Autoridades dicen que no hay amenazas de Bacrim en el Valle del Cauca

Autoridades dicen que no hay amenazas de Bacrim en el Valle del Cauca

Febrero 15, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Corresponsales de El País

Tras las declaraciones del ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, sobre la posibilidad de que las bandas criminales (Bacrim) atenten contra las eleccciones de octubre en 67 municipios del país, entre ellos cinco del Valle del Cauca, las autoridades de la región manifestaron que hasta el momento no existe información al respecto.Por un lado, las autoridades administrativas y policivas de Palmira aseguran que en este municipio no operan bandas criminales, sino grupos delincuenciales en disputa por el microtráfico de estupefacientes en el sector urbano. El primero en aclarar lo que pasa en la ciudad fue su alcalde Raúl Arboleda, quien resaltó que la situación de violencia está relacionada con el microtráfico y casos de intolerancia que han provocado que la ciudad registre uno de los más altos índices de homicidios en el país.Asimismo, el secretario de Gobierno, Fabián Giraldo Segura, aseguró que “en Palmira no existen las bandas criminales como ‘Los Rastrojos’ o residuos de ‘Los Machos’ o ‘Águilas Negras’. Ese tipo de agrupaciones no existen en el municipio o no están identificadas”. Por eso, el secretario de Gobierno señaló que no se tiene una información concreta por parte de las autoridades judiciales sobre la posible intervención de dichos grupos en las próximas elecciones.Explicó que las Bacrim son otro tipo de agrupaciones que actúan a partir de delitos como el secuestro, el boleteo, las minas antipersonales, y otros factores que incluyen la perturbación democrática. “Lo que hay en Palmira es perturbación a la seguridad ciudadana, eso si nos tiene preocupados”, agregó Giraldo Segura, al argumentar que las Bacrim apuntan más hacia los sectores económicos, pues en la ciudad existe la delincuencia de los sectores populares en función del microtráfico. Entretanto, el comandante de la Policía Valle del Cauca, coronel Julián González, explicó que “las Bacrim son otra modalidad delictiva, que igual le están haciendo daño al departamento, pero que nada tienen que ver con Palmira” y dijo que estos grupos si tienen presencia en Tuluá y otros municipios más del centro y norte del departamento.No hay amenazas en el Norte del Valle del CaucaEl coronel Alejandro Pinzón Arévalo, comandante del Batallón Vencedores, señaló que hasta el momento no se conoce de amenazas en municipios como Cartago, La Victoria, y Zarzal, y puntualizó que las declaraciones del Ministro del Interior se deben tal vez a que se han presentado algunos homicidios que se han relacionado con la presencia de bandas criminales, pero que aún esta es información no confirmada.Agregó que ni siquiera hay candidatos oficiales o actividad política en sí que permita señalar amenazas, aunque recordó que como fuerza pública ocupan el ciento por ciento del territorio y que en las localidades que puedan presentar riesgo se refuerza la presencia. Asimismo, el comandante del distrito 2 de Policía, coronel Janio Lora Velilla, dijo también que no conoce de amenazas ni de posibles riesgos ya que ninguna entidad, ni alcaldes han manifestado preocupación en tal sentido. Por su parte, el alcalde de La Victoria Gilberto Cataño, se mostró extrañado tras la información entregada por el ministro Vargas Lleras y anunció que citó para el próximo lunes un consejo de seguridad con presencia de todas las autoridades para tratar el tema, ya que hasta el momento se vive un clima de total tranquilidad y "estas declaraciones prenden las alarmas de alguna manera".En Buenaventura también reportan tranquilidadBuenaventura, con un potencial electoral de 186.409 personas para votar, no enfrenta hasta el momento ninguna situación de posible afectación en los próximos comicios por bandas criminales o actores armados.Asó lo precisaron las autoridades del puerto en cabeza de la Brigada Fluvial de Infantería de Marina, en la parte rural, como de la policía en la parte urbana.Sin embargo, como ha sucedido en los pasados comicios se prevé que algunos puestos de votación de la zona rural, especialmente en los corregimientos del Naya, Cajambre, y Mallorquín deban ser trasladados a la cabecera de esos corregimientos por cuestiones de distancia de los mismos.Dato claveLa Registraduría de Palmira informó que para las pasadas elecciones de junio de 2010 se tenía un potencial electoral de 226.336 personas aptas para sufragar, de las cuales un promedio de 102.000 votaron.En Buenaventura, el potencial electoral anterior era de 172.635.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad