Comando de Policía del Valle despacha desde Tuluá ante ola de violencia

Comando de Policía del Valle despacha desde Tuluá ante ola de violencia

Septiembre 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Comando de Policía del Valle despacha desde Tuluá ante ola de violencia

Hace algunos meses los habitantes de Tuluá salieron a las calles a marchar por la ola de violencia que azota este municipio del Valle.

Por la racha de violencia que vive el municipio,la Policía Valle cumplió ya una semana despachando desde Tuluá.

Una las decisiones tomadas por la autoridades para hacerle frente a la violencia que azota a Tuluá, fue desplazar el despacho del Comando de la Policía Valle a ese municipio al que también llegaron 22 uniformados más. Ayer se cumplió la primera semana de esa medida. En siete días, el balance ya deja 57 personas capturadas. Por porte ilegal de armas de fuego, fueron detenidas 12 personas; por orden judicial se hicieron efectivas cinco órdenes de captura por tentativa de homicidio y cinco personas, buscadas por concierto para delinquir agravado con fin de extorsión y porte ilegal de armas también fueron detenidas. Por porte de estupefacientes, se registraron 24 capturas, por hurto tres, por violencia contra servidor dos y por hurto tres más.El coronel Nelson Ramírez, comandante la Policía Valle, destacó la captura en el barrio Municipal, de tres integrantes de Los Rastrojos, al mando de alias El Indio, que estaban dedicados al microtráfico, al homicidio y al secuestro en la ciudad y otras zonas del centro del Valle.Se trata de Leonardo Aguirre García, alias Leo, oriundo de Tuluá; Norberto Gallego González, alias Aretes, nacido en Cali y Manuel Fernando Peláez Masa, alias El Gurre, natural de Tuluá; los tres hombres de 21 años.De acuerdo con las autoridades, todos registraban antecedentes por homicidio, tráfico de estupefacientes, hurto agravado y porte ilegal de armas de fuego.Dentro de la intervención realizada por la Policía fueron incautadas 350 armas blancas y 12 armas de fuego en cumplimiento al Decreto 2535.Esas incautaciones, en parte, fueron posibles gracias a que durante esta primera semana fueron implementados puestos de control en diferentes sectores de Tuluá, en donde los uniformados solicitaron documentos a personas y vehículos; los retenes fueron complementados con allanamientos en barrios como La Inmaculada, La Trinidad y el corregimiento de Aguaclara, en donde las autoridades desmantelaron varios expendios de alucinógenos.La racha de violencia que vive Tuluá, quizás, sólo es comparable a la que tuvo que afrontar a mediados de los noventa cuando la incursión paramilitar en el centro del Valle llegó hasta las calles de la población.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad