Contraloría le mete mano a Industria de Licores, vigencias y Acuavalle

Enero 22, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

La Contraloría General de la Nación decidió iniciar una indagación preliminar por el caso de las polémicas vigencias futuras excepcionales y a la Sociedad de Acueductos y Alcantarillados del Valle, Acuavalle, y a la Industria de Licores del Valle, ILV.

La Contraloría General de la Nación decidió iniciar una indagación preliminar por el caso de las polémicas vigencias futuras excepcionales, impulsadas por el destituido ex gobernador Juan Carlos Abadía y autorizadas por la Asamblea Departamental, para el desarrollo de obras en el Valle del Cauca. La decisión también se extendió a la Sociedad de Acueductos y Alcantarillados del Valle, Acuavalle, y a la Industria de Licores del Valle, ILV. En Acuavalle se indagarán las vigencias futuras para el Plan Departamental de Aguas, también aprobadas por la Asamblea, y la adjudicación de un contrato de obras por $155.800 millones, el año pasado. En tanto que en la ILV la indagación se hará por un licor de exportación que al parecer salió de la industria (46.000 botellas) con destino a Islas Canarias, pero que fue incautado en una bodega en Palmira. También será motivo de análisis el contrato de comercialización. La decisión del ente de control se conoció ayer luego de que revocara parcialmente el control fiscal excepcional que sobre esas entidades había solicitado en diciembre pasado el gobernador del Valle, Francisco Lourido, que le impedía a la Contraloría Departamental conocer de esos temas. En lo sucesivo el ente regional podrá acompañar al máximo órgano rector en estos procesos fiscales. La Contraloría General de la Nación consideró que sobre las vigencias futuras y las concesiones que se adjudicaron, Acuavalle y la Licorera, el ejercicio fiscal de los hechos mostró que no ameritaban una evaluación a través de una auditoría sino una indagación preliminar.Lo anterior debido a lo delicado de los temas y a los posibles daños y responsabilidades que de ellos se deriven. Ese proceso lo hará la Contraloría General con acompañamiento de la Contraloría del Valle, en cabeza de Carlos Hernán Rodríguez Becerra.La decisión de la Contraloría, según se conoció, involucra a los 21 diputados de la Asamblea del Valle quienes facultaron al hoy ex gobernador Abadía para que comprometiera, a través de las vigencias, recursos por más de $650.000 millones durante 11 años, serán indagados para establecer el alcance de sus responsabilidad en este tema.De igual forma Juan Carlos Abadía y el ex secretario de Hacienda Ezequiel Lenis deberán dar explicaciones al máximo organismo de control fiscal del país.Cabe recordar que las vigencias futuras excepcionales fueron consideradas por la Contraloría del Valle del Cauca como un endeudamiento para el Departamento, al tiempo que se cuestionó que no tenían soportes de las obras a desarrollar.El diputado Mario Germán Fernández de Soto se mostró tranquilo ante la indagación y aseguró que la Procuraduría Delegada para la Hacienda Pública, determinó que las vigencias futuras excepcionales del Valle del Cauca son legales. “Estaremos atentos a presentar la información correspondiente y creo que es de nuestra responsabilidades hacerlo desde el punto de vista legal y constitucional”.Agregó que los diputados actuaron bajo los criterios ordenados por la Constitución y las leyes, “de tal manera que nos sentimos totalmente tranquilos y satisfechos con la tarea cumplida al presentar una herramienta tan importante como las vigencias futuras excepcionales para hacer las obras que el Valle del Cauca necesita”.Su colega Norberto Tascón sostuvo que la Asamblea, en su momento, aprobó esas vigencias con un amparo legal, “nosotros pedimos todos los documentos y la Secretaría de Hacienda los aportó, como el plan financiero de mediano plazo, la estructura de costos del proyecto de vigencias”. El diputado añadió que la Asamblea lo que dio fue unas facultades para que el Ejecutivo implementara un plan de obras grandes para el Departamento “apalancadas con una modalidad que nace precisamente en el Gobierno Nacional y que corresponde al tema de las vigencias excepcionales”. Por su parte, el gobernador del Valle, Franscisco Lourido, expresó su complacencia porque se investigue a fondo esos temas, que es lo que persigue la Contraloría y su administración. “Lo que queremos es que se sepa la verdad de lo sucedido en el Departamento, especialmente en el tema de las vigencias, que el mismo Contralor del Valle denunció la gravedad en sus informes. Ahora la Contraloría General está completando ese proceso”, agregó el Mandatario.Respecto al tema de la ILV, Lourido dijo que el mismo pidió que se investigará, pues es grave que un licor de exportación aparezca en el Valle.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad