Candelaria sigue a la espera de construcción de su segunda calzada

Noviembre 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Miguel Londoño | Reportero de PalmiraHoy

Diversos sectores piden que el proyecto se inicie con prontitud. Municipio dice que faltan estudios. Accidentalidad y trancones son los mayores problemas.

Pese al anuncio de destinarle cerca de cien mil millones de pesos provenientes de las regalías, la construcción de la doble calzada Cali-Candelaria y otro puente en Juanchito aún no despega.Entre tanto, la comunidad, los gremios y las autoridades municipales coinciden en la necesidad de que el proyecto se ejecute de manera urgente, descartando la posibilidad de que se instalen peajes para su financiación.Como se recordará, el 17 de septiembre la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez-Correa, se comprometió a impulsar esa iniciativa a partir de la posible asignación, en el presupuesto nacional, de $25.000 millones.A su vez, el alcalde de Candelaria, Jhon Wilson Rengifo, señaló que luego se informó del aumento a $98.000 millones, con lo que se alcanzaría a construir un nuevo puente, comprar predios y avanzar en la ejecución de la vía. Sin embargo, advirtió que se deben realizar nuevos estudios para definir un presupuesto final y las obras puntuales, ya que se está pensando en adecuar una elevación en el corregimiento Juanchito para que sirve como eje vial y dique protector de las inundaciones que se presentan con frecuencia en el lugar.Agregó que el Gobierno Nacional ya autorizó un monto de $800 millones para la realización del estudio, por lo que se podría pensar en que el próximo año se estarían iniciando las obras. “Falta establecer cómo va lo del presupuesto, cuándo se desembolsarían los recursos y cuándo arrancarían las obras”, afirmó el Mandatario local, quien fue enfático en que ni la comunidad ni el Municipio permitirán la instalación de peajes en la vía.Males presentesLo cierto es que hoy por hoy la preocupación de los candelareños está centrada en la alta accidentalidad que se registra en la vía y en la congestión vehicular que genera el mal estado del puente de Juanchito.El concejal Carlos Alegrías reveló que “las empresas se están yendo de la zona porque sus pedidos no llegan a tiempo por los trancones, sin contar con que a los trabajadores de Candelaria no les dan empleo o los despiden porque no llegan a tiempo”.Su homólogo Carlos Valencia agregó que se deben buscar soluciones prontas a la situación que también afecta a los habitantes de Pradera, Florida y Miranda (Cauca) que usan la vía.El secretario de Tránsito de Candelaria, Edilberto Peralda, respondió que la Administración Municipal ha podido hacer pequeñas obras como tapar los huecos existentes entre Juanchito y Cavasa, en marzo pasado, y ubicar guardas sobre la vía. Sin embargo, aclaró que la congestión se debe más a la deficiente infraestructura del puente.Con esa apreciación estuvo de acuerdo Nelly Patiño, administradora del Condominio La Nubia, que concentra más de 110 locales y bodegas, quien recordó que se trata de una carretera que fue concebida para un tráfico promedio diario, TPD, de cinco mil vehículos y actualmente está siendo utilizada por más de quince mil. Agregó que los trancones han generado que muchas empresas interesadas en asentarse en la zona hayan desistido de ese propósito.Para Yolanda Londoño, representante legal de la Asociación de Comerciantes de Cavasa, es urgente que se construya la doble calzada y el nuevo puente, con lo que se solucionaría la crisis que padecen más de 3.500 personas cuyas labores dependen de esta central de mayoristas.Por esta razón, la comunidad de Cavasa conformó una veeduría para hacerle seguimiento al proyecto: “Parece que el proyecto va bien, pero debemos vigilarlo para que se cumpla”, señaló la directiva.Por lo prontoSegún el Alcalde, entre a las soluciones a corto plazo que se van a tomar para agilizar la movilidad por la carretera está reubicar los puestos de control de la Policía instalados en el barrio Alfonso López, en Cali, aledaño al puente que comunica al corregimiento Juanchito, que estaría contribuyendo a los trancones.También intensificar la presencia de guardas de Tránsito lunes y jueves, días de mercado de Cavasa, y pedirle a los habitantes de la Urbanización Pereira que hagan sus retornos por las vías internas de Juanchito.Rengifo recordó que entre el corregimiento Villagorgona y la central de abastecimiento se colocaron tachas luminosas para contribuir a la seguridad de la carretera. Añadió que se están gestionando recursos con la empresa privada porque “el Municipio no puede disponer de un solo peso para obras, pues se trata de una vía departamental”.En ese sentido, se informó que la Secretaría de Infraestructura del Valle cuenta con trece mil millones de pesos que se podrían destinar a la adecuación de la carretera.De ese monto se destinarían $3.500 millones al reforzamiento del puente actual y $7.000 millones a la construcción del nuevo, en tanto que el excedente iría al refuerzo en dos pulgadas de la carpeta asfáltica. Aunque todavía no se tiene definido el arranque de la doble calzada entre Cali y Candelaria, hay opinión unánime en cuanto que las obras serían un detonante para el desarrollo regional y la solución a la alta accidentalidad y los trancones que la ahogan hoy en día.AccidentalidadDe acuerdo con los registros de la Secretaría de Tránsito de Candelaria, en lo que va corrido del presente año los accidentes presentados sobre el corredor Cali-Candelaria han dejado un saldo de 24 muertos. Las causas, según el titular de esa dependencia, Edilberto Peralta, son atribuibles al mal estado de la vía, sin descartar otras como fatiga y exceso de velocidad. Agregó que en el 80% de los casos hubo motociclistas involucrados.Sin embargo, para el funcionario, la accidentalidad en ese ttramo es estimulada por la falta de iluminación, demarcación y señalización horizontal y vertical. Los puntos más críticos son Las Vegas, el puente del río Frayle y el cruce de Poblado Campestre.Por definirEl proyecto de la doble calzada Cali-Candelaria es necesario replantearlo, pues inicialmente estaba previsto para ejecutarse entre el puente de Juanchito y Cavasa y no hasta el crucero de Candelaria.Por esta razón, según el secretario de Infraestructura del Municipio, Wilson Suárez, se debe hacer un nuevo estudio para definir las obras puntuales y el presupuesto final. Agregó que se deben hacer ajustes como la construcción de una vía que serviría de jarillón protector del río Cauca y la ubicación de retornos y puentes peatonales que podrían quedar a la altura de la Urbanización Poblado Campestre, El Carmelo y Cavasa.También hay que definir la ubicación de dos puentes vehiculares, uno que sería sobre el zanjón Tortugas, en límites con Poblado Campestre, y otro sobre el río Frayle, cerca de la Hacienda La Guaca, a un kilómetro del crucero de Candelaria.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad