Ciudadela deportiva de Palmira no será terminada este año

Mayo 31, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Palmira
Ciudadela deportiva de Palmira no será terminada este año

Las obras de la Ciudadela Deportiva se adelantan en varios frentes. Uno de ellos es la piscina olímpica, que se encuentra avanzada en un 93%, según el gerente de Imderpalmira, quien indicó que lo que quede faltando se puede subsanar con el apoyo de la empresa privada. Para esta obra se fijó un presupuesto de $641 millones.

Según la Alcaldía, las obras se harán hasta dónde alcancen los recursos ya asignados. El próximo año se haría otra licitación para terminarlas. Atletas lamentan la situación.

Por lo menos un año más tendrán que esperar los palmiranos para ver convertido en realidad su sueño de contar una Ciudadela Deportiva al estilo de las grandes urbes.La situación, que puso en alerta especialmente al gremio deportivo de la Villa de las Palmas, es un coletazo de la suspensión de las obras en el Estadio Francisco Rivera Escobar anunciada por la Administración Municipal el pasado 15 de mayo argumentando inconsistencias estructurales y de sismorresistencia.Pero lo que no se esperaba es que también se decidiera liquidar el contrato que el Gobierno local anterior firmó con el Consorcio Ciudadela Deportiva 2011 para adelantar los trabajos avaluados en $14.100 millones.La explicación del alcalde Ritter López Peña es que el convenio se entrará a liquidar “porque, indudablemente, según lo manifestó el Consorcio, los recursos no alcanzaron para lo contratado inicialmente”.Agregó que “se haría una contratación nueva y tendríamos que realizar una licitación aparte, puesto que no podemos adicionar al contrato actual porque no tenemos los recursos, pero eso tendrá que ser el próximo año”.No obstante, para Herney Rivera, representante de la Veeduría Ciudadana Despierta Palmira, “es una falacia plantear argumentos técnicos en el proyecto para suspenderlo, cuando la realidad es que hay problemas de trámites económicos e intereses en que la formalidad del contrato permitirá un mayor costo en la ejecución de las obras”. Otra de las razones expuestas por el Mandatario de la Villa de las Palmas es que la interventoría, que está a cargo de la Fundación Universidad del Valle, no fue “minuciosa” en alertar al Municipio sobre las irregularidades que presentaba la obra. Y puntualizó que por esa razón se contrató un ingeniero civil calculista que encontró las inconsistencias de sismorresistencia en el estadio.Víctor Ramos Vergara, director del Instituto Municipal del Deporte, Imderpalmira, desde la anterior Administración, señaló que “el Consorcio no previó estos puntos y lo que dio a entender el consultor externo es que por costos no se le metieron materiales de calidad”.PalmiraHoy intentó conocer la posición al respecto de Aldo Rodríguez Franco, representante legal del consorcio, pero no fue posible contactarlo.Sin embargo, de acuerdo con un informe de la interventoría fechado el 31 de diciembre del 2011, este organismo sí se había referido al tema.“Desde el inicio de su gestión, la interventoría evidenció la necesidad de actualizar los diseños estructurales a la Norma NSR-10, vigente desde junio del 2010 y con obligatoria aplicación a partir de diciembre del mismo año”, reza el documento.Tal requerimiento, según la interventoría, “se encuentra referido desde los primeros comités de obra realizados, en los cuales se encuentran documentadas las diferentes razones que justifican los rediseños estructurales y las modificaciones tanto arquitectónicas como urbanísticas”.Rodrigo Velásquez, representante de la interventoría, aclaró que la idea es suspender las obras por quince días para hacer las observaciones pertinentes al reforzamiento estructural del estadio para continuar con los trabajos.“No es nada grave, simplemente que se harán unas observaciones a la estructura de la gradería y se están corrigiendo unas cositas y por eso se suspendió el contrato”, enfatizó antes de añadir que los trabajos no fueron entregados el pasado 31 de enero, como estaba previsto, debido a que el convenio fue prorrogado.Óscar Mejía, quien se desempeñó como secretario de Infraestructura durante el gobierno anterior, precisó que “para lo que se diseñó inicialmente, el presupuesto estaba. Lo que pasa es que han habido algunos cambios que no sé cuáles han sido”. Sin embargo, aclaró que entre los ajustes en cuestión estaban la parte eléctrica y los reforzamientos con base en la norma y que no sólo la interventoría había alertado sobre ellos sino “todo el equipo de trabajo de la Administración Municipal. No sé qué se ha presentado ahora y por qué las obras están detenidas”. Lo que sí se sabe es que la parálisis en la construcción de la ciudadela afectará la comunidad deportiva de la Villa de las Palmas, que había fijado sus esperanzas en las nuevas instalaciones para lograr una óptima preparación de los atletas palmiranos.“Con las cosas como están, no nos comprometemos con el número de medallas que se esperaban para Palmira en los Juegos Intercolegiados”, señaló el entrenador de pesas Leonardo Galvis, quien recordó que se había dicho que este año se terminaba una parte de la ciudadela y que la otra quedaría pendiente para el próximo.El técnico expresó su preocupación particular por el pabellón de pesas, en el que se invirtieron $80 millones en solamente la cimentación, ya que, según la interventoría, “para su terminación y la construcción de otros escenarios de la ciudadela se solicitó una adición presupuestal a la Alcaldía sin que se obtuviera respuesta favorable”.De acuerdo con el último informe, con cierre al 30 de marzo, para la terminación total de los trabajos se requiere un monto superior a los $6.150 millones.Esta nueva exigencia presupuestal deja aún más turbio el panorama para los deportistas de la Villa de las Palmas, que ya empezaron a buscar alternativas para sus entrenamientos.Uno de ellos es el atleta fondista Ignacio Ortíz, quien está realizando sus prácticas en la pista de la Universidad Nacional, ante la falta de disponibilidad de la del estadio. “Desde 1987 no se le hacían arreglos al estadio y ahora que íbamos a tener iluminación toca esperar”, lamentó antes de revelar que los entrenos en otros sitios demandan mayores exigencias en términos de horarios y costos.Entre tanto, para Juan Carlos Mesa, entrenador de taekwondo, por el momento se quedarán pendientes las zonas deportivas para los muchachos, ya que están practicando en espacios inadecuados. Lo cierto es que los atletas palmiranos dependen del impulso que se le dé al proyecto de la ciudadela para lograr un salto alto de garrocha que les permita pasar al otro lado de las dificultades para entrenar.El contratoA través de la licitación pública 002, el Municipio de Palmira adjudicó la construcción de las obras de la Ciudadela Deportiva Fase Uno por un valor de $14.106 al Consorcio Ciudadela Deportiva 2011.Para la ejecución del proyecto, que tiene como fecha del acta de iniciación el 18 de febrero del 2011, se fijó un plazo de 210 días que finalizaban el 31 de enero del 2012.Para esa fecha el contratista había recibido prácticamente el 80% del valor del contrato, según confirmó el gerente de Inderpalmira, Víctor Ramos.Luego de firmarse algunas prórrogas al convenio, el pasado 22 de mayo se esperaba recibir las obras, pero una semana antes la Administración Municipal decidió suspenderlas al hallar inconsistencias estructurales en el estadio.Tras la decisión del alcalde Ritter López de liquidar el contrato una vez el consorcio haya agotado los recursos, también se planteó la necesidad de contar con el acompañamiento de la Contraloría Municipal.Yolima Herrera, titular de ese ente, anunció que hará una auditoría a la contratación que ejecutó el Gobierno anterior con los empréstitos por $68.000 millones que gestionó para financiar diversas obras en la Villa, entre ellas la Ciudadela Deportiva.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad