Conozca la labor social que se realiza en Palmira durante la navidad

Diciembre 12, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Conozca la labor social que se realiza en Palmira durante la navidad

En las instalaciones de la Fundación Moce se realiza todas las tardes la Novena de Aguinaldos, que culminará el próximo jueves con un agasajo.

A pesar de trabajar todo el año por el bienestar de la población vulnerable de la Villa, la labor de estas entidades se afianza en esta época. Campañas de solidaridad a las que vale la pena sumarse.

Navidad es época de compartir y de regalar, no lo que sobra, sino aquello que a muchas personas les hace falta para tener un poco de alegría.Con esta visión, varias fundaciones, organizaciones y entidades sin ánimo de lucro que trabajan por la población vulnerable de la Villa de las Palmas se pusieron la camiseta para realizar campañas en pro de los más necesitados.Gracias a estas iniciativas, muchos niños, ancianos y madres cabeza de familia podrán recibir un detalle y disfrutar de un plato de comida en medio del afecto de quienes durante todo el año han velado por su bienestar.Palmirahoy les muestra cuatro entidades que trabajan desinteresadamente por la comunidad no sólo en diciembre, sino durante los 365 días del año.‘La casa de la viuda’, que por más de 53 años ha sido el albergue de madres con sus hijos, constituye una muestra de bondad y solidaridad digna de imitarse. Además, su programa de externado con 80 niños de escasos recursos de Palmira le mereció recientemente la máxima calificación por parte del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Igualmente es de destacar la labor que realizan las Hermanas Misioneras de Santa Rosa de Lima con más de 120 niños en alta vulnerabilidad del norte de la ciudad. Ellas esperan que la ayuda de la población les permita continuar con su obra. El Club Activo 20-30 tiene, por su parte, el propósito de seguir apoyando a la comunidad de Palmira, El Cerrito y los corregimientos de Potrerillo y La Buitrera con la entrega de mil regalos. Mientras tanto, la Fundación Moce busca entregar un alegría a la comunidad deprimida y recuperar la tradición de celebrar en familia, teniendo como base la verdadera esencia de la Navidad, porque este es el tiempo propicio para regalar. Para hacer sonreir a un niño‘Regalos por una sonrisa’ es la campaña que por segundo año consecutivo realiza El Club Activo 20-30, ‘La luz del sol’, que aspira a recaudar por lo menos mil regalos para igual número de niños de escasos recursos económicos de Palmira, El Cerrito y los corregimientos de Potreillo y La Buitrera.“Hemos querido enfocar los esfuerzos hacia estos sectores porque, de acuerdo con algunos estudios, es donde se tiene un mayor grado de vulnerabilidad”, expresó Paola Andrea Herrera, vicepresidenta de la institución.La campaña tiene como aliado al movimiento ‘Cursillos de cristiandad’, que toca las puertas del sector privado y de la comunidad de la Villa de las Palmas.Como parte de este propósito, los días 10, 11, 17 y 18 de diciembre se instalará una urna en el centro comercial Llanogrande, en el cual las personas interesadas en apoyar esta noble causa podrán depositar los obsequios para los pequeños, entre las 10:00 de la mañana y las 10:00 de la noche.“Lo más lindo que se puede lograr con esta iniciativa es poder cambiar la sonrisa de un niño por un regalo. Esa expresión de felicidad y de gratitud es el mejor pago que se puede recibir”, agregó.El Club Activo 20-30 es una entidad internacional sin ánimo de lucro que desde la Villa trabaja con la niñez en estado de vulnerabilidad por abandono, desplazamiento y discapacidad, en los estratos 1 y 2.En la actualidad la institución atiende 80 niños con diferentes programas, además de otros diez que se encuentran adelantando procesos terapéuticos.Esta organización, que desarrolla actividades todo el año con los menores desprotegidos de la ciudad, tiene fundamentada su labor en la utilización del arte como medio para despertar sus habilidades.De hecho, actualmente tiene un grupo infantil de percusión. La labor social del Club Activo 20-30 en la Villa de las Palmas no para allí, puesto que también tiene un convenio con el Colegio Cárdenas, del barrio Mirriñao, a través del cual se valoran y se ofrecen terapias de lenguaje y ocupacionales a los menores que lo requieran.Una navidad para continuarLas religiosas de la comunidad de las Hermanas de Santa Rosa de Lima se dieron a la tarea de garantizarle una Navidad más feliz a por lo menos 200 niños de los barrios más vulnerables de la Villa de las Palmas.Concentradas en sus instalaciones del barrio Coronado, en la Comuna 1, junto con otras ocho personas, luchan durante los 365 días del año por sacar adelante a los 120 menores que regularmente asisten allí a participar de las actividades de formación integral, manualidades, teatro, recreación y deporte.Pero en la época navideña su espíritu de solidaridad se hace más fuerte y por ello tienen como meta que el Niño Dios, representado en la bondad de los palmiranos, les permita realizarles una fiesta a los niños, compartiendo con ellos un refrigerio y entregándoles algunos regalos durante la Novena de Aguinaldos, que se realizará del 15 al 23 de diciembre.Sin embargo, lo que más que se quiere es que la comunidad contribuya con juegos didácticos y de mesa, que se podrán aprovechar para la formación en valores de los pequeños, indicó la religiosa Martha Lucía Jiménez Duarte.“La idea es que los regalos lleguen con tiempo para organizarlos”, precisó antes de agregar que se pueden llevar obsequios para niños entre los 6 meses y los 15 años de edad. También sostuvo que sería muy bueno que durante esta Navidad la institución recibirá como donación utensilios de cocina como licuadora, nevera y ollas. La formación en la Fundación Santa Rosa de Lima igualmente es integral y a ella asisten además las madres de los pequeños beneficiados.Ellas se capacitan en oficios como manualidades, bajo la orientación de profesionales como la sicóloga Doris Beatriz Rey, quien también atiende la escuela de padres que opera sin ningún costo.“La intención no es que los niños se coman un arroz en Navidad, sino que hagan parte de todo un proceso de formación, porque ellos están en constante riesgo”, advirtió la madre Martha Lucía, quien reveló que entre 20 y 35 mamás hacen parte de esta formación integral.Por el bienestar de 80 niñosEybar Llano y Gilberto Giraldo Arredondo, quienes dejaron la Casa de la Viuda hace 27 y 40 años respectivamente, hoy trabajan como egresados de esa institución en procura del bienestar de los 80 niños que allí se atienden durante todo el año.De la mano de su directora, la hermana Lucía Inés Betancourt, están empeñados en suplir la necesidades de la gente que se encuentra en estado de vulnerabilidad.Por eso, en esta Navidad su propósito no es tanto obtener muchos regalos, sino garantizar la alimentación a muchas personas que padecen hambre.“Necesitamos comida”, destacó la directora, antes de anotar que también sería bueno que la comunidad contribuyera con útiles escolares.En la institución Laura Vergara, como es su nombre, se programó la celebración de la Novena de Aguinaldos, que se inició el pasado 1 de diciembre. En ella participan cantando, orando y representando a los personajes de la Natividad “los pequeños que esperan que la gente venga y les traiga sus regalitos”, precisó. Los menores Catherine Asprilla, Mario Andrés García y Nathalia Barrera, quienes representaron el pasaje en el que María visita a su prima Isabel poco antes de tener a Juan Bautista, coincidieron en que “la Navidad es todos los días y por eso hay que ayudarle al prójimo todo el año”. Mientras tanto, Gilberto y Eybar, que en la actualidad trabajan como docentes, participan de las novenas del Niño Dios que se realizan en la institución como una forma de fomentar en los niños protegidos el amor por la Navidad y en la población en general el espíritu de la solidaridad.Celebración espiritual Navidad es época de compartir en familia y con esa filosofía el Movimiento Católico de Espiritualidad organiza actos para la población de escasos recursos económicos del sector de Las Delicias, donde se encuentran las plazas de mercado de la Villa de las Palmas.No obstante, para la directora Sandra Teresa Fernández, lo más importante es procurar conservar la tradición por la formación espiritual de los niños, mostrándoles el verdadero significado de estos días.En el sitio al que acuden unos 200 menores de dicho sector ya se iniciaron las novenas que también están abiertas a todas las personas que quieran hacer parte de un proceso de evangelización, que es la finalidad de la Fundación Moce.Para el próximo jueves se tiene programada una fiesta con los pequeños que de manera gratuita asisten al comedor de la institución, en la cual se les entregará un detalle.El viernes el turno será para las madres cabeza de familia y los adultos mayores en estado de vulnerabilidad.Jazmín Hernández, quien acude con sus seis hijos al comedor comunitario, hizo una llamado para “que la gente contribuya con la obra que se está realizando, pues esta obra se ve no sólo en lo que hacen durante todo el año, sino también en Navidad, cuando se entregan juguetes y ropa a los niños”.El presbítero Mauricio Ceballos, quien está vinculado a la fundación como asesor espiritual, destacó que realiza un acompañamiento a través de la oración y como guía evangelizador de la comunidad, especialmente de la residente en Las Delicias.Por su parte, la señora Fernández reveló que ninguna de las personas que asisten a la institución pagan por sus servicios, por lo que se hace necesario que los habitantes de la Villa de las Palmas también contribuyan con esta noble causa, puesto que la mayoría de recursos recepcionados provienen de Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad