Caos en el centro de Palmira por obras de renovación urbana

Febrero 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de PalmiraHoy
Caos en el centro de Palmira por obras de renovación urbana

Este el panorama que se puede observar por estos días en la Calle 30 entre Carreras 23 y 25, en el sector de la Iglesia de la Santísima Trinidad, donde se adelantan las obras de la primera fase del proyecto renovación urbana del Centro. Peatones, vendedores, trabajadores y maquinaria en movimiento, deben compartir el mismo espacio.

Comunidad, comerciantes y transportadores, denunciaron las dificultades que se han generado por la demora en los trabajos que se adelantan como parte del proyecto de renovación urbana del centro.

La demora en la ejecución de las obras del proyecto de renovación urbana del Centro, ha desencadenado un verdadero caos que está tocando diversos sectores afectando la dinámica y la economía local.Establecimientos cerrados, entradas a los negocios obstaculizadas, accidentes por falta de previsión y dificultad para la movilidad de vehículos y peatones, son las quejas más comunes al proceso de peatonalización de la Calle 30, que se inició hace cinco meses.La situación no solo ha generado pérdidas a los comerciantes, que están pidiendo una reparación económica al Municipio, sino también a la población que ya no quiere ir Centro ante la dificultad para el acceso y el peligro que representa circular en medio de obstáculos, huecos, obreros trabajando y maquinaria en movimiento.César Adolfo Pavi, aseguró que él es una de tantas personas que han caído a las chambas que permanecen abiertas.“El 10 de febrero caí a un hueco, tuve un golpe fuerte en la cabeza, convulsioné y al despertar estaba en el hospital con lesiones en el cuerpo”, narró Pavi.Según un comunicado de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, uno de los aspectos más relevantes y que ha causado mayor descontento, “es el incumplimiento del cronograma de obra”.Las directivas del gremio recordaron que el compromiso de la Alcaldía fue que la primera etapa del proyecto (sectores del parque Bolívar e Iglesia La Trinidad), estaría lista el 31 de diciembre de 2014, para arrancar el pasado 1 de enero con la segunda fase. “No se ha concluido ni siquiera la primera etapa y ya iniciaron la segunda creando congestión y caos en el sector”, dice el comunicado de Fenalco.Para el alcalde Ritter López Peña, “lo que está planteando Fenalco es falso, porque no ha habido demoras en las obras”. Argumentó, que “se tiene un tiempo contractual que determina el 3 de agosto para la entrega de las obras y dentro ese termino se ejecutarán”.Agregó, que “de lo que tienen que preocuparse los comerciantes es que las obras se terminen dentro del contrato, porque cuando se rompe el pavimento hay inconsistencias de acueducto y alcantarillado y aquí ninguno tiene la vista con rayos X como Supermán para saber que hay debajo de la tierra”.Según López Peña, “se encontraron problemas, que no se podían prever, que provocaron que las obras se demorarán un mes y medio más”. No obstante, el secretario de Renovación Urbana, Rodrigo Díaz, si había adelantado en entrevista con Palmirahoy que en el sector de la Calle 31, a un costado del Parque Bolívar, se tenía que hacer reposición de redes de acueducto.Para Elizabeth Martínez, directora ejecutiva de Fenalco, la situación tiene una implicación social porque “el sector céntrico se está desestimulando y perdiendo competitividad”.Según Fenalco, para la ejecución de las obras “no se dispuso el suficiente aislamiento de los establecimientos comerciales para mitigar y controlar la polución, ocasionando daños en inmuebles, enseres y mercancías”.Los comerciantes están solicitando que se revise el lucro cesante configurando y se estime la posibilidad de una exoneración del impuesto de industria y comercio para los afectados. Liliana Duque, administradora de un almacén infantil, dijo por su parte, que el bajón en el comercio es tal, que en su caso debió prescindir de personal.Manuel Cárdenas, gerente de la Flota de Taxis Palmira, señaló a su turno, que “que quienes van para el Centro no se puede quedar en los sitios deseados ante la dificultad para acceder al sector comercial y bancario”.Sin embargo, el Alcalde argumenta que la Calle 30 no se ha cerrado completamente y que además, “la gente no compra en vehículo sino a pie, y el flujo peatonal ha circulado normalmente”.Enfatizó, que “no hay derecho a pedir reparaciones económicas, pues han intentado con diez tutelas, de las cuales ocho fallado a favor del Municipio.”Sin embargo, para el pequeño comerciante, Fredy Delgado, “la verdad es otra porque las ventas han bajado en más del 90%, pues de los $90.000 que ingresaban en promedio por día, ahora a duras penas se reciben cinco mil pesos”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad