Comerciantes de mariscos, los otros afectados por el apagón en Buenaventura

Junio 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura
Comerciantes de mariscos, los otros afectados por el apagón en Buenaventura

Pescados y mariscos se están dañando debido a que han perdido la cadena de frío que permite que estos alimentos se conserven en buenas condiciones para el consumo.

El hielo escasea y los congeladores ya no dan abasto. Hasta dos millones de pesos se están perdiendo diariamente.

La preocupación entre los comerciantes de mariscos de las galerías de Buenaventura aumenta, el hielo escasea y los congeladores ya no dan abasto para guardar la mercancía.

Comerciantes como Alix Solís y su madre, son de los más afectados por el apagón que afecta a Buenaventura desde este domingo, ella asegura que "debemos cerrar a las dos o tres de la tarde porque no hay nadie que compre, nosotros estamos es acá de pura resistencia".

Además, cuenta que su negocio tiene en el momento una inversión de más de cinco millones, la cual está a punto de perderse por la falta de energía.

"El hielo está escaso y caro, nos toca comprar más del que se compra normalmente, los cuartos fríos no funcionan y los dueños de estos cuartos no se comprometen a guardarlos", explicó Solís. 

Lea también: descartan medidas especiales de seguridad en Buenaventura tras atentado.

Las ventas están a la baja y a pesar de que intentan hacer promociones para salir del producto y evitar que se dañen, no consiguen vender más de 100 mil pesos.

"Tenemos temor de que nos toque botar los mariscos, por ejemplo tenemos el calamar a ocho mil, el camarón grande a 15 mil, a ver si así se vende", dijo Alix Solis Valencia.

Los comerciantes de la zona de la Galería de Pueblo Nuevo aseguran que están perdiendo hasta dos millones de pesos diarios por cuenta de la falta de energía.

Si la energía no llega estarían a punto de perderse una cantidad considerable de mariscos, en especial, pescado, camarón y calamar.

Los pescadores también se han visto afectados por la falta de energía, debido a que no tienen compradores por estos días.

"Nosotros les vendemos a los de las pesqueras y a las platoneras, pero como no tienen donde guardarlo no nos compran el pescado, no sabemos qué hacer porque así no podemos trabajar", dijo Wilson Mosquera, pescador de Buenaventura.

En el apagón del pasado mes de diciembre, los comerciantes en general tuvieron pérdidas de hasta 700 millones de pesos diarios.

Otro de los problemas tiene que ver con las filas interminables para conseguir gasolina que permite la operación de las plantas de energía instaladas en negocios del puerto del Pacífico. 

Se estima que la voladura de la torre 17 tiene sin fluido eléctrico desde la mañana del domingo a los cerca de 400 mil habitantes del Puerto.

atentado se produjo hacia las 9:45 a.m.  en el sector de Agua Clara, a unos  25 kilómetros del casco urbano de Buenaventura
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad