temía terminar su vida política en la cárcel y me dijo que no. Hoy, tras ocho meses estar detenida, piensa lo mismo o cree que ha llegado su final en la política?No, uno está preparado para todo y tiene que estarlo, más cuando uno trabaja en la vida pública y allí tiene enemigos, personas que no lo quieren y se generan odios que se revierten en investigaciones, porque mandan anónimos y hacen una labor soterrada. La gente que ve que uno sale adelante, como en mi caso, tiene ese riesgo y yo cuando me metí a la política asumí el riesgo, por esa vez le dije que yo estaba preparada para todo, por ser una persona pública.Pero hay una cosa importante, ahora que ya la Corte me ha realizado toda la investigación, llamó a todos los testigos y los interrogó, me siento mucho más optimista, porque es que yo soy inocente, siempre lo he dicho. Pienso que esto ha sido una injusticia, el haberme detenido, pero yo tenía que darle la posibilidad a la Corte de que escuchará los testigos, a las personas que vendieron las fincas, que no los conozco ni nunca los he visto, al representante de la sociedad que compró, que era mi esposo. Yo no he hecho ninguna transacción, siempre las hizo el representante legal. La Corte llamó a los testigos y esas personas dijeron que no me conocen, que no hicieron negocios conmigo, incluso hay certificaciones que les pedimos a los ingenios, de que yo nunca he hecho negocios con ellos ni con nadie, los hizo la sociedad Ceiba Verde. Con esa certeza se corrobora lo que yo decía desde el principio, que soy inocente, que no tengo temor alguno, creo que las cosas van a salir bien y eso me tiene optimista en este proceso.Si no hay testimonios ni pruebas en su contra y dice que es inocente, ¿por qué sigue detenida?Porque tengo que esperar el final del proceso. Soy respetuosa de la ley, la justicia y sé que Dios me va ayudar y la justicia, con todas estas pruebas se va a dar cuenta de la verdad y de que no he cometido ningún acto ilícito y que soy inocente. Por eso tengo que esperar. Por ejemplo, el jueves, mi abogado presentó las conclusiones finales, porque la Corte cerró la investigación y llamó a todas las personas que debía escuchar para aclarar dudas, después de eso hay un cierre de la investigación y ahora vienen las conclusiones y ahí se pidió la preclusión del proceso.Luego viene un término para que me definan que decisión van a tomar, en este mes la tomarán.Usted dice que está tranquila, segura, que es su percepción, pero del otro lado puede haber otra percepción ¿no teme ser condenada?Todo puede pasar, pero yo he creído siempre en Dios y en la justicia, por supuesto y he tenido la convicción siempre de que si yo soy inocente no me pueden condenar. Tengo una fe inmensa en Dios , que es justo, que sabe que no he cometido un acto ilícito, que yo simplemente autorice una compra, que solo soy una socia, que los bienes se compraron de buena fe, con dinero que prestó el banco, porque nosotros no teníamos plata. Fue el banco el que hizo el estudio de los títulos, el crédito, cuando uno ve que las cosas de hicieron bien por el representante legal y que como socia no actúe, uno tiene que pensar que la justicia tiene que verlo y más aún con lo que dijeron los testigos, tengo fe en que me declaren inocente.¿Es inexplicable que el representante de la sociedad Ceiba Verde, su esposo, que compró los bienes, no esté detenido y usted sí?Pienso que el representante legal tenía que explicar cómo hizo las transacciones, pero yo estoy segura y ahora mucho más, que las cosas se hicieron bien y además he consultado otros abogados para saber si había un acto ilícito en la compra, tenía que cerciórame de que las cosas se hicieran bien.Pero, ¿en el momento en que debía cerciorarse no lo hizo?En ese momento no, pero tenía mucha confianza en el representante legal que es Julio César ( esposo), porque él es una persona con mucha experiencia, hace 30 años compra y vende bienes, yo no sé de eso, yo soy médica y mi labor y trabajo es la política, esa es mi profesión. No sé ni siquiera cómo es un certificado de tradición, porque yo nunca hago las transacciones, pero le quiero decir que él las hizo bien, porque luego cuando empezamos a mirar el tema, le dije: Yo quiero ver qué fue lo que hiciste, el me muestra todos los papeles y lo del banco, no vi nada él, pero quien debería dar las explicaciones, y eso lo tengo claro, es el representante legal de la firma, no la socia.A su esposo lo indagó la Fiscalía, ¿cómo avanza ese proceso?Sí, ya a él lo están investigando y ha aportado todas las pruebas y testimonios suficientes.¿Siente que está aquí detenida por exceso de confianza?No, no, primero mi profesión no es comprar bienes, simplemente hice una sociedad, donde también está mi cuñado, para poder aumentar el patrimonio, por supuesto, que es lo que hacemos todos y se le dio la representación legal a Julio, por ser experto en el tema. Él ha hecho más o menos 120 o 130 transacciones con la sociedad Ceiba Verde y con diferentes personas y empresas y han sido buenas, entonces, ¿yo por qué iba a desconfiar de él y que estaba haciendo algo malo?, no desconfié nuncaMejor dicho, ¿usted está aquí enredada por ‘firmona’?Pues, prácticamente porque firmé la autorización de la compra y de la hipoteca de la finca al banco. Además la finca ya no es de nosotros, la compró un ingenio, imagínese si un ingenio, que hace tantos estudios, no le vio nada y la compró. Lo mismo el banco, que si hubiera visto algo no nos da el crédito. Fue el banco el que dio el aval, nos prestó y la hipotecó. Entonces, ¿los ingenios, que compraron con la misma tradición, si compraron de buena fe y por qué nosotros no?, que también hicimos una compra de buena fe.La Corte cuando le dictó la medida de aseguramiento dijo que usted actuó de manera consciente y voluntaria, es decir que sabía cuando compró las fincas que al parecer era de origen ilícito y era de reconocidos narcotraficantes del Cartel de Cali y el Norte del Valle y al adquirirlas se volvieron lícitas. ¿Cómo se explica que una persona preparada y de su nivel no estuviera consciente de lo que hacía?¡Qué tal!, ¿por qué voy yo a saber que una finca que va comprar el representante legal de la sociedad fuera del narcotráfico? Las fincas las tenían alquiladas los ingenios, ¿entonces los ingenios también sabían? No era de dominio público que esas fincas fuesen de narcotraficantes, incluso hoy no se sabe de que supuestos narcotraficantes eran, todavía no sabemos, porque decían que el Interorbe era de Phanor Arizabaleta y yo pedí que lo llamaran a declarar y él dijo que no era de él ni esa empresa. Incluso hay una carta que él envío, hace dos o tres años, donde dice que no nos conoce y que la finca no era de él.Hoy ni siquiera la Corte, con todo lo que ha investigado, pienso que no sabe de que narcotraficante fue la propiedad, entonces, ¿por qué yo tengo que saber?, cuando no tenía ni idea de cuál era la finca que se iba a comprar, yo no la conocía, la vi a los seis meses.Podría ser explicable que no se supiera de quién era una de las fincas, pero tres…Son tres y son las mismas dudas.¿Pero causa curiosidad que en el campo, donde casi siempre todo se sabe no se escucharan rumores de los dueños de esas propiedades?Nunca se oyeron rumores, además eran dos fincas muy cercanas que se compraron al mismo tiempo, el banco hizo el estudio de créditos, casi al mismo tiempo, otro ingenio compró con la misma tradición con la que compramos nosotros, por qué iba a pensar el representante legal que esa era un finca de narcotraficantes, como dicen.Pero también parece poco creíble o inexplicable que nadie supiera que personas conocidas como Phanor Arizabaleta o Víctor Patiño Fomeque tuvieran propiedades por la zona…Puede mirar todos los testimonios y nadie ha dicho que supiera que esas fincas pertenecían a ningún narcotraficante, no mencionaron a ninguno de ellos ni a otro. Yo fui la que pedí los testimonios de ellos, que ni nos conoce. Ahí tenemos un antecedente y es la extorsión que nos hicieron en el 2008, Julio compró la finca en el 2005, nos llamaron que teníamos que entregar la finca porque si no me hacían un escándalo, nosotros denunciamos eso, hemos sido las víctimas del proceso y resulta que ahora yo soy la victimaria.La Corte también calificó como grave su actuación al decir que usted pudo evitar el delito de lavado de activos, porque este es prevenible…Si la misma Corte hoy todavía no sabe si las fincas eran de narcotraficantes y de cuáles eran, cómo iba a hacer el representante legal para saber que eran de narcotraficantes, en el 2008 fue que empezamos a oír eso, con lo de la extorsión.¿Cuál fue el valor real de esas fincas, porque la Corte dice que compraron por menos precio?Entre las dos fincas fueron como $1.400 millones o algo así. Cuando el banco prestó estaba seguro que no había problemas con el predio ni que se estaba haciendo lavado de activos, porque el banco no se iba a exponer a hipotecar con ese problema, por eso yo tenía la confianza en el representante legal. Si uno acude a un banco es porque al comprar un predio usted va ir blindada en todos los temas. Todo fue legal, con cheques de gerencias y créditos. Actuamos de acuerdo con la ley, con certificado tradición limpio, con crédito de banco, hipotecando.¿O sea que el banco falló en los estudios?Pues el banco fue el que nos dio la certeza, se la dio al representante legal de que las cosas estaban bien con esas fincas, tanto que ya no son nuestras, la vendimos a un ingenio, que corroboró los certificados de tradición. No he visto en la ley que diga que el comprador tiene que investigar al vendedor.En Cali se escucha que la sociedad Ceiba Verde fue creada por usted, su esposo y su cuñado para comprar bienes de testaferros, de remates del narcotráfico. Qué tan cierto es eso?Desde que se creó la sociedad, en 1997, se compraron diversas cosas, hasta el 2008 que se compró esa finca, es decir que ya llevábamos siete años comprando y vendiendo, Julio ha hecho muchas transacciones con ingenios, con remates. Lo que se hacía era comprar en remates a bajo precio o normal, arreglar las fincas, sembrar caña y venderlas y varias se vendieron a los ingenios. Eso es trabajo, eso es un negocio, con la sociedad se compraron y vendieron 111 predios y él lleva 30 años comprando y vendiendo propiedades, de él fueron como 70, de todos eso negocios que hizo, tres tienen problemas, entonces por eso ya es malo, no.Dicen que ustedes se han enriquecido con ese negocio…No somos ricos, pero uno hace negocios para ganar plata, lo que queríamos era aumentar nuestro patrimonio y eso no es un error, dicen que porque el tiene 180 predios o yo no sé, entonces yo también los tengo, no, eso es una locura lo que dicen.¿Los únicos bienes que habrían sido de narcotraficantes son esas?Supuestamente eso es lo que dicen, que son de narcotraficantes, porque no se ha comprobado. Además él que le vendió a la sociedad es un señor que no tiene problemas con la justicia y uno no le pide pasado judicial al vendedor.¿A qué obedece realmente su renuncia a la curul de senadora?, la lectura que se hace a la misma es que fue una jugada maestra para que su caso pasara a la Fiscalía…La única verdad es que renuncie porque uno debe ser responsable con el Congreso, con la gente que me eligió, con el país. Yo he sido siempre una mujer responsable, en el Congreso hice una labor donde primó el servicio de la gente, las leyes que promoví e hice son sociales, que tienen que ver con la salud, pero también muy sociales, la última fue la de la pensión familiar. Ahora viene una discusión importante de leyes en el Congreso, que me interesan y me gustaría que mi partido las discuta a fondo. No quería mantenerme como senadora cuando esa curul la puede ocupar alguien que llegue a esas discusiones y que el partido tenga otra persona más. Creo que no puedo estar quitándole esa oportunidad a otra persona. En segundo lugar, si hubiera querido irme para la Fiscalía desde un principio lo habría hecho, no me hubiera expuesto a que la Corte me hiciera todos los interrogatorios de los testigos. Me expuse a que la Corte hiciera toda la etapa probatoria y renuncie solo cuando la Corte cerró la investigación y ahora hay que decidi, se va para que la Fiscalía lo haga. Yo me allané a toda la investigación en la Corte Suprema de Justicia.Usted dice que toda la parte probatoria la adelantó la Corte, pero con la renuncia se gana la doble instancia…Como le parece que como todo ser humano, necesita segunda instancia. Todas las personas en el mundo entero tienen doble instancia, los únicos que no las tenemos somos los congresistas.¿Entonces, si hubo estrategia al renunciar?No fue estrategia, porque había una jurisprudencia de la Corte, hasta donde sé, que no dejaba salir a los congresistas, yo lo hice a sabiendas de eso. Y fue la Corte la que decidió, pero no fui yo. Mi renuncia a la curul no fue premeditada, porque había una jurisprudencia que me dejaba en la Corte, pero esta decidió que lo mío era un delito común, que no había incidido en mi elección ni económicamente tampoco. La Corte decidió de manera espontánea, yo no hice ni una solicitud para que me mandaran a la Fiscalía. Y considero que la Fiscalía es igualmente idónea ¿o es que los que salen precluidos por la Fiscalía son diferentes a los de la Corte?, no, es la justicia y hay que acatarla.¿Su curul se conserva?, pues el presidente del Senado, Roy Barreras, ha dicho que hay silla vacía. ¿Cuál es la verdad?Lo que dice el abogado es que me investigan por un delito común, no por lo que contempla la ley para que haya silla vacía, no me financié la campaña ni tuvo que ver con mi elección. Además renuncié pensando en que me iba a quedar en la Corte, pero cuando esta dice que el delito no tiene que ver con su jurisdicción pasó a la Fiscalía. El Partido tendrá que pelear esa curul, porque este delito es común.Pero la ley que reglamentó la reforma política no especifica que eso sea así y el lavado de activos es conexo con el narcotráfico…La ley dice cuales son mis delitos y a mí no me han probado que haya lavado activos a narcotraficantes, entonces no tiene nada que ver. Es lavado de activos porque se supone que compre unos bienes relacionados con narcotráfico, pero eso no quiere decir que yo esté incursa en un proceso por narcotráfico, eso quiero que quede claro.Usted desde el año pasado venía diciendo que no iba a volver al Congreso, pero nadie se lo creía, precipitó su decisión este proceso?Ni aunque pudiera volver al Congreso, lo haría. He tomado esa decisión, porque no siento el mismo amor de volver otra vez allá. Creo que para tener uno liderazgo, trabajar y hacer cosas por la gente, uno necesariamente no necesita un cargo, ni ser senador. Yo he trabajado siempre con la gente en labor social y para eso no tengo que estar en un cargo. Voy a seguir trabajando por la gente, por el Valle y por todos los colombianos, pero no desde el Congreso.Cuando dice voy a seguir trabajando por el Valle del Cauca, quiere decir que si sale bien de todo esto, ¿será candidata a la Gobernación?No, de ninguna manera, no lo he dicho. La política la tengo en receso, no quiero pensar qué voy a hacer después, estoy dedicada íntegramente a defenderme y demostrar mi inocencia. Lo más importante es que pueda demostrar mi inocencia y salir con la frente en alto.Pero mucha gente da como un hecho que si usted sale libre será candidata a la Gobernación?No, no lo pensad, ni he tomado decisiones y menos ahora que no puedo intervenir en acciones políticas.Al asumir la Fiscalía su caso, ¿cree que le va ir mejor con ese organismo?No, pienso que la justicia es la justicia y las pruebas están ahí. La justicia es la misma sea en la Fiscalía o en la Corte Suprema. La Fiscalía lo único que va a hacer es decidir y confío en la justicia.¿Cuánto se podría demorar la Fiscalía para decidir si precluye su caso o la llama a juicio?No sé, puede ser un mes, eso es potestad de la Fiscalía. Lo único que espero es una decisión en justicia.¿Se siente decepcionada de la política?Uno no se puede arrepentir de lo que ha hecho, más que la política es servicio social lo que he hecho y he cumplido mi objetivo, que era servir, pero lógicamente a veces le duelen a uno los comentarios, cuando me detuvieron me dolió y que la gente pensara, que al que sale adelante hay que darle para que no siga.Creo que la política es poder uno competir sin tener enemigos, porque eso debe ser competencia sana, de acciones, de lo que yo he hecho por el departamento, en el Congreso, cuántas leyes he aprobado, obras que se han gestionado, porque si de algo me precio es de ser una mujer muy trabajadora y que ha peleado por su región. Eso es lo que debe ser la política, no las enemistades. Uno aquí compite limpiamente.Usted decía que la política genera odios y envidias. ¿A qué atribuye usted a que en sectores del Valle del Cauca tengan una imagen tan negativa suya? Se le califica de politiquera, ambiciosa y que quiere acaparar todo…No sé si la imagen será muy negativa de mucha gente, porque he hecho encuestas y no la tengo tan negativa como cree. De pronto algunas personas, porque uno no es monedita de oro para que lo quieran. Ahora que estoy aquí me he dado cuenta de como la gente me quiere y reconoce mi trabajo. Me llama gente que no tiene que ver con la política y me dicen que les hago falta, porque yo hacía gestiones por el Valle.De verdad no me interesa lo que piensen mis enemigos ni las personas que no me quieran. A mí me interesa primero, mi tranquilidad de conciencia, segundo, estoy orgullosa del trabajo que hice en el Congreso de la República y también me siento orgullosa del trabajo que he venido haciendo por el Valle del Cauca.Así que no tengo ningún problema con la gente que no me quiera, es más la gente que me quiere, que la que no y uno no saca 150.000 votos porque no lo quieran.¿Se siente mal tratada ahora que no está de cuerpo presente en la política del Valle y en la nacional?Nosotros tenemos un movimiento político estructurado, que se ha hecho con esfuerzo y trabajo. Sobre el Partido de la U, con el que me elegí, me suspendió porque tenía que hacerlo. No me han tratado mal en la política nacional y departamental, lo que he sentido es solidaridad de la gente, independientemente de los partidos.Tiene un gran caudal político en el Valle, ¿quién lo va a heredar?Heredar no, nosotros tenemos un movimiento donde todos trabajamos para llegar a donde estamos. Cuando dije que no iba al Senado, se reunieron en una asamblea y decidieron que fuera Roosevelt Rodríguez, que es una persona seria, trabajadora, comprometida. La gente lo escogió a él para que vaya al Senado.Pero es conocido que él no tiene el carisma ni el talante suyo…Todos somos diferentes. De pronto pesa que yo soy mujer y trabajo diferente a él, y así como él tiene unas cualidades, yo tengo otras y eso es lo que hay que ver en él, que es inteligente y es respetado en el Congreso y va a trabajar por el Valle.¿Quién cree usted que se ha beneficiado con su detención?Nadie, porque mi movimiento está bien estructurado y sigue ahí intacto, aunque puede haber una u otra persona que no quiera estar, pero en general es solidario y se le ve el cariño. Ese movimiento va a elegir un senador y varios representantes a la Cámara, independientemente si sigo acá o no.Sin embargo, debido a que usted no va jalonar esa lista, en sectores políticos se hacen cuentas y creen que a su grupo no le va a ir tan bien en las legislativas y va a salir diezmado. ¿Qué opina de eso?Es que la gente no sabe que tiene cada uno ni el trabajo que hace cada cual. La gente es dada a hacer cuentas sin saber que trabajo hay en los grupos y el cariño. Yo he hecho un trabajo de cariño, mi movimiento es más de cercanía, de trabajo con la gente. Todos los días trabajaba y recibía gente, iba a los municipios. Nuestro movimiento no es de plata, es de años de trabajo.Dentro de la U en el Valle, su ‘enemigo’ político es el senador Roy Barreras. ¿No cree que la puede desplazar en las elecciones al Congreso como la mayor electora? No temo nada, lo único que sé es lo que hace mi movimiento y que esa gente está firme con nosotros. Roy Barreras hará su trabajo, en las elecciones nos daremos cuenta.Pero pueden haber tentaciones, ofrecimientos…Cualquiera puede ofrecer, pero otra cosa es que acepten.¿Qué tanto ha afectado su detención a su movimiento?No, lo que ha habido es mas solidaridad y unidad y me tiene contenta que la gente no salió corriendo.Y burocráticamente, ¿cómo la ha afectado su detención?No, ni me ha afectado ni me ha beneficiado, porque es el partido el que tiene algunas posiciones en algunas partes. A mí no he afectado en nada. Y el que yo esté en dificultades no quiere decir que la otra gente tenga que pagar.¿Siente que sus aliados políticos le han dado la espalda?No. Han sido pocos los que no han venido, una o dos personas. Del resto han sido solidarios conmigo.Hoy ante la situación que vive, ¿se arrepiente de haberse dedicado a la política y no a la medicina?No, no me arrepiento de estar en la política. A mí me encanta la política, me gusta el trabajo que hago con las comunidades. Es algo que hago porque me gusta y no me puedo arrepentir de eso.Aunque usted no está ligada políticamente al exsenador Carlos Herney Abadía, ¿por qué la gente la relaciona con él?Porque el es pariente, primo de mi papá, es de Guacarí e iniciamos el trabajo político con él. Yo comencé en la parte social a trabajar con mi abuelo, que fue alcalde de Guacarí, se creó un nuevo movimiento político, el londoñista, de Luis Fernando Londoño, y mi abuelo postuló a Carlos Herney para diputado y él salió.Pero él la llevó a usted a la Alcaldía de Guacarí y dicen que usted era su protegida y la ayudó con los estudios en el exterior?Cuando Carlos Abadía es senador se separa de Londoño y crea otro movimiento y nosotros quedamos ahí. Él a mí no me ayudó para estudiar, ¡qué tal!, yo tengo mi papá. A mí él no me dio estudios, yo vendí un carro para irme a Brasil, mi papá no quería que me fuera, pero cuando estaba allá, mi padre me siguió pagando. La relación viene por ser de Guacarí y por familia. A la Secretaría de Salud del Valle llegué con el movimiento de Carlos Herney, pero me conocí con Julio, nos casamos y creamos un grupo nuevo. ¿Y que piensa de que la asocien con Carlos Abadía?Que me asocien porque somos familia, pero nosotros nos dividimos políticamente y el se asoció con Juan Carlos Martínez, que fue su senador. Yo salí por mi movimiento. Nos enemistamos políticamente.¿Qué piensa del gobierno de Ubéimar Delgado?En seis meses no podemos pretender que se haga todo el trabajo de cosas que venían represadas. Ubéimar esta organizando la casa para poder hacer la inversión que se necesita. Creo que va tener un buen desempeño en obras. Las otras administraciones fallaron en los proyectos para regalías y ahora apenas lo están haciendo y por eso la plata se fue a otras regiones. No había planeación y él ha llegado a organizar para que el Valle salga adelante. Ubéimar es un hombre honesto, trabajador.¿Quién la ha visitado más el presidente Santos o el expresidente Uribe?No es fácil por tantas ocupaciones, pero tengo relación de amistad tanto con el presidente Santos como con el expresidente Uribe, más que política, una amistad entrañable. Los quiero a los dos. El expresidente Uribe, como vive acá, y se queda, a veces viene y me saluda.Pero ante esa situación complicada en el Partido de la U, ¿está con Santos o con Uribe?El Partido trabaja con el presidente Santos, tiene un trabajo de gobierno y esas políticas se tienen que apoyar.¿Cómo analiza la reforma a la salud que se proyecta?No ha salido realmente que es lo que se quiere, pero creo que deben haber tres cosas primordiales: uno la vigilancia y control, que es pésima , y que a pesar que en la Ley 1438 se hicieron unos cambios y crearon delegaciones en las regiones, no se ha reglamentado y esa es una de las razones por las cuales no se cumplen.Pienso que las EPS podrían ser administradoras y el asegurador podría ser el Estado, eso sería importante. No debería existir el régimen subsidiado y contributivo porque ya se igualaron. Pienso que debe haber una unión o alianza entre las EPS , secretarias de salud y hospitales públicos, que son los que están sufriendo ahora y hay que mejorarles el equilibrio financiero para un mejor desempeño.Y lo último es que debe haber giro directo y no que las EPS digan cuánto se paga. Eso ya está establecido en el subsidiado, pero debe haberlo también en el contributivo.Pero en año electoral, ¿es difícil que pase esa reforma?Va a ser difícil y es una reforma demasiado dura y necesita mucha discusión. Me gusta el tema que haya solo unas exclusiones, pero que todo lo demás esté incluido para el servicio de la gente.¿Cuáles son sus miedos hoy?Todos tenemos miedos, pero con esta estadía acá, tengo tanta fe en Dios y el fortalecimiento espiritual ha hecho que ahora no tenga miedos y porque todo ha venido saliendo bien.¿Cómo ha asimilado su hijo, de 11 años, que usted no esté en su casa?Ha sido lo más difícil, porque su primera impresión fue preguntarse qué pasó conmigo, porque cuando me detuvieron él estaba en Alemania y cuando llegó, le contaron, se angustió. Pero he tratado que me vea fuerte, sin miedos para que se dé cuenta, que voy a salir bien. El tiene una agenda de estudio y deportes, pero los fines de semana viene.Usted genera odios y amores. Algunos se expresan diciendo ojalá que ella termine como Juan Carlos Martínez en una cárcel. ¿Qué siente cuando le llegan esos comentarios?No, lo que hago es bendecirlos y que los cubra la sangre de Cristo, porque esto no se le desea ni al peor enemigo ni a los que me han querido hacer daño. Solo espero que sea Dios el que haga justicia y no yo. No tengo ni quiero tener odios contra nadie. Prefiero no escuchar las cosas contra mí.¿Y la molesta que la comparen con Juan Carlos Martínez?No, porque somos diferentes. Él es distinto a mí, con estilos diferentes, ni estamos por lo mismo, cada quien hace lo que quiere con su vida. Pero he trabajado mucho y he sido muy juiciosa.En la Corte Suprema le queda pendiente una investigación preliminar por parapolítica, ¿cómo va ese proceso?Sigue en preliminar, incluso ya se desvirtuó lo de la extorsión del ‘Cabezón’, que es un testigo falso. Mi problema es que, por ser conocida, hay una cantidad de testigos falsos, está el ´Cabezón’, un señor Meneses, que lo que dijo es falso y eso lo corroboró otro testigo. El motorista del comandante de Policía de Tuluá de la época, que era el que había estado en la reunión que dice, ya declaró y dijo que eso es falso, que ni él ni su comandante me conocen. He tenido muchos problemas con testigos falsos, no sé porque me tienen tantas ganas.La parapolítica se ha reactivado, ¿no teme que venga una medida en contra suya?No, para nada, No conocí a los paramilitares ni tuve relación con ellos. HH dijo que no me conocía y que le iban a dar plata para que me metiera a mí. Eso comprueba que quieren meterme como sea. En el Valle no hubo esa connivencia entre políticos y paramilitares como en otras regiones.¿Le queda tiempo para manejar su grupo político desde acá?No, el tema político está en una pausa. Lo dije desde un principio, que no quería volver al Senado, no volveré y no me interesa hacerlo. Me visitan amigos, allegados, que en un momento determinado pueden ser algunos políticos, pero no quiere decir que desde acá esté manejando el tema político. Una de las cosas que me ha fortalecido es que la gente de allá (Valle) ha sido muy solidaria, es algo de lo más importante que he tenido. Por ejemplo cada 24 hacen misas simultáneas en cada uno de los municipios y eso me llena de satisfacción porque la gente reconoce nuestra labor y siente uno el cariño. Hay que gente que viene en bus, para estar dos horas y después irse. Es gente que me quiere, con la que he compartido cosas buenas y malas y son solidarios conmigo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad