Con un ataúd, un hombre llama la atención de su familia en Tuluá

Julio 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá.

El cofre, adornado con las facturas de los servicios públicos llamó poderosamente la atención de los vecinos de la carrera 32 con calle 31 del tradicional barrio Victoria de Tuluá.

Como una manera de llamar la atención, un hombre que al parecer tiene un conflicto familiar, se compró un ataúd y lo puso en la puerta de su casa.El cofre, adornado con las facturas de los servicios públicos llamó poderosamente la atención de los vecinos de la carrera 32 con calle 31 del tradicional barrio Victoria de Tuluá, que no entendían cuál era el mensaje que se quería dar.De esa manera don Arnulfo Chaparro, un vendedor de aguacates de 70 años, dijo que sus cinco hermanos “le hacen la guerra” porque según él, lo quieren sacar de la casa que les dejó su mamá de herencia muerta hace 24 años."Lo que quiero es que me dejen la vida tranquila y no me vayan a quitar el pedacito de tierra que nos dejó mi mamá”, dijo don Arnulfo.En minutos llegaron varias patrullas de la policía para evitar que en lugar se fuera a presentar un problema de orden público.Por su parte, Edilberto Chaparro, uno de los hermanos, se sintió extrañado con el “show” que hizo el septuagenario."No entiendo qué le pasa a mi hermano, con él no tenemos ningún conflicto, él puede vivir en la casa y nadie lo molesta”, manifestó el señor Edilberto.Al final, don Arnulfo tomó el sarcófago, que le costó $ 200.000 en una fábrica de ataúdes y lo puso al pie de su cama, porque según él, sólo le resta esperar el día de su muerte cuando se acaben todos sus conflictos familiares.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad