Campaña para la Gobernación del Valle, con más dificultades que motivaciones

Campaña para la Gobernación del Valle, con más dificultades que motivaciones

Junio 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López | Reportero de El País
Campaña para la Gobernación del Valle, con más dificultades que motivaciones

De izquierda a derecha. Ubeimar Delgado, de la Unidad Nacional; Francined Cano, del MÍO; y Carlos González, del Polo Democrático, candidatos a la Gobernación del Valle.

Apatía de los electores, falta de recursos, poco tiempo para hacer campaña y guerra sucia entre los aspirantes, son factores que han marcado la pauta en estas elecciones atípicas para reemplazar al destituido Héctor Fabio Useche.

Adelantar una campaña de cara a las elecciones atípicas para la Gobernación del Valle del Cauca, convocadas por el Gobierno Nacional para el 1 de julio, se convirtió en todo un desafío para los candidatos que disputan el primer cargo del departamento.No sólo porque los tres aspirantes en contienda han debido apelar a lo mejor de sus estrategias para recorrer la región en menos de un mes y lograr transmitir los elementos centrales de sus programas, sino porque el contexto en el que se elegirá al nuevo gobernante pinta un panorama plagado de dificultades.De acuerdo con los mismos candidatos, el tema de la financiación de las campañas se ha convertido en el primer gran inconveniente. A lo que se suma la apatía de la gente frente a un nuevo proceso electoral y el lastre del desprestigio que viene cargando hace varios años la dirigencia política del Valle.También tiene intranquilas a las campañas la falta de promoción y difusión que han tenido estas elecciones y la fuerza que ha tomado en algunos sectores la posibilidad de impulsar el voto en blanco, que por obligación terminará arañándole votos a alguno de los tres aspirantes, pese al alto porcentaje de abstencionismo que se anticipa para el 1 de julio.Incluso, frente a este panorama que anticipa una baja participación del electorado, en unas elecciones que costarán más de $20.000 millones, algunos analistas han puesto sobre el tablero la propuesta de estudiar de nuevo la posibilidad de implementar el voto obligatorio.No sólo es falta de recursosPelear contra el tiempo y superar con propuestas y programas a los demás adversarios no son las únicas preocupaciones que rondan las cabezas de los candidatos a la Gobernación del Valle.La probabilidad de que el porcentaje de abstencionistas alcance cifras superiores al 70%, como lo advierte el estudio de intención de voto publicado el pasado domingo por El País, también tiene intranquilos a los candidatos.Ubeimar Delgado, el candidato de los partidos que integran la Unidad Nacional, aseguró que además del tema financiero, son varias las dificultades a las que su campaña ha debido hacerles frente.“La principal es la guerra sucia de todo orden. Varios senadores han debido salir a ratificarme su respaldo porque han dicho que ellos ya no están conmigo; hay rumores, calumnias e infamias; también se escucha en los municipios que están comprando concejales. Además, nos preocupa el tema de la Registraduría y pedimos que todo sea transparente, que el voto sea respetado”, dijo Delgado.Francined Cano, candidato del MÍO, también manifestó que está siendo víctima de una guerra sucia porque otras campañas están usando en su contra “maniobras poco éticas”.“A nosotros nos están tumbando la publicidad, la están tapando y utilizando otra serie de artimañas que no son transparentes, cuando nosotros venimos aplicando un código de ética y respeto por los demás”, dijo Cano.Para el candidato a la Gobernación por el Polo Democrático, Carlos González, los mayores inconvenientes que enfrenta su campaña es el tiempo y la financiación.“El factor tiempo no ha permitido hacer un buen desplazamiento por los municipios y corregimientos, y eso hace que no haya el contacto para visibilizar las propuestas directamente con la gente. También es crucial el tema de la financiación porque no tenemos la cantidad de recursos para tener la publicidad de otras campañas”, dijo González.Al tema de la apatía se suma que los comicios se realizarán en un puente festivo, lo que dificulta aún más la probabilidad de que la gente acuda a votar.Hay que repensar el procesoDe acuerdo con los analistas consultados, este proceso electoral se realiza con las uñas porque además de los candidatos, no han contado con recursos ni los partidos ni la misma Registraduría Nacional.El abogado y politólogo Alberto Ramos Garbiras detalló que uno de los grandes inconvenientes es que por el corto tiempo “no alcanzan a prepararse ni los partidos ni los electores” y que los partidos no han recibido la reposición de votos.“Esto significa que los partidos están ilíquidos debido a los gastos de los comicios de octubre y tienen que buscar financiación por otro lado, cuando ya debían haber recibido los dineros por reposición de los votos”, aseguró Ramos, al señalar que el CNE debería buscar mecanismos más expeditos para desembolsar ese dinero.Agregó que no hay un impulso por parte del Consejo Nacional Electoral ni de la misma Registraduría para promocionar las elecciones de julio como una fecha electoral para que la gente acuda a las urnas y se reduzca la abstención”.Al respecto el registrador nacional delegado para Asuntos Electorales, Alfonso Portela, dijo que promover la participación “no es precisamente trabajo nuestro, pero uno se pregunta: ¿Semejante desgaste administrativo y económico para que la gente no salga a votar? Mi invitación es a participar”.Sobre los escasos recursos que recibió la Registraduría de manos del Gobierno, Portela indicó que nunca es suficiente. “Habíamos pedido $32.000 millones (entregaron $19.000 millones) y fíjese que en el Comité de Seguimiento hablaron del no cubrimiento total de mesas con biometría; infortunadamente no alcanza. Nos quedan 26 municipios sin cubrir y Cali no se cubre completo, pero vamos a tratar que las 700 máquinas se instalen en sitios con un histórico de dificultad”.Por último, y pese a ser una opción válida, diversos sectores han reiterado el llamado a votar por alguno de los aspirantes y no hacerlo en blanco. “El Valle necesita un pronunciamiento en las urnas claro. Mal haríamos ahora que queremos enmendar la plana, en quedarnos en la casa o ir a votar en blanco”, aseguró el senador Germán Villegas.El problema, creen analistas, es que si la abstención es alta, el voto en blanco les va a arañar votos es a los candidatos.“Históricamente, en los últimos 50 años, la gente no participa y la abstención es de un 50% ó 52%. El sistema electoral concibe que cualquiera que sea el número que concurra a las urnas, la elección es válida... y eso habría que mirarlo a nivel macro porque creo que sería más conveniente que Colombia tenga voto obligatorio”, concluyó Ramos.Cambios en el ValleEl registrador delegado para lo Electoral, Alfonso Portela, explicó que lo que se está haciendo con los cambios es que “para mayor tranquilidad de los actores políticos, el Registrador Nacional consideró que era prudente en estas atípicas modificar el personal, como se ha hecho en todos los casos.“Tenemos la posibilidad de traernos funcionarios de diversos lugares del país, como acabamos de hacerlo en Yarumal, Antioquia, donde llevamos 30 funcionarios de Bogotá”, dijo Portela.El Registrador Delegado aclaró que esto no significa que la Registraduría Nacional esté estigmatizando sus funcionarios en el Valle. “Esto simplemente es rutina para una elección tan importante como esta” y que para evitar sindicaciones también se movieron los auxiliares.Portela explicó que para estas elecciones se va a hacer digitalización de los formularios de mesa en tiempo real, no posterior a la elección y que habrá biometría en zonas apartadas de Buenaventura”.Los candidatos opinan"La indiferencia en el elector es culpa de la corrupción y la mala imagen de gobiernos anteriores”, Ubeimar Delgado, candidato del partido Unidad Nacional."Más que dificultades, he visto muy buen apoyo de la gente y mucha aceptación en los municipios“, Francined Cano, candidato del Movimiento MIO"Preocupa que si la abstención supera los votantes, quien sea elegido va a tener problemas de legitimidad”, Carlos González, candidato del Polo Democrático.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad