"Buenaventura no debe ser vista solo como un puerto": Cámara de Comercio

"Buenaventura no debe ser vista solo como un puerto": Cámara de Comercio

Mayo 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Lina Marcela Díaz Camacho | Reportera de el País

Alexander Micolta, presidente de la Cámara de Comercio de Buenaventura,

Se deben vincular los sectores público y privado, para generar más inversiones en todos los campos, dice Alexander Micolta, presidente de la Cámara de Comercio de Buenaventura.

La posibilidad de que en Buenaventura se pueda hablar de ciudad-puerto y no un puerto en medio de una ciudad no es una visión muy lejana para Alexander Micolta, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Buenaventura.

Sin embargo, es consciente de que hasta que  se logre la calidad de los servicios públicos, las oportunidades para que las inversiones se concentren fuera del sector portuario escasean.

Conoce el manejo de los puertos, las inversiones extranjeras,  las cifras de desempleo y pobreza que tanto le duelen a los hijos de Buenaventura. Es por eso que como todo porteño también sueña con que la realidad social cambie.

¿Cree que el papel que viene desarrollando la Cámara de Comercio para fomentar progreso y bienestar en la ciudad se cumple?

Nuestra misión es la de ser agente de desarrollo. En esa línea lo que buscamos es atraer inversión internacional, pero también promover la inversión de los empresarios que actualmente se encuentran asentados en nuestro territorio.

También buscamos una vinculación con el sector público, tanto local, regional y nacional para generar los ambientes  o las garantías de las inversiones de estos empresarios.

Venimos avanzando en ese propósito pero hay que  generar  alianzas público-privadas que son las  que permiten lograr que la inversión siga llegando a Buenaventura.

¿Qué se ha propuesto para que las alianzas se hagan realidad?

Desde el 2012, cuando  llegué a la Cámara de Comercio,  cambié el modelo de negocio. La idea es  generar valor agregado a nuestros usuarios, en los  servicios y en los clientes. De esa forma lograremos que Buenaventura tenga más  herramientas e insumos de planificación.

Trabajamos fuertemente para que se adelantara el Plan Maestro de Buenaventura 2050 con el Gobierno Nacional, hemos buscado que se generen las garantías para los inversionistas y los empresarios.

Queremos que nuestra Cámara de Comercio se  modernice en tecnología.

¿Considera que aún falta más unión y trabajo en equipo , incluida la Gobernación del Valle y los empresarios de Cali para generar un mayor interés por el puerto?

Total, pero nuestro propósito es mejorar eso. Queremos  hacer parte de instancias a nivel regional, principalmente en Cali. La Cámara de Comercio de Buenaventura participa de la Junta Directiva del Comité Empresarial del Valle y de otras entidades. Hemos querido  ser un vocero de Buenaventura para que los inversionistas caleños y vallecaucanos nos  tengan a la mano y podamos hacer un puente entre lo privado y lo público. El propósito nuestro es tener una alianza con el sector público y estar en esos espacios en Cali y el Valle. Decirles que en Buenaventura están pasando cosas positivas, hay una situación económica y social delicada y creemos que hay una hoja de ruta que  se debe implementar.

Para ello el acompañamiento y la presencia del sector empresarial es fundamental  porque los problemas sobrepasan las capacidades locales tanto públicas como privadas. Requerimos el apoyo del nivel local y del Gobierno Nacional, pero también la inversión del empresariado caleño y vallecaucano.

¿En qué se puede trabajar para que empresarios, industriales y gremios de la región piensen en  desarrollar más progreso en la  ciudad y  las inversiones no se concentren en  el puerto?

Lo que nosotros hemos venido liderando es que el sector empresarial, tanto local, como regional y nacional no vean a Buenaventura como el interés de sus negocios portuarios o afines al transporte y la logística, sino que se conviertan en actores fundamentales para la política pública, es decir que comiencen a interactuar más en el desarrollo de ciudad, que compartan espacios con la administración pública y los demás entes gremiales.

¿Qué estrategias se pueden poner en marcha para que más inversionistas aterricen en la ciudad?

No  solamente el desarrollo portuario es importante, hay un proceso logístico que involucra valor agregado a la carga  y esto genera  empleo, pero  también hay unas líneas de negocios  que se pueden aprovechar en  el área rural, en  la industria y en el agro. Hoy  se está avanzando en la producción de cacao.  Hay  grandes resultados en esa parte, la producción  está siendo comercializada con Colombiana de Chocolates  y así hay un sinnúmero de productos agrícolas que se están estudiado.

En la medida que tengamos una política pública de desarrollo,  vamos a tener oportunidades, no solamente para la zona rural sino para toda la ciudad. Pero no podemos crear negocios sin servicios básicos, como los de acueducto, energía y alcantarillado.

¿El Puerto  está preparado para enfrentar con éxito los retos que se le avecinan de cara a los acuerdos comerciales que están en camino como la Alianza del Pacífico?

No creo. Debe haber  un cambio de visión desde el mismo Estado.  Buenaventura ya no puede ser vista como un puerto solamente o como un espacio donde hay un medio para transferir carga de exportación e importación, sino que hay una ciudad que ha venido generando otro tipo de oportunidades y que se debe potencializar para tener una  ciudad-puerto.

Buenaventura debe ser una ciudad  integral que  establezca las oportunidades para potencializar la biodiversidad, el ecoturismo, el sector agrícola, pero  no veo que estemos preparados.

No tenemos agua 24 horas y existe un sistema de alcantarillado obsoleto, pero  ya se está  trabajando  un plan maestro de acueducto. Asimismo, hay una propuesta para  una segunda línea de interconexión de energía y otra para una planta de gasificación.

¿Como líder de la afrocolombianidad en el Pacífico qué tareas puede seguir impulsando para cambiarle la cara a Buenaventura?

Aquí hay que trabajar con inclusión social, hay que hacer parte de todos estos procesos de concertación, de consenso y participación a toda la comunidad.

Somos un territorio mayormente rural donde hay establecida una normatividad, entonces debemos seguir trabajando en una  metodología de desarrollo.  Se debe trabajar  por la equidad y el progreso para todos.

Ese es el reto y el desafío que venimos estableciendo dentro de este proceso de construcción.

Los empresarios nacionales y los inversionistas internacionales  están viendo a Buenaventura como una tierra de  oportunidades. 

Hacemos parte de la Cuenca del Pacífico y eso es una oportunidad para todos.

Cifras del puerto 

La población  total de Buenaventura suma este año 407.593, de las cuales en el área urbana viven 373.597, de acuerdo con el Dane. La ciudad   no tiene cifras oficiales de la tasa de desocupación, pero según un estudio de la Cámara de Comercio de  este municipio en abril del año pasado se reportó un índice del 62 %.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad