Crecientes y damnificados dejaron las últimas 24 horas de lluvias en el Valle

Crecientes y damnificados dejaron las últimas 24 horas de lluvias en el Valle

Diciembre 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Crecientes y damnificados dejaron las últimas 24 horas de lluvias en el Valle

Alerta en Cartago por aumento del nivel del Río La Vieja, los habitantes de los barrios La Arenera, El Horizonte y La Platanera están empezando a evacuar sus viviendas.

Algunos de los ríos que registraron tendencia creciente fueron el Cauca, el Palo, La Vieja, Bugalagrande y Guachal.

Las lluvias generalizadas y de variada intensidad en todo el territorio vallecaucano durante las últimas horas ocasionaron inundaciones y desbordamientos en varios municipios, lo cual activó las alarmas de las autoridades.Durante las últimas 24 horas, según la CVC, las precipitaciones más fuertes se registraron en las cuencas de los ríos La Vieja con 83 mm, Riofrío con 57mm, Cauca con 55mm, Tuluá con 51mm, Amaime con 46mm, y Palo con 41mm, consideradas las de más fuerte intensidad por marcar mediciones por encima de los 40mm.Las autoridades reportan en las vías del Valle del Cauca algunas restricciones viales, como el paso restringido a un carril en el kilómetro 42 de la vía Buenaventura-Dagua, sector La Delfina, debido a un deslizamiento; así como la restricción en la vía Andalucía-Cerritos, hacia Risaralda, por el desbordamiento de una quebrada.En el caso de Cali, las fuertes lluvias generaron alteraciones en el área urbana y precipitaciones constantes en las cuencas de sus ríos con aumento de caudales en las cuencas Cali, Lili, Meléndez, Cañaveralejo y Pance.Los 60 milímetros de agua lluvia que cayeron por más de diez horas sobre Cali desde la noche del domingo y la madrugada de este lunes ocasionaron inundaciones en los barrios San Luis, Gaitán, Petecuy, Floralia, Calimio, Granada, Aguacatal (comuna 1) y Normandía.Otra situación crítica se presentó en la cuenca del río Amaime, donde se registró una creciente entre las 7:00 p.m. y 11:00 p.m. del pasado domingo, en el sitio Amaime – Los Ceibos, la cual alcanzó una diferencia de nivel de 80 centímetros en el nivel de las aguas.En Bugalagrande la situación también fue crítica, puesto que por lo menos 70 familias resultaron afectadas tras la creciente súbita del río a su paso por el casco urbano de esa población.Igualmente en el corregimiento de La Paila, municipio de Zarzal, el río La Paila se desbordó y tuvo el tráfico paralizado por varias horas, pero luego de varias horas se normalizó, según el reporte del Cuerpo de Bomberos de Zarzal.En Cartago, los bomberos han ayudado a cientos de familias de los barrios La Platanera, La Arenera, Los Alpes y Ortés, que se inundaron tras el desbordamiento del río La Vieja que se salió de seis metros de su nivel. Según Bomberos de ese Municipio, en las próximas horas podría aumentar el nivel de desbordamiento dado que ha llovido mucho hacia el Quindío donde nace el afluente. Por ello, hicieron un llamado a los habitantes de barrios como Guayacanes, Villa Juliana y Villa Bibiana, que podrían verse afectados en las próximas horas.De otro lado, ocho viviendas afectadas fue el reporte dado a conocer por las autoridades de Pradera, donde una creciente del río Bolo generó daños en una zona de invasión del casco urbano de esta población.Otros ríos que registraron tendencia creciente fueron el Cauca, el Palo y Guachal. “Las intensas precipitaciones de las últimas 24 horas se debieron a la formación de un frente frío que entró por el Pacífico central de Colombia y que generó también precipitaciones fuertes sobre el sur del Chocó, norte del Cauca y los departamentos del eje cafetero”, señaló Harold González, coordinador de la Red Hidroclimatológica de la CVC.Finalmente, según la CVC, para las próximas 48 horas se espera que empiecen a prevalecer las condiciones de tiempo seco en la zona andina del departamento y en gran parte de la región pacífica, donde se espera algunas lloviznas especialmente en horas de la noche, añadió González.Sin embargo, Óscar Libardo Campo, director general de la CVC, señaló que “se debe prestar especial atención en las zonas de ladera ante la presencia de suelos saturados que pueden ocasionar deslizamientos de tierra y también ante las señales que den los ríos, sobre todo los de alta pendiente y cauce pequeño”. Para la última semana del 2013 que coincide con la Feria de Cali, aparecerá el sol, los cielos despejados y las altas temperaturas, las cuales se extenderán hasta comienzos del 2014 en la actual transición entre el último periodo de altas lluvias del año hacia el primer periodo de pocas precipitaciones en el Valle del Cauca.En el resto de Colombia, se registraron emergencias en departamentos como Cauca, Quindío, Tolima y Risaralda.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad