Avanza la investigación de muerte de palmiranos hallados en Calima

default: Avanza la investigación de muerte de palmiranos hallados en Calima

Este martes los palmiranos despidieron a Henry Pérez y Julio César Mora, quienes aparecieron muertos en extrañas circunstancias el pasado sábado en zona rural de Calima - El Darién.

Avanza la investigación de muerte de palmiranos hallados en Calima

Enero 24, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País Palmira
Avanza la investigación de muerte de palmiranos hallados en Calima

null

En medio de una gran caravana de familiares y amigos, se llevó a cabo el sepelio de los dos hombres oriundos de Palmira que aparecieron muertos a golpes y con señales de tortura en zona rural del municipio de Calima, El Darién, el pasado sábado. Henry Pérez Castillo, de 54 años, propietario de Vidrios Súper y su empleado Julio César Mora, de 45 años, exesposo de Miyerlandy Gaviria Arango (quien apareció muerta en extrañas circunstancias en el corregimiento de Rozo, el pasado 14 de enero), habían salido el viernes en la mañana del barrio Las Delicias donde funcionaba el negocio, luego de ser contactados por un supuesto cliente que necesitaba unos trabajos en los municipios de Tuluá y El Darién. Sin embargo, un día después aparecieron asesinados en el sector conocido como La Playita, a la entrada de la vereda La Cristalina, en predios de la finca La Inesita, en el turístico municipio. La muerte de Pérez Castillo causó estupor y un profundo dolor entre sus conocidos.  Era un hombre muy reconocido en la ciudad, no solo por el negocio de la vidriería que tenía hace treinta años, sino también por su afición al ciclismo y al tiro práctico.   Sus familiares y amigos aseguraron que no se le conocía enemigos y mucho menos amenazas. "Todos estamos aterrados con lo que le sucedió, Henry era un hombre intachable, trabajador y un gran ser humano", manifestó uno de sus amigos. 

Según se conoció, la mañana del viernes él se ofreció para acompañar a su empleado, sin saber que moriría en tan crueles circunstancias.

Sus compañeros ciclistas, visiblemente afectados, enarbolaron la bicicleta de Pérez Castillo durante una improvisada caravana que salió de la funeraria donde era velado y recorrieron algunas calles hasta pasar por su casa y su negocio en Las Delicias.

En la carroza fúnebre iban los féretros de ambos hombres quienes fueron sepultados en el cementerio Central, donde también fue enterrada Miyerlandy.

La situación es más que triste teniendo en cuenta que los tres hijos de Julio César Mora y Miyerlandy, de 18, 21 y 25 años de edad, perdieron a ambos padres en tan solo ocho días. 

Los hechos aún son materia de investigación por parte de las autoridades. Así lo indicó el comandante de estación Palmira, capitán Andrés Felipe Cortés, quien confirmó que el caso lo asumió la Sijín de Tuluá.

Sostuvo que la investigación van por buen camino aunque se abstuvo de dar mayor información para no entorpecer las pesquisas que en Palmira fueron asumidas por el CTI.

Dijo también que  Medicina Legal aún no ha revelado las causas de la muerte de Miyerlandy, quien no presentaba golpes, ni heridas por arma de fuego o blanca.

Si bien sus familiares han manifestado que ella murió como consecuencia de un infarto, extraoficialmente se maneja que fue por asfixia mecánica.

Lo cierto es que aún hay muchos cabos por atar en este caso que tiene perplejo a los palmiranos, pues en una semana fueron asesinadas tres personas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad