Crisis hospitalaria

Noviembre 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Jorge E. Enciso

La crisis de los hospitales públicos por la situación financiera que los mantiene adportas del cierre no es más que una consecuencia del caótico sistema de salud que padecemos. Primero por que la Ley 1122 de 2007 le quita recursos al sistema, porque se supone que los no subsidiados pasarían a las EPS y que estas contratarían con los hospitales públicos. Pero sucede que cuando llega a ser afiliada la persona a una de las EPS, estas las remiten a sus propias IPS, violando la norma que dice que deben ser enviadas a la red pública y estas sólo asisten a los que no tienen cobertura o a las víctimas de traumas y/o de violencia. El déficit por deuda de los hospitales de Cali y del Valle del Cauca, por ejemplo, asciende a una cifra superior a los $262.000 millones. Pero la crisis de los hospitales no se debe sólo a la falta de recursos; la gran mayoría de hospitales cuentan con una gran nómina paralela que los desangra, mediante cooperativas las cuales “tributan” a los políticos. Y los salarios de esos trabajadores, dan grima. Ni hablar de la contratación de insumos pues esto en algunas instituciones se ha convertido en un carrusel, donde el que obtiene la contratación es el que dé la mayor “mordida” a los funcionarios.Todo ello ocurre ante la mirada impávida de las juntas directivas con su silencio sospechoso y con una Superintendencia de Salud inoperante. Y la inexistencia de un Ministerio de Protección Social que fije pautas y programas y que rija de verdad la salud para beneficio de todos y no para la ganancia de unos pocos. Los médicos que en el Congreso trabajan en la reforma de la salud tienen el compromiso de lograr que los hospitales públicos sean competitivos en el mercado y que los trabajadores de la salud tengan unos honorarios justos. Con contratación directa, sin cooperativas de trabajo.Médico ginecobstetra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad