Bonaverenses ruegan para que en el Puerto caiga un aguacero

Bonaverenses ruegan para que en el Puerto caiga un aguacero

Enero 31, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Por Meryt Montiel y Adonai Cárdenas I Reporteros de El País
Bonaverenses ruegan para que en el Puerto caiga un aguacero

De mucha paciencia deben armarse habitantes del barrio Lleras para proveerse de agua potable. Muchas veces se forman tropeles porque no se respetan los turnos.

Mientras en varias regiones del país la gente ruega a Dios para que no llueva, los bonaverenses le piden todo lo contrario. piden que la lluvia les pueda ayudar a calmar la sed crónica que padecen desde hace ya largo tiempo.

Mientras en varias regiones del país la gente ruega a Dios para que no llueva, los bonaverenses le piden todo lo contrario. Sólo la llave que abra San Pedro en este verano, dicen muchos, les puede ayudar a calmar la sed crónica que padecen desde hace ya largo tiempo.Uno de estos bonaverenses es Henry Rentería, vigilante nocturno en un negocio de maderas, en el sector de El Piñal. El pasado martes, a las 3:00 p.m., cuando el sol del Puerto danzaba con esplendor, en vez de descansar como lo hacen en el día muchos celadores, este hombre, de baja estatura y de anchos pectorales, esperaba con la paciencia de Job llenar dos galonetas (de cinco galones cada una).Lo hacía en una esquina de la Calle Brisas Marinas, en el barrio Lleras, sector de bajamar. El agua potable provenía de un angosto tubo, a ras de suelo, ubicado en un canal de aguas negras donde pululan la maleza, los bichos y la basura.“Esta tarde la cola no es tan larga”, interviene Henry, que ya llevaba esperando dos horas para llenar el primero de sus dos envases plásticos, pues el caudal del tubo era pírrico. O como ilustró su vecina Lenys Rocío Tovar, con un acertado símil y en el mejor acento porteño, “es un chorrito de meao de perro”. “A veces la fila sí es impresionante”, prosigue Henry, “ porque cuando no llueve todo el mundo está seco y se forman problemas por el turno, porque unos quieren salir con cuatro galonetas y otros les dicen que no, que llenen sólo uno o dos y luego vuelvan por los otros”.Por la escasez de agua la cotidianidad de Henry y de centenares de porteños ha cambiado. Lenys Rocío relata que es tan grave la situación, que cuando no cuenta con agua en su casa, se “asea” (muestra de la cintura para abajo) y se baña en la casa de familia donde trabaja y hasta se lleva su chuspa de ropa sucia para lavarla, “pero los niños a veces ni se bañan”.En otro sector del Puerto, aunque con mejores condiciones urbanas, en el barrio La Independencia, en el Pasaje San Martín, la problemática por la falta de agua también es desesperante, como lo corrobora Ana Yisseth Barra.La joven ama de casa explica que a su hogar no baja el agua normalmente, que llega día de por medio, si por ejemplo, llega a las 10:00 a.m. a las 3:00 p.m. ya se va y el “chorriiiito” es tan precario que no alcanza a llenar casi nada. Por eso le toca ir donde la vecina o a otras casas donde sí llega el agua a bañarse, a lavar la ropa y hasta los platos.“Hace tres meses nos ha cambiado la vida totalmente. Han tenido que llegar los bomberos a darnos agua para poder cocinar. La regadera, las llaves, el lavaplatos están oxidados porque como ni los usamos. Nos toca recoger en varios baldes o llenamos la pila (estanque) con el agua lluvia para bañarnos y vaciar los baños. Antes nos podíamos bañar tres o cuatro veces al día por estos calores, ahora no”.Cansada de esta situación y de tener que pagar por un servicio “que no vemos”, Ana Yisseth fue de los ciudadanos que se sumó a las fuertes protestas de hace unos días para reclamarle al Alcalde por la deficiencia en el servicio de agua, problema que se ha agudizado en esta ciudad de 350.000 habitantes que se muere de sed, aun cuando cuenta con 25 fuentes hídricas. ¿La principal? El río Escalerete, que baja de Los Farallones. La cuerda se reventó, expresa el líder comunal Antero Viveros, porque esta situación tocó fondo. Según Viveros, la escasez de agua, vieja en zonas de estrato cero y uno, tocó ya a barrios residenciales, a gente pudiente. Además, porque muchos sectores, resignados a tener agua en la mañana o en la noche, la semana pasada estuvieron cuatro días sin agua y eso hizo que la gente se ‘recalentara’.Tanto, que taponaron vías y mantuvieron el viernes 21 de enero la ciudad por 16 horas bloqueada. ¿Quién tuvo la culpa?Sectores de la comunidad piden a gritos que el alcalde José Félix Ocoró cancele el contrato de Hidropacífico, la empresa operadora del acueducto del Puerto. Dirigentes de la protesta como Narcilo Rosero son enfáticos al señalar que existen 38 causales para acabar con el convenio. Entre estas causales, además de la mala prestación del servicio (que según el Comité de Agua se da en promedio sólo seis horas al día) está que la firma no realizó las inversiones con las que se comprometió cuando inició actividades en Buenaventura en enero del 2002. “Pero el gran responsable, en un 80% de la pésima prestación del servicio es el Municipio, directamente como entidad territorial y la misma Sociedad de Acueducto y Alcantarillado, Saab, pues no ejecutaron los contratos de las obras y no hicieron responsables a los contratistas”, manifestó Rosero.El gerente de la cuestionada empresa Hidropacífico, ingeniero César Augusto Chica, se defiende y explica que no se puede ofrecer agua 24 horas si la Administración Municipal y la Saab no ejecutan las obras de infraestructura necesarias como tanques y redes para que el sistema funcione óptimamente. Y que la entidad no hace inversiones en obras porque sólo son operadores, “no concesionarios”. “Si no hay obras, milagros no se pueden hacer”, enfatiza, luego de recordar que el acueducto del Puerto tiene más de 50 años sin hacerle una inversión seria que permita prestar el servicio de manera adecuada.Para que Buenaventura no padezca con el servicio de agua se necesita una inversión de $76.000 millones, capital que en su mayoría ya existe, explica Chica.Sin embargo, aunque se cuente con el dinero, varios proyectos no se han ejecutado porque se hallaron anomalías en su contratación y/o ejecución. Esta semana, por ejemplo, la Contraloría Distrital de Buenaventura, en cabeza de Ana Betty Arboleda, informó que encontró, entre otras irregularidades, un presunto detrimento patrimonial de la Saab cercano a $2.396 millones, luego del control fiscal realizado a la entidad en las vigencias 2007, 2008 y 2009.“Se evidenció un desorden administrativo, contable y financiero de la Saab porque no cuenta con un software contable ni políticas para el manejo de la información contable y financiera, tampoco se realiza conciliación entre las áreas de contabilidad, tesorería, presupuesto, entre otras”, reza el informe del organismo de control.El actual gerente de la Saab, Fredy Antonio Mena, manifestó que en 2010 se hizo una reestructuración del área financiera de la empresa debido a las inconsistencias que se encontraron al momento de él asumir el cargo e informó que en los próximos días le dará a conocer a la Contraloría Distrital el Plan de Mejoramiento implementado por la sociedad. Entre tanto, el Alcalde se muestra optimista y habla de la mejora en el servicio de agua antes de un año (ver recuadro).Mientras, como desde hace cinco décadas, los porteños siguen sedientos de agua y justicia social. Rogándole a Dios, como lo hace el vigilante Henry Rentería y su vecina Lenys Rocío Tovar, que mande pronto un aguacero.Obras, listas antes de terminar el añoUsted se comprometió a cancelar el contrato de Hidropacífico, ¿mantiene esa posición?Eso no se puede hacer de la noche a la mañana, precisamente las mesas de trabajo con la comunidad nos van a dar a una pauta de si se puede concretar esa solicitud.Hidropacífico señala que hacen faltan obras para mejorar el servicio. ¿Cuándo se inician?En el primer trimestre del año en curso se iniciarían las obras del plan de mejoramiento y acondicionamiento de las redes de acueducto y alcantarillado.¿Y los recursos?Esto se hace posible gracias a la gestión que se realizó ante el Ministerio de Ambiente y Vivienda para que destinara a través de las vigencias futuras, $45.000 millones, los cuales, se emplearán para la ejecución de las obras de optimización de las redes.¿Qué tipos de obras y a cuántas horas se llegaría de prestación del servicio?Ya se tienen unas obras claramente identificadas correspondientes al mejoramiento de los tanques y la planta del Escalerete, esto va a permitir que el servicio mejore, que la ciudad tenga agua por lo menos doce horas en todos los sectores.¿Cuándo estarán listas estas obras?Se espera en mes o mes y medio iniciar el proceso de contratación, pues la oficina jurídica del Ministerio está revisando los pliegos y las especificaciones técnicas del contrato. En tres meses deben arrancar los trabajos que deben estar antes de terminar el año.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad