Comenzó la recuperación ambiental del río Dagua

Comenzó la recuperación ambiental del río Dagua

Septiembre 06, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Buenaventura.

Más de una decena de retroexcavadoras iniciaron las labores que hacen parte de un plan de mitigación ambiental tras el impacto causado a esta zona por le explotación ilegal del oro durante más de 15 meses.

Más de una decena de retroexcavadoras, en diferentes sitios del corregimiento de Zaragoza, iniciaron la recuperación del río Dagua. Las labores hacen parte de un plan de mitigación ambiental, tras el impacto causado a esta zona por le explotación ilegal del oro durante más de 15 meses. La fundación Oro Verde, el consejo comunitario del alto y medio Dagua, algunos mineros y nativos del lugar, acompañaron las labores que se vieron un poco entorpecidas por las fuertes lluvias, que han venido cayendo en el sector en las últimas horas. "La principal labor es corregir el rumbo del río y evitar que siga desviándose por otras orillas con los riesgos que puede traer con la llegada de la temporada de invierno fuerte", dijo Jorge Ómar García, un ingeniero vinculado a la fundación. Igualmente, se busca drenar los pozos que dejaron la acción de más de 400 retroexcavadoras, que estuvieron en el sector hasta finales de marzo del 2010, ya que estos se prestan para la cría de zancudos y mosquitos que propagan el paludismo y el dengue. "En uno de los sectores críticos, en la vereda El Palito, tuvimos siete máquinas, vamos seguir con estas mingas pero requerimos más colaboración de las autoridades y de los mismos dueños de retros que deberían estar apoyandonos", precisó García. "Nosotros hemos venido apoyando estas mingas porque consideramos que es un buen comienzo de lo que debe ser hacia un futuro la recuperación total de esta cuenca", indicó Lucila Martínez, representante del consejo comunitario del alto y medio Dagua. Sin embargo, El País conoció que a pesar del esfuerzo de estas personas por mitigar el impacto ambiental hay dueños de estas máquinas que siguen trabajando clandestinamente perjudicando el esfuerzo pues siguen afectando el curso del río. Asimismo, los 'topos' humanos, a pesar que ha disminuido su número, de 30 se pasó a 12, siguen insistiendo en la búsqueda del oro a profundidades de 14 y 17 metros. "Hemos tapado con la colaboración de la Policía y la administración muchos de estos huecos o 'cúbicos', como ellos los llaman, pero de noche vuelven a construir otros", dijo un miembro de la Fundación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad