Buenaventura se queda sin alcalde por cuarta vez consecutiva, ¿qué pasa?

Buenaventura se queda sin alcalde por cuarta vez consecutiva, ¿qué pasa?

Abril 16, 2018 - 11:35 p.m. Por:
Redacción de El País
Buenaventura Valle del Cauca

En 2017, Buenaventura fue denominado Distrito Especial, Industrial, Portuario, Biodiverso y Ecoturístico, a través de un proyecto de ley impulsado por congresistas del Valle del Cauca.

Jorge Orozco / El País

Este lunes fue capturado por la Policía el alcalde Eliécer Arboleda junto a diez personas más por presuntas irregularidades en la remodelación del Hospital Luis Ablanque de la Plata.

El funcionario es el cuarto alcalde consecutivo que no pudo completar su período por problemas con la justicia. Los anteriores fueron:  

Saulo Quiñones García. Alcalde entre 2004 y 2007. Inhabilitado en 2009 por firmar convenios irregulares en el sector educativo.

José Félix Ocoró. Dirigió los destinos de Buenaventura entre 2008 y 2011. Fue hallado responsable de los delitos de peculado por apropiación agravado en concurso con interés indebido en la celebración de contratos durante. La justicia lo condenó a 18 años y 9 meses de prisión. Lo inhabilitaron para desempeñar cargos públicos por ese mismo periodo.

Bartolo Valencia. Alcalde del Puerto de 2012 hasta 2015. Fue destituido en su último año de gobierno, acusado de haberse apropiado irregularmente de recursos del sistema de participaciones girado por el Ministerio de Educación para prestar servicios a estudiantes de bajos recursos.

Vea también: El video con el que la Fiscalía advierte un presunto desfalco al hospital de Buenaventura

Quiñones, Ocoró y Valencia fueron alcaldes de Buenaventura en la última década. Ninguno de los tres concluyó su periodo al terminar envueltos en escándalos de corrupción. El destino de esa ciudad anclada en el Pacífico colombiano parece calcado.

La situación es tan tensa que son pocos los líderes de las organizaciones sociales y empresariales y los políticos que se atreven a dar su opinión sobre lo que ocurre en la ciudad.

Óscar Gamboa, excandidato a la Gobernación del Valle del Cauca, dijo que siente tristeza y vergüenza e hizo un llamado a “lo que nos queda de dirigencia: Basta de esta vagabundería, pongámonos serios, tenemos que reinventar el ejercicio de la política y no seguir eligiendo a quien no se debe”. Admitió que es difícil cambiar el rumbo de la ciudad cuando la gente sigue votando por prevendas individuales.

Aseguró que la captura del Alcalde afecta no solo la gobernabilidad de la ciudad-puerto, sino la percepción en el país de que todos los habitantes de la localidad son corruptos. “El paradigma es que nosotros somos corruptos, pero somos más que eso. Hay cientos de bonaverenses con otros perfiles técnicos y morales, pero no somos aptos para ser elegidos porque la gente vota por individualismos”.

A su juicio, quien nombre el Gobierno Nacional para terminar el periodo administrativo debe ser una persona con capacidad técnica y gerencial, que genere confianza, que tenga las puertas abiertas en Bogotá para los momentos de crisis y sobre todo que “tenga carácter, firmeza, liderazgo, que se sepa parar frente a grupos de presión desde lo político y lo innombrable”.

Gamboa denunció que en el puerto “era un secreto a voces que el Alcalde parecía un funcionario de la Gobernadora. La invito a que nos explique lo que está pasando allá”.


También lo exigió el electo representante a la Cámara por el Valle Milton Angulo, quien dijo que “todo mundo sabe que el Alcalde hace parte del grupo de la Gobernadora. Todos sabemos que él no estaba haciendo las cosas bien, que su Administración aún no despegaba”.

Agregó que esta captura le hace un “daño profundo” a la ciudad y a los bonaverenses, ya que los últimos cuatro mandatarios han venido siendo recurrentes en el mal manejo de las finanzas.

“Los alcaldes han llegado sin compromiso, a resolver problemas personales y no a sacar adelante una ciudad que tiene tantos problemas. Empiezan desde las campañas tan costosas que hacen para llegar a la Alcaldía. Eso complica una Administración transparente y al servicio de la gente”, indicó.

El País buscó a la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, en repetidas ocasiones para conocer su posición frente a las denuncias de su supuesto poder en esa ciudad, pero no fue posible contactarla.

Irregularidad en contratos de salud enredan a Arboleda

El Juzgado Penal Municipal de control de garantías ordenó la captura del alcalde de Buenaventura, Eliécer Arboleda; tres de sus secretarios de despacho, tres funcionarios de segundo nivel y cuatro contratistas. Los sindican de contrato sin el cumplimiento de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos y peculado por apropiación agravado.

El director Nacional contra la Corrupción, Alberto Salas, dijo que la situación se suscitó luego de que se hiciera la inauguración del Hospital Luis Ablanque de la Plata y ese mismo día se cayera la fachada de la zona de urgencias: “Luego con el mismo contratista volvieron a refaccionar la cubierta y el 21 de marzo volvió a caerse con otro aguacero”.

Agregó que hubo problemas técnicos en la contratación, no se hizo diseño; a pesar de que las obras ya habían sido contratadas por la anterior administración, no se ejecutaron.

La Fiscalía informó que las capturas se efectuaron por la presunta apropiación de $5104 millones, que iban a ser destinados para el mejoramiento de la infraestructura del hospital. El objeto de los contratos era mejorar las zonas de cirugía, imagenología, pediatría, nutrición y despensas.

Los capturados

Además del alcalde, fueron aprehendidos el secretario de Gobierno, Luis Fernando Ramos, por la presunta firma de documentos cuando estuvo encargado de Alcalde.

El secretario de Infraestructura, Juan Carlos Gonzáles, y el exsecretario de Salud, Félix Riascos Brome, por tener relación directas con las obras; Herbert Campo, jefe de la oficina de Planeación; y Jorge Ómar Riascos Hurtado, exjefe de la oficina jurídica.

Los contratistas e interventores Carolina Moreno, Orlando Ocoró, Karina Moreno, Víctor Gabriel Jurado, tendrán que responder por el delito de falsedad en documento privado. De acuerdo con la Fiscalía, los contratistas no tenían diseños de la cubierta y habrían falsificado los diseños.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad