Conozca la nueva vía que llevará a Cartago hacia el desarrollo

default: Conozca la nueva vía que llevará a Cartago hacia el desarrollo

La carretera Zaragoza-aeropuerto-Anacaro está unida a la iniciativa del puerto seco en Cartago. El Gobierno Nacional le dio el visto bueno el mes pasado. Expectativa.

Conozca la nueva vía que llevará a Cartago hacia el desarrollo

Marzo 27, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Redacción

La carretera Zaragoza-aeropuerto-Anacaro está unida a la iniciativa del puerto seco en Cartago. El Gobierno Nacional le dio el visto bueno el mes pasado. Expectativa.

Durante los últimos trece años los cartagüeños han oído hablar de una vía que le daría a la ciudad el impulso que necesita para sacar adelante la zona franca y el aeropuerto Santa Ana.Sería la carretera que no sólo conectaría al corregimiento de Zaragoza con el aeródromo y el corregimiento de Anacaro, en Ansermanuevo, sino que sacaría el tráfico pesado del centro de la Villa de Robledo.El pasado mes de febrero la esperanza de que ese proyecto se concrete revivió cuando el presidente de la República, Juan Manuel Santos, le dijo sí a su construcción, luego que el alcalde de Cartago, Germán González Osorio, le manifestara la importancia que está vía tendría para la ciudad y para todo el norte del Valle del Cauca.Y es que esta variante, proyectada desde 1998, cuando en el país se empezó a hablar de los planes de ordenamiento territorial, POT, se convirtió en una prioridad que se fue diluyendo con el paso del tiempo y de mandatarios locales que llegaron con otros proyectos de ciudad.Gerardo Toro, quien fuera alcalde de Cartago en aquella época, recuerda que la construcción de la vía se definió como uno de los proyectos estratégicos para la ciudad en las mesas de trabajo que se realizaron con los gobernadores de Quindío, Caldas y Risaralda y los alcaldes de sus capitales.“Cada zona definió su proyecto y en las otras ciudades ya todo se concretó, pero en Cartago faltaron dolientes y liderazgo de la dirigencia política y administrativa del Municipio”, narró antes de resaltar que “es una lástima que hoy, una década después, el proyecto todavía siga en el papel”.Una por otraPero esta vía, que buscaba unir a las troncales Panorama y Panamericana, sin necesidad de atravesar el centro de la Villa, no sólo ha sufrido los rigores de los cambios en las administraciones locales sino que su trazado inicial fue modificado sin mayores explicaciones.Toro sostuvo que, debido a la posible integración aeroportuaria con Pereira, la carretera se trazó en el sentido Sotará–Anacaro–aeropuerto-Zaragoza y que así se incluyó en un documento Conpes para darle más impulso a la unión de las terminales aéreas.A su vez, Carlos Chacón Arango, presidente del Comité Multisectorial del Norte, recordó que ese trazado inicial ya tenía licencia ambiental por parte del Ministerio del ramo, pero que luego se cambió para construirse la vía que partió la ciudad en dos y dispuso que el transporte de carga con destino a Buenaventura pasara por el centro de Cartago.Así, la Villa quedó como la única ciudad intermedia de la zona plana del departamento que no tiene variante para comunicar las dos troncales, puesto que Palmira, Buga, Tuluá, Zarzal y La Victoria sí la concretaron.Es por eso que ahora se espera que el trazado Zaragoza–aeropuerto–Anacaro se convierta en la opción de desarrollo que requiere la ciudad para descongestionarse.Para el concejal José Eliécer Pérez, uno de los beneficios que traería la adecuación de esta vía sería la reducción de los tiempos del transporte de carga y la posibilidad de expansión del municipio, ya que a su alrededor se construiría un sector industrial.“Esperamos que con la construcción de esta vía podamos implementar un sistema de servicios públicos que nos permita construir en ese territorio las empresas que Cartago necesita para generar empleo y darle desarrollo a la ciudad”, agregó.Junto a la expansión territorial, la nueva carretera generaría atractivos en la región en términos de productividad y competitividad.Así lo considera Eduardo Salazar Hoyos, director de Promoción y Desarrollo de la Cámara de Comercio de Cartago, para quien la falta de vías de conectividad ha hecho que la llegada de la industria a la Villa sea incipiente.“Pero no sólo la industria, también las empresas y el despegue del aeropuerto. Cuando operaba una aerolínea en el Santa Ana, a los pereiranos no les molestaba salir de este terminal, pero sí les incomodaba tener que cruzar todo Cartago antes de llegar a su localidad, además por la falta de señalización”, señaló.Al principioEn la actualidad, el proyecto vial avalado por el Presidente de la República también hace parte de la agenda del Rectángulo del Café, la cual se ha venido discutiendo en distintos escenarios de la región.“Se sabe que el desarrollo de Cartago y de la región depende de que haya vías cómodas y confiables y de que el transporte de carga y de pasajeros sea muy seguro”, anotó el edil.De igual forma, la ausencia de esta carretera se ha convertido en un verdadero problema para los habitantes de la Villa de Robledo. Es el caso de las personas residentes en barrios como Laureles y El Llano, que padecen el paso del tráfico pesado por su sector.“Nuestras casas se están deteriorando más rápido de lo normal. Los huecos en las vías son unos verdaderos cráteres y el peligro que representa el paso diario y constante de tractomulas y camiones es infinito”, aseguró Marta Ramírez, una vecina de la zona.El descontento también incluye a los comerciantes, puesto que el 4,44% considera que la difícil movilidad por las avenidas es uno de los principales problemas de Cartago, según un estudio del Observatorio Económico de la Cámara de Comercio de la ciudad.Lo cierto es que luego del compromiso verbal que Juan Manuel Santos asumió con los cartagüeños, lo que sigue, de acuerdo con el director de Desarrollo Físico del Municipio, Fernando Ivonne Ayala, es ir a Bogotá, pedir la visita de expertos para calcular el valor de la obra y presentar el proyecto ante el Ministerio de Transportes.De esta manera se espera darle oxígeno a un proyecto carreteable que por más de una década ha dormido el sueño de los justos, mientras los habitantes de la Villa de Robledo han padecido por su ausencia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad