Cartagüeños esperan que el 2011 sea el año de las obras concluidas

Cartagüeños esperan que el 2011 sea el año de las obras concluidas

Enero 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Cartago hoy

Pavimentación de vías y construcción de la terminal de transportes, algunos de los pendientes. Alcalde afirma que le apuesta al cambio de mentalidad.

Habitantes y líderes sociales, gremiales y políticos esperan que el 2011 sea el año de las obras concluidas en la Villa de Robledo.Lo anterior debido a que, según ellos, las expectativas y las necesidades de la ciudad son muchas para este año, el último de la actual Administración Municipal.Pavimentación de vías, la construcción de la terminal de transportes, el despegue del Aeropuerto Santa Ana y la adecuación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, Ptar, hacen parte de las promesas que todavía no se concretan en el municipio, pese a los anuncios reiterados de avances en gestiones y proyectos.Sin embargo, este año, a la lista se agregaron, más que obras, el deseo de que Cartago se convierta en una urbe competitiva, se generen más fuentes de empleo, lleguen industrias a la localidad y se acabe la corrupción, el principal problema que tiene la Villa, según el estudio hecho por el Observatorio Económico de la Cámara de Comercio de Cartago.CompetitivaLa Villa de Robledo se ha consolidado en los últimos años como la capital natural del norte del Valle. Sin embargo, su desarrollo en materia económica se ha visto relegado y la presencia de industrias y grandes empresas alcanza escasamente un 4% en la medición de empresas por su tamaño.Para Patricia Ramírez, presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio de Cartago, el año que comienza está generando expectativa en esta materia, máxime cuando se han hecho visibles medidas del Gobierno Nacional que implican que los municipios establezcan estrategias.Una de estas medidas, según ella, es la Ley del Primer Empleo, que generará la posibilidad de nuevas fuentes de trabajo, porque ya no será tan costoso montar un negocio y quienes están en la informalidad podrán pasarse a la legalidad. “El 2011 tendrá que ser el año de la competitividad y la formalización, en la medida en que se tengan empresarios formalizados le podrá apostar al desarrollo de la región y el país”, señaló la dirigente gremial.No obstante, esta competitividad no está marcada solamente por el empleo.Carlos Chacón, presidente del Comité Multisectorial del Norte, considera que la ciudad necesita, además, vías de conectividad como la variante férrea que pasa por Cartago hasta la Felisa y que en este momento está frenada por líos prediales.“Somos el palo en la rueda”, afirmó al respecto.De igual manera, se requiere una carretera que sea una variante entre Zaragoza, el Aeropuerto Santa Ana y Ansermanuevo y una las vías Panorama y Panamericana, para que el tráfico pesado no tenga que entrar al centro de la población.“Para esto ha faltado voluntad política, porque las administraciones locales permitieron el paso de la doble calzada con el impacto ambiental que tuvo, el trazado inicial se cambió y por eso Cartago se quedó sin la variante”, recordó Chacón.Políticas públicasA la par con la infraestructura, otra de las necesidades sentidas en la Villa es el establecimiento de políticas públicas de largo aliento.Para Lubián Londoño, miembro del Comité Cívico Amor por Cartago, se requiere de una política ambiental y acabar con la politiquería que, en su concepto, ha hecho que la urbe haya quedado relegada en salud, educación, infraestructura y servicios públicos.Los jóvenes también reclaman sus espacios. César Pérez, coordinador de la Red Joven, señaló que en el 2011 debe cristalizarse la política pública de juventud que fue iniciativa desde el 2007 y que ese mismo año se socializó con los candidatos a la Alcaldía.“Germán González se comprometió con las políticas de juventud y hasta el momento lo ha hecho muy bien, pero necesitamos que en el 2011 el Concejo apruebe la política”, enfatizó.No obstante, para la mayoría de los cartagüeños las necesidades más sentidas siguen en lista de espera. Por eso, para Magnolia Colonia, presidenta de la Asociación de Juntas de Acción Comunal, Asocomunal, lo vital es terminar lo incluido en el presupuesto participativo, que son $30 millones por comuna, cuyo cronograma viene retrasado desde el 2009.Entre tanto, Juan Carlos Arias, presidente del Concejo de la Villa, priorizó el arreglo de la malla vial y la reposición de las redes de alcantarillado, aunque no desconoció que es vital tener un plan de movilidad, un aeropuerto funcional y una terminal de transporte.Según el edil, las condiciones están dadas para que estos proyectos por fin se concreten, ya que “son cosas que vienen de tiempo atrás”.Lo mismo piensan muchos hijos de la Villa que quieren que el desarrolle llegue a su población para que se convierta en una urbe próspera con la que sueñan.“Mi obra es el cambio de mentalidad” Germán González Osorio,alcalde de Cartago¿En qué va a enfocar su trabajo este último año de gobierno? A darle continuidad al Plan de Desarrollo, haciendo diferentes obras que este año se van a culminar, entre ellas la zona franca, para la que se está esperando la elegibilidad y la certificación del Ministerio de Industria y Turismo, y tenerla finiquitada para el desarrollo de la misma, atraer empresarios y generar empleo.¿Será posible que esa zona franca se deje lista este año?Hay que ser claro y es que la zona franca es un certificado que da el Ministerio, es un proyecto privado con apoyo de la Administración y estamos esperando el certificado para empezar la comercialización del proyecto. Con respecto al Aeropuerto Santa Ana, este año queda construida la terminal de pasajeros, lo cual es fundamental para traer viajes. Igualmente queremos que el aeropuerto inicie como alterno y que poco a poco vaya teniendo posicionamiento en la región.¿Este año se hará la concesión o se determinará qué hacer con esa terminal?La concesión es un tema aparte, este año queda la terminal de pasajeros y el plan maestro, con el cual se determina su funcionalidad y adónde quiere apuntar el aeropuerto. Esto va a permitir que se pueda presentar una propuesta clara de negociación.Otro proyecto ‘eterno’ es la terminal de transportes…Este es un proyecto que ha tenido muchos problemas. En el gobierno anterior se dio la compra de un terreno y la forma en que estaba planteado no era viable porque estaba valorado en $55.000 millones, no cumplieron los socios con el plan maestro. Ahora, a más tardar en febrero, están presentando el plan de una terminal acorde con las necesidades y esperamos iniciar este año la construcción.¿Ya hay recursos asignados para este proyecto?No, pero estamos haciendo toda la gestión pertinente. Hay que dejar claro que esto no es un proyecto de la Alcaldía, si bien es cierto que está vinculada con una parte importante de las acciones, es un proyecto de carácter mixto.Una de las necesidades latentes de la ciudad es la pavimentación de vías, ¿hay algún plan para ello?Pavimentar a Cartago vale más de $30.000 millones. Nosotros tuvimos ingresos por $21.000 millones aproximadamente. De eso apenas hay $6.000 millones de recursos propios para invertir en todo el municipio, entonces cuando se habla de recursos para pavimentaciones son entre $1.000 y $1.500 millones.¿Cuál es la obra que va a dejar la alcaldía de Germán González?Es relativo, pienso que la obra maestra de Germán González es todo un cambio de mentalidad que se está produciendo en Cartago. Un municipio que estaba en quinta, lo entrego en tercera; la gente no pagaba impuestos, ahora paga y que no tenía oportunidades y ahora está invirtiendo. Si vamos a hablar de lo físico, más de dos mil viviendas, dos instituciones educativas nuevas, un esquema del Plan de Aguas que permite un ordenamiento territorial y la zona franca, una cantidad de aspectos que son muy relativos para el desarrollo de la ciudad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad