Crisis en cárceles del Valle por renuncia de médicos, denuncia Defensor del Pueblo

Crisis en cárceles del Valle por renuncia de médicos, denuncia Defensor del Pueblo

Marzo 11, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Crisis en cárceles del Valle por renuncia de médicos, denuncia Defensor del Pueblo

El defensor regional Carlos Rodríguez advierte que no hay médicos ni insumos en las cárceles del departamento, lo que pone en riesgo a pacientes con grave estado de salud.

Los médicos que trabajaban en las cárceles de los municipios de Cali, Tuluá, Buga, Palmira y Jamundí, renunciaron a sus puestos esta semana ante la falta de pagos, lo que está generando una crítica situación en salud, denunció este viernes el defensor regional del Pueblo, Carlos Hernán Rodríguez.

De acuerdo con el funcionario, tras la liquidación de Caprecom, las garantías de la prestación del servicio de salud quedaron en manos de la Fiduprevisora, agente liquidador de Caprecom, pero se han presentado dificultades con la contratación y pago de personal médico.

Además de la falta de profesionales, tampoco hay insumos ni medicamentos en las cárceles, "lo que pone en riesgo a pacientes con enfermedades como diabetes, cáncer, VIH, entre otros", denunció el Defensor.

Indicó que aunque en algunas cárceles había uno, dos o hasta cinco médicos, por estos días no hay ninguno; sólo se cuenta con el personal mínimo en la estación de enfermería de cada cárcel.

Rodríguez manifestó que el panorama es crítico por las condiciones de hacinamiento del 75% en las cárceles del departamento y del 280% de hacinamiento sólo en la cárcel de Villahermosa de Cali.

"Hace tres semanas instauramos una acción popular que ya fue admitida con medidas provisionales de atención inmediata, pero necesitamos una acción urgente ante el complicado panorama que se vive en las cárceles", dijo el Defensor.

Entre los casos más graves se reporta el de un interno en Tuluá al que se le cae la piel por una grave enfermedad, el interno repatriado desde China que padece cáncer y no ha tenido atención, entre otros.

El Defensor elevó el llamado al Gobierno para que tome cartas en el asunto, pues indicó que la solución no depende tanto de las autoridades regionales, sino de instancias nacionales.

Tan sólo la semana pasada, 70 internas de la cárcel de máxima seguridad de Jamundí, fueron llevadas al hospital Piloto de ese municipio porque habrían resultado intoxicadas por la ingesta de alimentos.

"Tan sólo una virosis puede significar un gran riesgo en las cárceles con la ausencia de personal médico", añadió el Defensor.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad