Conozca los nuevos planes que emprende el Centro de Eventos Valle del Pacífico

Junio 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera | Reportera de El País
Conozca los nuevos planes que emprende el Centro de Eventos Valle del Pacífico

Expomotor realizó esta semana la cuarta versión de su feria de vehículos en el Centro de Eventos Valle del Pacífico, CEVP. Este sitio, único para eventos de gran formato en el Suroccidente colombiano, tiene espacio para albergar hasta 300 stands.

Cinco años y medio después de su apertura, grandes anuncios consolidan un prestigio ya ganado como uno de los mejores de su tipo.

El mejor negocio del Centro de Eventos Valle del Pacífico, CEVP, es haber dotado a Cali y al Departamento de esta infraestructura capaz de atraer eventos macro, firmas reconocidas y grandes personalidades, así como asistencias masivas a lo que allí se programe. Cinco años y medio después de su apertura, grandes anuncios consolidan un prestigio ya ganado como uno de los mejores de su tipo. El Magazine Business Destinations le acaba de dar el premio (Travel Awards) al Mejor Centro de Eventos y Conferencias de Sur América 2013.Estar a la altura de este merecimiento, implica mejorar hasta la excelencia. De ahí que este mes el CEVP inaugurará, con Ministro de Comercio y Turismo a bordo, una ‘macrococina’ con capacidad para servir 4000 platos en un solo evento. El operador será Compass, firma inglesa que busca convertir a Cali en su centro de operaciones para preparar y distribuir alimentos a multinacionales a sitios como El Cerrejón, pozos petroleros, aprovechando la cercanía del CEVP con el aeropuerto.Mientras se cocina esta concesión, el proyecto del hotel de negocios adjunto al CEVP toma forma. A final de junio se elegirá la firma constructora que empezará un mes despúes la obra que permitirá ampliar el portafolio de servicios y aumentar la ocupación del centro al 100 %. Para garantizar la independencia y transparencia, la elección la hará una firma consultora internacional. La portadora de estas noticias es María Cecilia Otoya, gerente del CEVP, que se ha fijado para este año la meta de cumplir estos y otros proyectos como dotar al Centro con sistemas audiovisuales y de aire acondicionado propios y terminar las vías de acceso y parqueaderos. Por ejemplo, el salón Meléndez carece de tratamiento acústico para la calidad de sonido, de baños, tapete y mobiliario, por lo tanto, no cumple con los requisitos de un salón de convenciones. Estas adecuaciones y dotaciones solo de este salón valen $4000 millones.El CEVP facturó $4600 millones en 2012, pero acumula deudas por $8000 millones con el sistema financiero y $2.000 millones con proveedores. Además, debe pagar $2400 millones al año por arrendamiento financiero o de ‘outsourcing’ de aires acondicionados y de sistemas audiovisuales.El total de obras nuevas y amoblamientos le costarían $20.000 millones, recursos que están incluidos en el Contrato Plan gestionado por el Grupo de los 11, G-11, liderado por el municipio de Cali y circunvecinos: Jamundí, Palmira, Yumbo, Candelaria, Pradera, Florida, Buenaventura, La Cumbre, Dagua y Vijes.Pero el gobernador Ubeimar Delgado, la Asamblea Departamental y el bloque parlamentario han solicitado al director de Planeación Nacional, Mauricio Santamaría, redistribuir los $3,5 billones que totalizan las obras contempladas para el G- 11, a los 42 municipios del Valle. Lo que hizo temer por los recursos que se destinarán al Centro de Eventos. Sin embargo, en carta firmada por el Mandatario del Valle y el director de Planeación Departamental, Christian Garcés, le reiteraron a Santamaría la necesidad de “garantizar la asignación de recursos para consolidar y financiar su fortalecimiento” (del CEVP). Y en el Plan Plurianual de Inversiones 2013 - 2015, le asignó partidas anuales de $500 millones. “Lo del Contrato Plan es una discusión política que tiene otros interlocutores y no voy a entrar en ella; mi única responsabilidad es garantizar la infraestructura total y terminada del CEVP, una obra que es definitiva para el desarrollo de la región”, dijo María Cecilia Otoya.Roberto Arango, presidente de la Cámara de Comercio de Cali, CCC, entidad que posee el 68,4 % de las acciones del Centro, se mostró en total acuerdo en que el Gobierno aporte los recursos para finalizar las obras pendientes de este “gran dinamizador de la economía de la región”.Y da dos ejemplos recientes: el CEVP fue el líder logístico y operativo de la Alianza del Pacífico, cumbre que movió en Cali US$1,5 millones (cerca de $3000 millones). “Más de 3000 taxis estuvieron ocupados y hubo gente que se tuvo que hospedar en Buga porque Cali copó toda su capacidad”, destaca.Y la reunión de Herbalife. “¿Qué otro sitio de Cali o del Valle puede atender 4000 personas en un mismo salón?”, se pregunta Arango destacando que toda esa gente come, duerme, gasta en los centros comerciales, “eso mueve la economía”. Sobre la supuesta imposibilidad de asignarle recursos públicos por ser una entidad privada, que esgrimen algunos sectores, Arango y Otoya aclararon que el Centro de Eventos es una entidad mixta, con aportes de la empresa privada y de sus agremiaciones, pero también de la Nación, la Gobernación y los municipios de Cali, Yumbo y Palmira.Arango desestima dichos cuestionamientos “Si eso fuera verdad, ¿por qué el Gobierno Nacional le acaba de dar $3500 millones para la ‘macrococina’?”, afirma y aclara que en ninguna parte del mundo estos centros son privados. “Lo que pasa es que aquí el esfuerzo mayor lo tuvo que hacer la Cámara de Comercio porque teníamos una Gobernación emproblemada (casos Abadía - Useche) y unos municipios ahorcados, sin recursos”, dice.El dirigente gremial propone que como la Alcaldía de Cali y la Gobernación del Valle aportaron para su construcción, ahora pueden aumentar el capital y suscribir más acciones. Igual podrían hacer las alcaldías de Yumbo y Palmira.El senador Germán Villegas, miembro del bloque parlamentario del Valle, respaldó la iniciativa de conseguir los aportes para el CEVP y sostuvo que si hubiere algún reparo jurídico, se puede estudiar una figura de triangulación con el municipio de Cali o de Yumbo para que los recursos se le giren a la entidad pública y esta haga convenios para canalizarlos en las obras del Centro de Eventos.El dirigente gremial enfatizó que la mejor manera de sacar adelante es haciendo más eventos y para ello hay que terminar el centro porque las vías de acceso, el parqueadero está sin terminar y hay salones que les falta la dotación y eso impide que tenga una mayor ocupación. “Independientemente de la discusión política, hemos pedido apoyar el CEVP porque nos traería el beneficio de fortalecer la cadena de turismo de reuniones y garantizar la productividad de la región porque este es mucho más rentable que el turismo vacacional”, dice Otoya.Un ejemplo fue el Congreso Nacional de Ortopedistas, que reunió a 1500 especialistas de todo el país. “Esa sola visita dejó a la región $4000 millones en tres días”, dijo la gerente para concluir que “lo importante es reconocer que su rentabilidad es social y muy alta”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad