Consejo de Estado exime al municipio de Tuluá de pagar millonaria demanda

Enero 24, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Consejo de Estado exime al municipio de Tuluá de pagar millonaria demanda

null

Diecinueve años después, el Consejo de Estado falló en segunda instancia en favor del municipio de Tuluá, al considerar que no tuvo responsabilidad en la muerte de una persona tras accidentarse en una vía pública en donde las Empresas Municipales ejecutaban unas obras de alcantarillado.

La demanda, por cerca de $500 millones había sido interpuesta por los familiares de Jairo Gallego Duque, quien se accidentó en la madrugada del 4 de abril de 1997 a la altura de la carrera 23 entre calles 15 y 17 del barrio Maracaibo de Tuluá, mientras conducía una motocicleta Honda C-70, según la investigación, en estado de embriaguez.

La víctima, quien sufrió un trauma craneoencefálico severo, se estrelló de frente contra una valla que las Empresas Municipales de Tuluá tenían instalada en ese lugar por unos escombros que estaban sobre la vía luego de unas reparaciones que se habían hecho en el sistema de alcantarillado del sector.

Por este motivo, la esposa de este ciudadano, en nombre de sus dos hijos y los siete hermanos del difunto, demandó a Emtuluá y solidariamente al Municipio, por los perjuicios morales y económicos que les causó la pérdida de su ser querido.

De acuerdo con el fallo del alto tribunal, “la víctima habría podido evitar el daño, pero por el contrario, con su propia conducta, aumentó de manera previsible y evitable, las posibilidades dañosas, ya que imprudentemente se dispuso a conducir la motocicleta bajo los efectos del alcohol, de manera que la imprudencia radicada en la conducta o comportamiento asumido, desplegado y operado por la propia víctima conllevaron a la concreción de los hechos que desencadenaron el daño”.

Además, la sentencia establece que “no quedó plenamente establecida la indebida señalización alegada por la parte demandante”

Sobre este fallo del Consejo de Estado, el director jurídico de la Alcaldía de Tuluá, Carlos Andrés Rivera Cardona, explicó que independientemente de que el Municipio se haya salvado de pagar una millonaria indemnización, es un llamado de atención que hace el alto tribunal a los ciudadanos para que se abstengan de conducir en estado de embriaguez.

De esta manera, el Consejo de Estado ratifica en segunda instancia el fallo proferido el 29 de septiembre de 2003 por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca en ese mismo sentido.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad