Conozca las acciones pendientes para evitar que el río Cauca se desborde

Febrero 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Jessica Villamil Muñoz / Reportera de El País
Conozca las acciones pendientes para evitar  que el río Cauca  se desborde

Urgen canales interceptores y de drenaje, 715 kilómetros de diques, así como estaciones de bombeo. Gobierno no puede olvidar el riesgo inminente que representa el aumento del caudal del río Cauca.

Unos días sin llover en la región y es suficiente para que sus habitantes y dirigentes se olviden del riesgo inminente que representa el río Cauca para Cali y el Valle. Ya pasaron las semanas en las que el afluente alcanzó niveles históricos de hasta 10,61 metros de altura a su paso por Cali y anegó a 36 municipios de la región. Las aguas volvieron a su cauce, pero sigue siendo urgente y necesaria la culminación de las obras que se planearon y se dejaron a medias desde hace casi 30 años.Una parte del proyecto se hizo: La represa de la Salvajina en Suárez, Cauca, cuyo objetivo principal es regular el caudal del río. Su operación es responsabilidad de la Empresa de Energía del Pacífico, Epsa.Otras obras igual de importantes, como los anillos de protección, sólo se hicieron en un 60% y únicamente quedaron instaladas el 6% de las estaciones de bombeo contempladas. Los diques construidos están devorados por la hormiga arriera, cultivos ilícitos y pastoreo. “La CVC por diez años descuidó la regulación del río. Hubo funcionarios que dijeron que a ellos no les correspondía el control de inundaciones”, señaló Guillermo Regalado, de Hidrooccidente. El ingeniero sostuvo que ahora se están “apagando incendios” con obras de mitigación, pero el desarrollo total del proyecto es “indispensable”. Lo que debió ser El proyecto Lilienthal, como se llamó la construcción de la Salvajina y las obras complementarias, consiste en levantar 715 kilómetros de diques a los costados del afluente principal y sus tributarios; hacer 626 kilómetros de canales interceptores y de drenaje de las aguas que bajan de la montaña y construir 27 estaciones de bombeo. El plan comprendería desde Suárez (Cauca) hasta La Virginia (Risaralda), pasando por el Valle. “Algunas obras se hicieron a través del sistema de valorización y fueron ejecutadas por la CVC, pero la Ley 99 de 1993 cambió la filosofía de las corporaciones y no están autorizadas para hacer obras con beneficio a particulares”, explicó Clemencia Sandoval, funcionaria de la entidad.Los modelos fueron los diques del Distrito de Aguablanca y del Distrito de Riego de Roldanillo, La Unión y Toro, RUT. “La responsabilidad recayó sobre los propietarios de los predios a orillas del Cauca, es decir, los agricultores”, agregó. Adicional a esos trabajos por valorización, en la década del 70 se adelantaron otras obras intermedias que no cumplieron con los requisitos exigidos. En los sectores de la Autopista Cali Yumbo, Puerto Isaacs-La Guajira, Puerto Tejada y los ríos Bolo y Frayle se hicieron únicamente diques para proteger de las inundaciones; entre el río Palmira y Frayle se construyeron diques y drenajes. El único sitio donde se consolidó el anillo completo fue entre el sector La Selva y el Paso La Torre, en Yumbo.Epsa indicó que para evitar que los desbordamientos afecten a los pobladores ribereños es indispensable la compra o el desalojo de los meandros (curvatura pronunciada de los ríos). Futuro incierto A pesar de la construcción del embalse hay por lo menos once ríos tributarios que no tienen control ambiental o técnico. Epsa precisó que esos afluentes representan el 50% del caudal del río Cauca en su recorrido desde Salvajina hasta Cali y en invierno se puede incrementar en un 80%. Como parte de la solución se construirían cinco embalses —tres en el Cauca y dos en Valle— para regular los caudales de los tributarios con mayor impacto. Estos trabajos, según la CVC, tendrían un costo superior a los $38.000 millones.La Asociación de Cultivadores de Caña de Colombia, Asocaña, agregó que los trabajos fueron actualizados y presentados ante el Fondo de Adaptación Nacional para acceder a los recursos. Asimismo, desde el año pasado se está adelantando un estudio en conjunto con el Gobierno holandés en un área de 35.000 hectáreas a lo largo del afluente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad