Casas para afectados de Bendiciones aún siguen en veremos

Abril 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Diana Ruiz y Adonay Cárdenas | Repoteros de El País

Hoy se cumple un año más de la avalancha mortal de la vía al mar. Damnificados volvieron a la zona, pues aún no tienen sus casas.

Pese a que el Gobierno Nacional prometió que en octubre del 2006, seis meses después de la avalancha, los sobrevivientes a la tragedia de Bendiciones recibirían la llave de su nueva casa, hasta hoy eso no ha ocurrido.Solo el año pasado se comenzó a dar una luz al final del túnel cuando, debido a las presiones de los afectados, se pudo concretar la convocatoria a licitación nacional para la construcción de las viviendas, que tendrán un costo de más de $7300 millones.Sin embargo, el proceso liderado por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Ungrd, no ha logrado concretarse. Hace algunos días la licitación para la construcción de 222 viviendas fue declarada desierta. En el proceso inicial se presentaron catorce propuestas, pero el tema de pólizas de seguros se constituyó en un impedimento para el cumplimiento del lleno de los requisitos.“Ahora Gestión del Riesgo será la encargada de hacer una nueva convocatoria para escoger a una firma con suficiente músculo financiero para que pueda gestionar las pólizas y pueda adjudicarse la construcción de las viviendas”, explicó Leonardo Lerma, director técnico de Vivienda de Buenaventura.Se espera que para finales de abril o principios de mayo se conozca el nombre definitivo del contratista elegido.Por ahora, el Consorcio Vivienda Buenaventura fue seleccionado para hacer el proceso de interventoría durante la construcción de las casas del proyecto de reubicación Ciudadela Nueva Esperanza en Bendiciones y otras nueve en Peñalisas que sufriera los efectos de otros deslizamiento de tierra en el año 2011.“Esperamos que el drama de los damnificados llegue a su fin a más tardar en octubre de este año, cuando calculamos que comience a hacerse realidad la construcción de las viviendas. Lo que ha pasado con las personas de Bendiciones debe ser una vergüenza para el Estado”, aseguró el funcionario.Mientras tanto, el lote adquirido para ello en Alto Zaragoza, a tres kilómetros de Buenaventura, hoy se encuentra en el olvido.En un recorrido realizado por El País se pudo constatar que las terrazas y andenes que preliminarmente adecuó el Municipio en el área, se encuentran en completo abandono. En estas adecuaciones se invirtieron $2300 millones.El puesto de salud que también se construyó como parte de los equipamentos que beneficiarían a las comunidades afectadas, cuya construcción terminó en diciembre del 2011, aún permanece cerrado y, de acuerdo con líderes comunitarios, “se abrirá cuanto la gente venga a vivir acá”.Actualmente, en la zona está en construcción un colegio que espera albergar a 1500 estudiantes. La obra, a cargo de la firma Yamill Montenegro, de Bogotá, contará con dos edificios, cada uno de dos pisos, para estudiantes de primaria y secundaria. También con dos edificios adicionales para el área administrativa y preescolar. Actualmente tiene una ejecución del 15 %.“En seis meses debería estar terminada, pero lo difícil del terreno ha impedido avanzar. Comenzamos en enero del 2013 y aunque ya tiene cimientos y pilotes, será necesario realizar una prórroga al contrato para terminar el colegio”, explicó Julio César Solarte, ingeniero de la firma interventora Consorcio 2012 de Bogotá.El Departamento del Valle ya tiene presupuestado $2200 millones para el acueducto y alcantarillado, con recursos de Vallecaucana de Aguas. “Sin embargo, aún no hemos logrado que se adecúen las redes de acueducto, alcantarillado y energía en este sector”, dijo el ingeniero Solarte.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad