Coordinador de la MOE en el Valle interpreta la percepción del poder local

Mayo 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Luis Alejandro Arévalo, coordinador de la Misión de Observación Electoral, MOE, en el Valle del Cauca, interpretó algunos de los resultados de la encuesta sobre la percepción del poder local.

Luis Alejandro Arévalo, coordinador de la Misión de Observación Electoral, MOE, en el Valle del Cauca, interpretó algunos de los resultados de la encuesta sobre la percepción del poder local.¿Por qué es importante conocer la percepción de los concejales de una ciudad, en este caso de Cali?Es en el micro poder, en los escalones más bajitos de las escaleras del poder en donde se construyen las bases de quienes están en la cúspide. Si usted no entiende qué está pasando en las bases (en este caso son los concejales, líderes locales, de barrio) los que están tejiendo las lógicas de poder para las corporaciones locales, en últimas son los concejales quienes deciden y organizan el destino político de una ciudad, de un municipio, en este caso Cali. Los concejales son una figura de la que particularmente la juventud no tiene ni idea para qué sirven ni dónde trabajan...¿Qué significa la identificación de prácticas electorales indebidas en algunas comunas de la ciudad?Particularmente en la ciudad de Cali nuestros mapas de riesgo y los hechos que han evidenciado los ciudadanos han mostrado que hacer política y hacer actividad proselitista en algunas localidades puede ser una actividad de alto riesgo. Nosotros creemos que hay algunas comunas en las cuales el ejercicio como tal de la política es mal visto y el sólo hecho de que sea mal visto deja duda sobre el ejercicio del candidato y es sujeto de diferentes presiones de grupos al margen de la ley que tienen su propia agenda política.En algunas comunas hay un riesgo más acentuado de ejercer la política. Pareciera que en algunas comunas los temas no interesaran, sino que interesa qué hay a cambio o qué está “ofreciendo” el candidato o el grupo que apoya el candidato. La idea de la encuesta era adelantar esa radiografía del poder local en una región como el Valle del Cauca en donde los problemas notablemente provienen de abajo hacia arriba y no de arriba hacia abajo.¿Eso qué quiere decir?Nosotros tenemos los mapas de riesgo que hemos venido construyendo con los históricos de las elecciones, donde uno compara cuánta gente votó en determino período y comuna en las elecciones pasadas y cuánta gente ha inscrito la cédula ahora. Así usted tiene una radiografía de cuánta gente debería votar y si hay una desviación del 100% o del 200%, significa que ahí está pasando algo, que nosotros llamamos votación atípica.Esos llamados de atención que nosotros hacemos no es sólo producto de la encuesta, sino también de los mapas de riesgo en los que estamos comparando cédulas inscritas, censo electoral, población que votó en las elecciones inmediatamente anteriores para la misma corporación, con la población que está ahora inscribiéndose. La construcción de esas series nos da esos resultados.Sobre los temas discutidos en el Concejo...En las diferentes ciudades, los temas que mayor polémica causan son la seguridad, movilidad e infraestructura. Pero esos temas parece que se pierden en el debate público porque lo que están eligiendo los vallecaucanos son no los temas sino los personajes y eso en detrimento de la tendencia nacional que es la de fortalecer los partidos.El tema de seguridad es el que más ensombrece la gestión del Alcalde de Cali...Para todos los colombianos y los vallecaucanos, tal como lo indica la encuesta, los temas de seguridad pesan. La gente quieren esa sensación de seguridad que algunos políticos del país les han logrado brindar con diferentes estrategias. Las personas quieren ver la seguridad de forma cotidiana. Entonces en Cali quieren un mayor pie de fuerza, control nocturno. Esos temas la gente los quiere solucionados ya. A la gente no le interesa saber si la propuesta de seguridad responde a la pedagogía, si responde a un proyecto de mediano, largo plazo, sino que lo que pretenden son soluciones inmediatas. En Cali hay una sensación totalmente expandida de que a las autoridades locales el problema de la seguridad se le salió completamente de las manos.¿Qué llamado le hace la MOE a los diferentes partidos de cara a estas elecciones?En el Valle aún perviven las lógicas de hacer política con rostro y con perfiles que con programas y con partidos. Hay unos serios problemas de trasteo de votos. Nosotros detectamos ese trasteo no sólo por el ejercicio de las veedurías sino que los entes de control son los llamados a emprender las denuncias. El control y la lupa debe estar puesta sobre los Directorios locales de los partidos políticos, que son el últimas los responsables de todo: de las curules, de dar los avales, de todas las situaciones relacionadas con lo electoral.La MOE está tratando de llamar la atención para que los directores de esos partidos pongan la cara a los medios de comunicación por sus avales; a la ciudadanía por los programas que están ofreciendo, y por las coaliciones. Hemos tenido informes de partidos que están armando coaliciones ‘non sanctas’ en el Valle, que incluso se perfilan como partidos transparentes. En el Valle están haciendo alianzas que no se comprenden muy bien. Ese tipo de alianzas son las que tienen que ponerle la cara a nivel local, no después cuando salgan electos los candidatos y la gente se haga mil preguntas.La encuesta nos sirve para comenzar a mirar desde abajo cómo están funcionando el poder y esas redes de pequeño poder, que son las que en últimas han facilitado el ascenso de los últimos gobernantes tanto a la Gobernación del Valle como a la Alcaldía.¿Cómo se interpreta que los concejales caleños estén entre ir y no ir a una reelección?En el país la mayoría de los concejales aspiran a una reelección y en Cali la mitad dice que sí y la mitad dice que no. Esa radiografía del Concejo de Cali nos muestra precisamente la debilidad en la que están los partidos tradicionales en la ciudad. En el Valle se ha transformado por completo el mapa político de los partidos tradicionales y ahora en el Valle ya no tienen la misma fuerza que antes (hace 10 años) el Partido Liberal, Partido Conservador y la izquierda organizada (llámese Polo Democrático).El mapa político del Valle está dominado actualmente por el Partido de la U, el PIN y el Partido Conservador.Estamos acostumbrados a hacer campaña a nivel individual como si se tratara de un reinado de belleza, aquí se está escogiendo por caras, por amistades, pero no se está escogiendo ni por partido ni por un proyecto político de largo alcance y eso responde a una escalada de crisis de gobernabilidad. Uno no puede estar impávido cuando tiene un departamento con gobernadores y alcaldes cuestionados, destituidos. Eso no es normal.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad