“Buenaventura ha padecido cien años de soledad, olvido y abandono”: presidente Santos

“Buenaventura ha padecido cien años de soledad, olvido y abandono”: presidente Santos

Abril 07, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Diego Martínez Lloreda - Director de Información de El País
“Buenaventura ha padecido cien años de soledad, olvido y abandono”: presidente Santos

El presidente Juan Manuel Santos.

El presidente Juan Manuel Santos asegura que la meta de su Gobierno es reinventar a Buenaventura. Dice que la paz no es patrimonio suyo.

Usted vino a Cali el jueves y ese día, por la mañana, presidió un consejo de seguridad y por la tarde desarrolló actividades proselitistas. ¿No cree que eso puede generar confusión en la gente que no sabe muy bien hasta dónde llega el candidato y hasta dónde llega el Presidente?No, porque me cambié de camisa. Me puse la camisa del Gobierno por la mañana y la de la campaña por la tarde. Es imposible dividir al candidato presidente y al presidente candidato, lo que sí hago es cumplir con los requisitos que la ley determina y es que cuando estoy en actos de gobierno actuó como Presidente y cuando estoy en actos de campaña actuó como candidato. Pero pretender que uno deje de ser Presidente para actuar como candidato es imposible. Eso sucede en todos los países del mundo donde hay reelección.¿No sería sano que los presidentes pidieran una licencia durante la campaña?No se me había ocurrido, pero si eso da más garantías, se podría estudiar. Yo lo que he querido es que todos los candidatos tengan garantías suficientes. Cuando se unieron Clara López y Aída Avella las invité a Palacio y les dije: Estamos en un país democrático donde tienen todas las garantías, el Ministro del Interior ha hecho lo propio con los demás candidatos, lo que pasa es que sí hay una ventaja, y no puedo desconocerlo, en que el Presidente sea candidato.Usted anunció en el Consejo de Seguridad $5000 millones adicionales para Cali, va a traer más cámaras de vigilancia, más policías. ¿Qué balance hace del esfuerzo que el Gobierno Nacional ha hecho para mejorar la seguridad en Cali?Me voy muy contento de Cali y del Valle porque los indicadores de seguridad han mejorado sustancialmente. Por ejemplo, del 1 de enero al 31 de marzo, en Cali los homicidios bajaron el 38 %. Eso es muy importante, aunque todavía tenemos un número demasiado alto y por encima del promedio nacional. Los demás indicadores, tanto en Cali como del Valle, están mejorando, la tendencia es positiva, lo que pasa es que no podemos bajar la guardia, tenemos que estar siempre innovando, los delincuentes buscan la forma para ser cada vez más efectivos y más creativos y uno tiene que estar a la vanguardia, eso estamos tratado de hacer aquí en Cali. Estamos haciendo un esfuerzo grande, pero debe ser mayor porque sigue habiendo problemas. Por ejemplo, hoy me enteré de que se estaban exportando celulares usados, eso quiere decir que las grandes mafias están exportando el producto del robo y por eso di una orden perentoria: me prohiben la exportación e importación de celulares usados. ¿Qué balance hace del plan de choque que se puso en marcha de Buenaventura? ¿está satisfecho?El plan ha funcionado, llevamos 15 días sin homicidios y la gente está mucho más tranquila, esto lo estamos complementado con algo que no iniciamos ahora, eso viene desde hace más de un año, cuando anunciamos el plan Buenaventura Progreso, que tiene que ver con una reestructuración total de la ciudad. Es decir, vamos a cambiar la ciudad, vamos a reinventar a Buenaventura. Desde entonces ordenamos unos estudios, que están haciendo, por un lado, un grupo de Barcelona, usando a Barcelona como ejemplo, por otro lado, la Corporación Andina de Fomento nos está financiando los estudios para ver en qué puede ser Buenaventura competitiva, con el fin comenzar a traer inversión, desarrollar la infraestructura necesaria y las capacidades de la gente y el Sena está pendiente de qué se puede hacer con toda esa gente que hoy no tiene empleo. Eso se está engranado hace rato y le di instrucciones, hace dos semanas al Ministro de Hacienda para que tramitara un crédito por US$400 millones, que no van a ser solo para Buenaventura sino para todo el Pacífico, pero que se van concentrar en Buenaventura. La queja recurrente de los porteños es que Buenaventura le da al Estado más de cuatro billones de pesos al año en impuestos y que el Estado le revierte muy poca plata al Puerto. ¿No se podría pensar en un mecanismo para tratar de cambiar esa inequidad en forma permanente? No, los puertos son los puntos de entrada y salida de mercancía de todo el país y no podemos sentar el precedente de que el producto de los aranceles que se cobran en un puerto van para la ciudad o el sitio donde está el puerto, eso no sucede en ninguna parte del mundo. Lo que sí podemos hacer es invertir mucho más en Buenaventura del presupuesto nacional y darles a los bonaverenses una serie de oportunidades y capacidades para poder salir adelante.Cuando se crea una gerencia social y se le pide al consejero David Luna que esté encima del tema de Buenaventura se percibe una desconfianza en la Administración local...Es más bien una demostración del interés del Gobierno. Cuando hemos puesto gerentes especiales, por ejemplo, cuando pusimos al doctor Lloreda en Tumaco, es una demostración del interés que tiene el Gobierno Nacional en un problema específico, en un reto específico, más que desconfianza en las autoridades locales, lo que debe ser interpretado es como una forma de comprometerse más a nivel nacional con el problema.Aquí todavía hay resaca por el hecho de que la última reunión de la Alianza del Pacífico se hizo en Cartagena, ¿la gente quisiera saber qué beneficios concretos le puede traer a esta región la Alianza del Pacífico?Primero que todo, lo de Cartagena no tiene ningún problema y no podemos ser tan egoístas, el Pacífico es de toda Colombia y así como el Caribe también lo es. En este caso específico fueron los mandatarios y las señoras de ellos que no conocían Cartagena que pidieron que fuera allá, habíamos hecho en Cali la gran cumbre, entonces nos pareció que mientras podíamos desarrollar toda la infraestructura que requiere una cumbre de estas en sitios diferentes a Cali, como Buenaventura, teníamos que hacerla en alguna parte.Sobre qué le puede representar la Alianza del Pacífico a esta región, la respuesta es todo. La Alianza del Pacífico es el proceso de integración más atractivo del mundo entero. El miércoles el Financial Times, que es el periódico más importante del mundo en materia económica, le dedicó 4 páginas a un informe sobre la Alianza del Pacífico, donde decía que ese va a ser el nuevo polo de desarrollo. Colombia está en el centro de ese polo de desarrollo y Buenaventura y todo el sur del país están en el Pacífico y ya estamos comenzando a ver interés en los inversionistas. Lo que se requiere es crear las condiciones mínimas para que esa inversión llegue.¿Qué tipo de condiciones? Infraestructura, por eso estamos empeñados en sacar delante todos estos proyectos que están en marcha; capacitación de la gente, con el Sena y la Ministra de Educación estamos haciendo unos trabajos focalizados en esta región del país para dar cada vez más oportunidades en un ambiente agradable y amigable hacia el desarrollo productivo, eso requiere también que los empresarios, todos, se pongan de acuerdo, que dejen de pelear los unos con los otros, que marchemos todos en la misma dirección, de eso se trata el liderazgo. ¿Cómo convencer a los bonaverenses que, que como en la obra de García Márquez, sienten que han estado condenados a cien años de olvido, de que Buenaventura es viable?Es que sí han estado condenados a cien años de soledad, abandono, esa ha sido la realidad de Buenaventura. El país ha abandonado a Buenaventura durante los últimos cien años, pero Buenaventura tiene una gran oportunidad si cambia de mentalidad, por eso todos estos planes que estamos poniendo en marcha, los estudios e inversiones que vamos a hacer deberían generar esa masa crítica mínima, pero suficiente para poder desarrollar esa dinámica positiva y poder cambiar. Son muchos los ejemplos de ciudades fantasmas que estaban en problemas y se convirtieron en ciudades prósperas. Hace unos días el Viceprimer ministro de Irlanda del Norte me decía: ‘La paz convirtió a Belfast de un ‘moridero’ a una ciudad como Barcelona, en 25 años’. Lo mismo podemos hacer en Buenaventura.A propósito de la paz, Cali, por ser una ciudad que ha estado rodeada de violencia guerrillera anhela la paz, pero también es una de los más escépticas. Por atentados como el del lunes en la vía Panamericana, la gente se pregunta si eso es una demostración de paz. ¿Qué mensaje se les puede mandar a los caleños para convencerlos de que este proceso de paz puede salir adelante?Primero, que no escuche las mentiras porque hay mucha gente diciendo mentiras del proceso de paz, que estamos entregando el país al castrochavismo, que estamos negociando el Ejército, la Policía, que estamos entregando las tierras alrededor de las ciudades a los exguerrilleros, que estamos poniendo en peligro la propiedad privada, todo eso son físicas mentiras para torpedear el proceso. No se le olvide que cualquier cosa que se acuerde va a ser refrendada por el pueblo, los colombianos son los que van a decir la última palabra, y en tercer lugar, el Gobierno fue el que puso las condiciones de no cese el fuego y eso tiene sus costos como los que usted me estaba señalando.Si uno de los objetivos fundamentales de la paz es que las Farc dejen las armas y traten de convencer a los colombianos de sus ideas a través de los votos, que se conviertan en un partido político, por qué ponen una bomba a una vía para ganarse más el odio de los colombianos... Eso es lo que nosotros también nos preguntamos, ante esos hechos irracionales. Ellos lo que quieren demostrar es que siguen vivos, que tienen capacidad de hacer daño, que no están derrotados y como estamos en medio del conflicto y no ha terminado, consideran que ese tipo de acciones son legítimas. Por eso necesitamos terminar este conflicto a la mayor brevedad posible.Una de las banderas fundamentales de su campaña es el tema de la paz, pero prácticamente todos sus rivales han dicho que seguirían con el proceso. ¿Eso no le quita a su campaña la bandera de la paz?No, me encanta que todos ahora estén de acuerdo con la paz, eso es maravilloso, es que la paz no es mía, la paz no es de mi gobierno, la paz es de todos los colombianos y bienvenidos todos los que quieran contribuir a este proceso de paz. La paz no se construye de la noche a la mañana y negociar con esta gente es muy complicado. Este proceso ha sido muy difícil y vamos continuar negociando porque hemos avanzado como nunca antes. ¿Cuando usted dice que espera que este año se esté firmando el proceso de paz, ¿eso no es un poquito pensar con el deseo viendo los resultados del proceso?No, porque fíjese que ya vamos por el punto tercero, quedarían dos puntos, si hay voluntad, esos puntos se pueden negociar en los próximos meses, no creo que sea imposible, no es fácil, yo aspiro a eso. Que quede claro que no estoy poniendo ninguna fecha fatal, pero yo sí aspiro a que este año logremos terminar las negociaciones con la guerrilla y firmar los acuerdos que cambiarían la historia de este país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad