“Con el embargo, el sindicato favorece la intervención”: director del HUV

“Con el embargo, el sindicato favorece la intervención”: director del HUV

Diciembre 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Con el embargo, el sindicato favorece la intervención”: director del HUV

Jaime Rubiano, director del Hospital Universitario del Valle.

El director del HUV, Jaime Rubiano, explica las consecuencias de un fallo que congeló las cuentas bancarias del hospital. La entidad apelará el fallo.

Un nuevo problema se suma a la difícil situación económica del Hospital Universitario del Valle. Esta vez, por cuenta de una demanda que instauró uno de los sindicatos del hospital, Sintrahospiclínicas, por una dotación del año pasado que no les ha sido entregada. El director de la institución, Jaime Rubiano, se mostró sorprendido por la acción, pues argumenta que lo que estas personas piden se convino de forma ilegal. Lo preocupante de esto es que una vez los bancos sean notificados, las cuentas del hospital quedarán congeladas. ¿Cuál es la historia de este embargo?Hay una convención que dice que a los empleados hay que darles una dotación anual de uniformes: camisas, zapatos y pantalones. Pero el año pasado no se les dio y la administración anterior firmó extraconvencionalmente un acuerdo con ellos de darles una plata por este concepto.¿Y eso es ilegal?¡Por supuesto que es ilegal! Eso fue consultado en el Ministerio de Trabajo, en la Gobernación y en la junta directiva del hospital y todos estuvieron de acuerdo en que es ilegal. Como yo les dije que no les íbamos a dar esa plata, demandaron y ahora nos embargan las cuentas. No entendemos por qué el fallo salió en contra del hospital, si nosotros tenemos unos plazos legales que aún no han culminado.¿De cuánta plata estamos hablando?En el acuerdo se prometió dar a cada empleado del hospital $1.300.000 para la dotación. Con eso se compran diez dotaciones. Póngale que una camisa cuesta $30.000, un pantalón, caro, $50.000 y unos zapatos $50.000. Todo eso doble serían $300.000 o $500.000, exagerando. Pero más de un millón es estrafalario.Uno se pregunta... Si usted ya sabía que esto era ilegal y que no se podía pagar ese subsidio, ¿por qué no denunció antes la situación?Uno nunca se imagina que un trabajador del sindicato haga estas cosas. No lo pensamos. Creíamos que podíamos llegar a otro tipo de acuerdo, no pensamos que iba a llegar a esas instancias.Pero también hay otras denuncias que usted mismo ha expresado, como que la administración pasada compraba insumos con sobrecostos, ¿hasta ahora usted ha instaurado alguna denuncia?Ese no es mi deber. Acá hay visitas constantes de la Contraloría y la Procuraduría y ellos son los entes que controlan eso. Yo solo tengo que hacer el diagnóstico de estas irregularidades.¿Qué harán frente al fallo del embargo?Es lo que estamos evaluando. Apenas acabamos de conocerlo, pero ya nuestros abogados están en eso. Creemos que el fallo no es exigible. ¿Y qué consecuencias trae el fallo?Pues sería catastrófico porque las cuentas bancarias quedarían congeladas. No podríamos pagarles a los trabajadores, mire lo inhumano, en pleno diciembre. Además, es un mes en el que la cifra de pacientes excede todas las estadísticas y podríamos no dar abasto, pues con las cuentas congeladas no podemos recibir los giros de la Nación ni de la Gobernación.¿Cómo percibe toda esta situación?Como dicen: cada día trae su afán. Y en este hospital, cada día es sorprendente encontrar cosas que uno no pensaba. Imagínese, son los mismos trabajadores los que demandaron a la empresa, en circunstancias irracionales. Yo no entiendo por qué hacen este tipo de cosas. Porque si usted mira, el Sindicato tiene una cantidad de prevendas y si uno se pone a comparar con alguien que no es del sindicato, equivalen, en términos económicos, a $2700 millones al año para el hospital. Y tenemos que cumplirlas todas, porque sino nos metemos en problemas jurídicos. No sé cómo se han hecho esos acuerdos que son tan costosos. ¿A qué beneficios se refiere?Los sindicatos tienen, por ejemplo, casi un año de permisos sindicales. Tienen 295 días de permisos sindicales, que todos se pagan y eso nos sale en más o menos $400 millones por trabajador al año. Tienen auxilios de gafas, 200 auxilios educativos (de los que nosotros pagamos 100), tienen prima de 30 días, cuando un trabajador normal tiene 15. En diciembre cada sindicato nos pide $30 millones para la fiesta de navidad. Y nos andan discutiendo una (fiesta) que hicimos nosotros, que era gratis porque nos la donaron proveedores. Lo que ellos piden, toca dárselos. Aquí estamos quebrados, pero como sea hay que pagarles la fiesta de navidad. ¿Es cierto que el sindicato viaja a otros países por cuenta del hospital?Claro, ellos viajan a otros países a congresos de la OIT, van a Ginebra (Suiza). Todo eso lo pagamos nosotros. Por qué el sindicato firmaría un acuerdo como el que está en discusión, siendo, al parecer, ilegal...Claro, es irracional. Pero ellos a veces piden por pedir y de alguna manera tienen aliados que les ayudan a sacar fallos como este.¿Cuál es entonces la relación que hay hoy entre la dirección y el sindicato?Yo tengo una administración de puertas abiertas. Yo no entiendo lo que está pasando, porque le aseguro que si no se hubieran tomado medidas como las que se han implementado, este hospital estaría cerrado. Creo que lentamente estamos saliendo de esta crisis. El sindicato es impredecible y a veces no comprendo sus acciones.¿Cómo va el tema de la posible intervención del hospital? Con este embargo, ¿no es mejor meterle el acelerador, para evitar que puedan darse nuevos embargos?Mire cómo ellos (el sindicato), que son enemigos de la intervención, están favoreciéndola. Con la intervención lo que se busca es que el hospital pueda resolver sus deudas sin que lo embarguen. Con esto, favorecen que se piense más en esa opción.Pero el proceso de saneamiento sigue en pie...Sí. estamos siguiendo un plan de desempeño, pero si no cumplimos los plazos, es probable que lleguemos a una intervención. Sin embargo estamos haciendo lo posible para no llegar a esa situación.Con todo lo que ha sucedido estos meses que lleva como director encargado, ¿usted sigue en pie para el concurso que escogerá al director definitivo?Pues todavía estoy en pie, pero uno ve unas cosas tan inauditas, tan irracionales, que uno dice: ¿se justifica hacer un esfuerzo tan grande, para que un grupo tan pequeño afecte lo que se hace? Porque, entre otras cosas, el sindicato que más problemas nos causa son como 400 personas, de las cuales tan solo 15 o 20 son los que hacen escándalo. En total el hospital tiene 1400 nombrados y contratistas, 850. ¿Qué dinero le va a entrar próximamente al hospital?De la Gobernación, del contrato de 2011, hay entre $10.000 millones y $12.000 millones; del 2012 nos van a llegar $4000 millones; nos van a llegar también $10.000 millones de la Bancada Parlamentaria; Caprecom nos debe pagar $5300 millones antes del 15 de diciembre; los excedentes de facturación llegarán por recursos de la nación; una excelente noticia es que el Secretario de Salud de Cali dice que podría darnos unos $3000 millones para atención a pacientes no asegurados, cosa que agradecemos al Municipio, pues el 80% de los pacientes son de Cali. Es bastante la plata que llega... el problema es que con los embargos no sabemos qué va a pasar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad