Crisis por falta de agua en Buenaventura también afecta al comercio y el turismo

Crisis por falta de agua en Buenaventura también afecta al comercio y el turismo

Octubre 20, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura
Crisis por falta de agua en Buenaventura también afecta al comercio y el turismo

Alternativas. Centenares de hogares en Buenaventura y en su zona de influencia han optado por emplear toda clase de recipientes para conseguir agua, así sea de lluvia.

Los ingresos ya muestran un descenso considerable por la reducción de clientes y de turistas que se esperaban este fin de semana en los sitios de descanso.

Los constantes cortes en el servicio de agua  en el Puerto como consecuencia de las inundaciones causadas por la intensa ola invernal  no solo continúan impactando a miles de hogares, sino que ahora comenzó a sentirse en los sectores del comercio, la hotelería y el turismo. Los ingresos  ya muestran un descenso considerable por la reducción de clientes y de turistas que se esperaban este fin de semana en los sitios de descanso, informó César Arboleda, secretario del gremio  de comerciantes de Buenaventura. Si bien aún es prematuro calcular la disminución en las ventas, los dueños de los locales comerciales han expresado preocupación por el bajo nivel de ventas. Todo por causa del invierno que desató desbordamientos de varios ríos y con ello la inundación en varias comunas y corregimientos.  El transporte de mercancía también se ha visto afectado por los derrumbes en la carretera. Incluso, algunos tramos de la doble calzada se encuentran con paso parcial. Algunos comerciantes se han visto obligados a  despedir personal y otros a  cerrar las puertas de sus negocios. “La situación es crítica porque todos los días se suspende el servicio de agua en la ciudad”, comentó Arboleda. “Las panaderías, pastelerías y restaurantes son los negocios más perjudicados al no contar con el vital líquido. Sin agua no hay producción ni posibilidades de trabajar de manera continua”, añadió. La empresa Hidropacífico había anunciado la posibilidad de que gradualmente se restablecería el servicio de agua en cuatro de las doce comunas de la ciudad, pero el clima aún no lo permite con suficiencia. En centenares de hogares de las zonas urbana y rural la comunidad se ha dado sus formas para tratar de recoger agua. Una de ellas es almacenar agua de lluvia en toda clase de recipientes.  “Es de la única manera que podemos suplir algunas de las necesidades básicas”, expresó por su parte una ama de casa. Para minimizar las perdidas, los comerciantes han optado por conseguir tanques de reservas y adecuar piscinas en las terrazas y bodegas subterráneas para continuar con sus actividades diarias. Sin reservas El sector hotelero es otro de los  afectados. Ya se ha registrado la cancelación de reservas y de traslados a las zonas de playas para este fin de semana por la falta de agua y por temor a las lluvias. El director ejecutivo de la Cámara de Comercio, Alexander Micolta, indicó que hasta el momento no se tienen cuantificadas las pérdidas pero reconoció la crisis que se vive en el Puerto. “Hay unas obras que se están adelantando en un plan de choque que se dispuso recientemente  y aspiramos a que se entreguen en el menor tiempo posible porque con el desarrollo que tiene la ciudad no nos podemos dar el lujo de no tener agua”, indicó Micolta.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad