Casa por cárcel a Secretaria de Turismo del Valle por caso de concusión

Junio 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La mujer, junto a su esposo, es investigada por supuestamente utilizar su investidura para cobrar el dinero de un cliente a un banco.

Un juez de Control de Garantías dictó la medida de casa por cárcel para Beatriz Abella, Godoy, secretaria de Turismo del Valle del Cauca, y para su esposo, el abogado Germán Bolaños, en el proceso que se adelanta en su contra por el delito de concusión. En la noche del miércoles pasado, la Fiscalía les había imputado el delito de concusión por una presunta irregularidad de Abella Godoy cuando fue fiscal seccional de Patrimonio Económico de Cali.Según el artículo 404 del Código Penal colombiano, la concusión es cuando un servidor público, abusando de su cargo o de sus funciones, constriña o induzca a alguien a dar o prometer al mismo servidor o a un tercero, dinero u otra utilidad indebidos, o simplemente los solicite. La denuncia había sido interpuesta por un banco de la ciudad y la investigación es adelantada por la Fiscal Sexta Delegada ante el Tribunal Superior de Cali.Una fuente cercana a la investigación relató que, según la denuncia del banco, "un cliente tenía un CDT (por cerca de $115 millones) y cuando fue a reclamarlo el dinero no aparecía. Entonces se quejó y denunció el hecho. En el banco le aseguraron que le iban a responder. Al parecer, se trató de un robo de un empleado. Entonces, el señor contrató como abogado a Germán Bolaños".Y agregó que la entonces fiscal Abella Godoy visitó el banco y "aseguró que era la fiscal que estaba investigando el robo del dinero y les dijo que tenían que devolverle la plata al cliente, además, de pagar $15 millones al abogado de éste por los honorarios, que ellos debían asumir".Sin embargo, uno de los abogados del banco viajó a Bogotá a la Fiscalía y allí le informaron que el fiscal del caso era otro diferente a quien los había visitado.Por su parte, los abogados Germán Pabón y Gerardo Atehortúa alegaron en su intervención la inocencia de sus defendidos e insistieron en que ellos no son un peligro para la sociedad, razón por la que no ameritaba la medida de aseguramiento.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad