Compradores se tomaron casas que no se entregaron

Enero 07, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | Palmira

Luego de esperar por más de siete años que se entregaran las casas de un plan de vivienda, miembros de 30 familias de Palmira optaron por ocupar los inmuebles aún sin terminar y sin ningún servicio público domiciliario.

Luego de esperar por más de siete años que se entregaran las casas de un plan de vivienda, miembros de 30 familias de Palmira optaron por ocupar los inmuebles aún sin terminar y sin ningún servicio público domiciliario.Como una forma de presionar una solución, los compradores se tomaron en forma pacífica el sitio en donde se mantendrán en carpas hasta tanto obtengan una respuesta positiva. Argumentan que los inmuebles son de propiedad de quienes poseen como respaldo una promesa de compraventa.A través del proyecto, que se desarrollaría mediante convenio entre la firma Construyá Ltda y el Municipio de Palmira, se pretendía construir un total de 125 viviendas por un valor de $35 millones cada una.Los manifestantes dicen que muchos debieron realizar préstamos a entidades bancarias y a particulares a través del sistema gota a gota, para cumplir con los requisitos económicos que se exigían para acceder al proyecto.Amparo Ibañez, una de las personas afectadas, señaló que la cuota mínima que se entregó a la constructora fue de siete millones de pesos. Sin embargo, algunas familias hicieron aportes de hasta $25 millones.Orlando Michelle, otro de los compradores, precisó que ante la demora en la entrega un grupo de afectados decidió tomar posesión de las casas que se encuentran en obra negra.Enfatizó, que aunque las viviendas no cuentan con acometidas de servicios públicos, se está solicitando que al menos se entregue lo que se tiene en la actualidad como es el lote y algunas estructuras levantadas en ladrillo.Lo que se conoce de los promotores del plan de vivienda es que la empresa Construyá se declaró en quiebra, por lo que se nombró como agente liquidador al abogado Horacio Mosquera, quien está al frente del proceso.Como alternativa se está pensando en la venta del proyecto a otra constructora para así realizar la devolución de los aportes. Entre tanto, por parte de los propietarios existe la propuesta de que se entreguen las casas, tal como están, para ellos terminarlas.Sobre el particular, Mosquera señaló que no se puede desconocer que las familias tienen un derecho ganado, pues pagaron hace siete años determinados montos que se entregaron a unas personas que no respondieron por esos recursos.Entre tanto, muchos de los protestantes están dispuestos a permanecer en el sitio hasta que haya una solución definitiva al conflicto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad