Buenaventura pide ayuda para enfrentar crisis por cortes de agua

Mayo 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura
Buenaventura pide ayuda para enfrentar crisis por cortes de agua

Imagen del derrumbe en la parte alta del río Escalerete que ha generado gran turbiedad en sus aguas.

Declaran calamidad pública para buscar ayudas económicas. Derrumbe en cuenca del río Escalerete ha imposibilitado el tratamiento de agua para los habitantes del municipio.

Las principales consecuencias de la  temporada de lluvias en Buenaventura se ha reflejado en la prestación del servicio de agua potable, que desde la semana pasada ha tenido más de ocho suspensiones.

La situación obligó a que el Comité Técnico del Consejo Distrital para la Gestión del Riesgo y Desastre tomara la decisión de decretar la calamidad pública en Buenaventura.

"Con un sobrevuelo de la Armada Nacional se comprobó que hay un derrumbe a dos kilómetros de la bocatoma del río Escalerete, y por eso las turbiedades superan las 3 mil unidades", explicó el gerente de Hidropacífico, Gustavo Duque.

Las plantas de tratamiento solo tienen capacidad para tratar el agua hasta con 30 unidades, situación que complica más la continuidad del servicio.

Además del sobrevuelo, personal de la CVC realizará un recorrido de cuatro días caminando, para llegar al sitio del derrumbe y comprobar la magnitud del daño ambiental que se haya podido presentar.

Desde el sábado anterior, la prestación del servicio de agua tuvo mayores complicaciones, debido a que la suspensión se extendió por 20 horas, cuando normalmente alcanza un máximo de ocho horas.

En dos días, la población solo tuvo agua durante 15 horas, los tanques elevados de la ciudad alcanzaron a atender en el fin de semana las clínicas, la cárcel y algunos de los barrios del centro que fueron los más afectados.

Las lluvias no han parado en la cuenca del río por lo que la empresa Hidropacífico recomendó a la comunidad abastecerse de agua cuando tengan el servicio, debido a que el derrumbe puede seguir afectando la prestación con las fuertes lluvias.

Al conocer la situación que se registra en la cabecera del río, se tomó la decisión de decretar la calamidad que permitirá ampliar el plan de contingencia de la ciudad para afrontar la anormalidad en el servicio de agua.

"La emergencia le permite al Distrito solicitar apoyo económico y logístico a la Gobernación del Valle y Gobierno Nacional para hacerle frente a la falta de suministro en el servicio de agua potable que enfrenta la ciudad", manifestó Héctor Fabio Montaño, director de la Oficina Coordinadora para la Prevención y Atención de Desastres.

El documento será presentado ante la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, para que se agilice su aprobación.

El plan de contingencia de la empresa consiste en suministrar agua potable a través de carrotanques a los sectores afectados, por lo que se aumentará el número de estos vehículos, con el fin de tener un mejor cubrimiento de la ciudad.

El comité pidió a la comunidad calma debido a que la situación obedece al fenómeno natural que se sale de las manos al operador del servicio del agua en la ciudad.

A través de la Secretaría de Gobierno y la Policía se mantendrá una alerta preventiva para estar atentos a cualquier alteración del orden público que se pueda presentar por la falta de agua.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad