Clavadistas del río Cuancua aprovechan el verano

Octubre 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
elpais.com.co

Un grupo de niños de los municipios de Trujillo y Río Frío gozan sus vacaciones clavando en el río Cuancua. Se lanzan desde 15 metros de altura.

Desafiando el vértigo que produce las alturas y los riesgos de caer al fondo del río, varios niños y adolescentes en el centro del Valle del Cauca tienen como pasatiempo lanzarse desde la estructura metálica del puente que une los municipios de Trujillo y Riofrío. Son 15 metros de altura que separan las cristalinas aguas del río Cuancua de lo más alto del puente metálico convertido ahora por los pequeños en peligroso trampolín.La competencia entre los jóvenes se ha vuelto una rutina todas las tardes y especialmente los fines de semana cuando más público logran reunir para observar su espectáculo. Una y otra y vez los pequeños se lanzan al vacío imitando las aves en su recorrido mientras llega el momento de estrellarse contra las cálidas aguas del río Cuancua."La emoción es muy grande, cuando uno se lanza se siente como un vacío en el estómago", dijo Brayan Gómez, un niño de tan sólo 11 años quien acude a este sitio acompañado de su primo Luis Eduardo, otro de los muchachos que arriesgan sus vidas con estos lanzamientos.Por su parte, Jhon Jairo Sánchez, anotó que es muy emocionante sentir la adrenalina que genera su organismo al desafiar las alturas."Al principio me daba muchos nervios, todo es costumbre", indicó Santiago Díaz, otro de los "clavadistas" del río Cuancua, que por estos días están aprovechabdo el intenso verano que se registra en la región.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad