Cenizas del exgobernador Humberto González serán esparcidas en el río Bugalagrande

Abril 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Cenizas del exgobernador Humberto González serán esparcidas en el río Bugalagrande

En la Basílica del Señor de Los Milagros se llevó a cabo un oficio religioso en memoria de Humberto González Narváez.

El reconocido y recordado político vallecaucano falleció el viernes en Cali, tras afrontar una penosa enfermedad.

En el río Bugalagrande serán esparcidas en la tarde de este lunes las cenizas del exgobernador del Valle, Humberto González Narváez, quien falleció en la noche del viernes 15 de abril en una clínica de Cali, a causa de una penosa enfermedad.

La ceremonia se llevará a cabo esta tarde, a partir de las 4:00 p.m., luego de una misa que se realizará en la iglesia San Bernabé, en Bugalagrande, su pueblo natal.

“Con la muerte de Humberto González, los vallecaucanos perdemos a un gran hombre, a un maestro y a un gran líder, que dejó un gran legado”, indicó el exgobernador Ubéimar Delgado durante un oficio religioso que se hizo este lunes en la Basílica del Señor de los Milagros de Buga, a donde fueron llevadas las cenizas de Humberto González.

En el mismo sentido se pronunció el escritor y exgobernador del Valle del Cauca, Gustavo Álvarez Gardeazábal, quien dijo que “los vallecaucanos no tuvimos un gobernador más culto y más humanista que Humberto González Narváez, quien fue el gobernador de la paz haciendo obras de infraestructura a lo largo y ancho del departamento, de esos ya no hay”.

Por su parte, el exdiputado y hoy Alto Consejero para la Moralidad Administrativa del Valle del Cauca, Mario Germán Fernández de Soto, dijo que el fallecido líder político, Humberto González Narváez, “deja un gran ejemplo de moralidad, fue un caballero de la palabra”.

A su turno, el exrepresentante a la Cámara, Teodolindo Avendaño, manifestó que los vallecaucanos, especialmente los que habitan en los municipios del norte del departamento, recordarán por siempre a González Narváez por las obras de progreso que ejecutó.

Entre ellas la pavimentación de todas las plazas que estaban en balastro y por la construcción de carreteras tan importantes para el desarrollo económico de la región, como la vías, Tuluá-Riofrío; Zarzal-Roldanillo; La Victoria-La Unión y la carretera que une a Cartago con Ansermanuevo. Era un  gran demócrata, que lo que decía lo cumplía, era un verdadero caballero de la palabra”.

Entre tanto, el representante a la Cámara, Javier López Gil, resaltó las virtudes del maestro Humberto González Narváez, al indicar que “nos enseñó a hacer política con argumentos, sin ofensas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad