Corregimiento de La Dolores quiere hacer parte de Rozo

Corregimiento de La Dolores quiere hacer parte de Rozo

Mayo 04, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Palmira

Líderes de la comunidad anunciaron que la decisión obedece al abandono de la Administración Municipal de Palmira. Alcalde de esa ciudad sostuvo que no se deben politizar las necesidades.

Argumentando abandono y falta de inversión de la Alcaldía, la comunidad del corregimiento La Dolores anunció que acompañará el proceso que busca convertir a Rozo en el municipio número 43 del Valle del Cauca.Aunque es una de las siete poblaciones que se disgregaría de Palmira, sus habitantes se habían resistido a apoyar el proceso, ya que no quedaría como cabecera del nuevo ente territorial, pese a su potencial industrial.Sin embargo, la líder Amanda Mejía aseguró que ahora están con la idea de sumarse a la iniciativa porque la Villa de las Palmas ha mostrado que no tiene la capacidad económica para solucionar sus problemas y atender una emergencia como la registrada con la actual ola invernal.“Es una decisión de la comunidad, que está muy dolida”, subrayó Mejía, al revelar que varias personas han asegurado que “no quieren pertenecer más a Palmira por su abandono”.A su turno, el alcalde Raúl Arboleda Márquez afirmó que se va a atender la emergencia de La Dolores “y a no dejar que se vayan a politizar estos temas o a aprovechar para tocar otros”.Argumentó que en el caso de Piles, que pertenece a ese corregimiento y sufrió una grave inundación, la Administración reubicó a las familias damnificadas y les entregó toldillos y remesas y que también se fumigó, se prestó atención en salud y se llevaron dos baños públicos móviles. El Mandatario local añadió que en La Dolores se está construyendo un dique para evitar que el desbordamiento de las aguas llegue hasta la población, entre otras medidas de prevención.Sin embargo, Mejía esgrimió que la situación no es nueva, puesto que los servicios públicos, como telefonía, gas y agua, se prestan por empresas de Cali y que las vías están intransitables.El presidente de la Junta de Acción Comunal, JAC, Guillermo Rosero, quien lideró la semana pasada un bloqueo de la recta Cali-Palmira para reclamar recursos para el corregimiento, indicó que la comunidad está pensando en apoyar a Rozo porque quiere soluciones a sus problemas. No obstante, advirtió que la idea del municipio 43 es un proyecto a largo plazo y “allá no se tiene ahora el dinero que necesitamos nosotros”.Arturo Salamanca, otro habitante de La Dolores, señaló que, aunque detrás de la separación de Rozo hay un interés político, la comunidad lo va a aceptar, “debido a la negativa del Gobierno de Palmira” y reconoció que lo que podría aportar la comunidad no alcanza para suplir las necesidades más apremiantes que se tienen en el sector.La Dolores, tierra de potencialidadesLa Dolores es la zona industrial más importante que tiene Palmira. La población está ubicada en límites con Santiago de Cali, y a este corregimiento acuden trabajadores de Palmira, Cali, Yumbo y Jamundí.Tiene 18 kilómetros cuadrados, que incluyen la vereda Piles, y en él confluyen las vocaciones industrial, habitacional, agrícola y turística. Alberga una población de aproximadamente dos mil personas.En La Dolores se asientan empresas dedicadas a la metalmecánica, la construcción y la producción de papeles, alimentos para animales, baterías, abonos, químicos y pinturas.También hay talleres, haciendas cañeras y un escenario especial para certámenes equinos. Desde el año anterior el corregimiento cuenta con agua potable, a través del abastecimiento que se brinda por parte de las Empresas Públicas Municipales de Cali, Emcali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad