Aumenta alerta por piques ilegales en vías del Valle

Aumenta alerta por piques ilegales en vías del Valle

Mayo 29, 2017 - 11:20 p.m. Por:
Redacción de El País 
Piques ilegales

De acuerdo con la Policía, los piques ilegales en Buga se realizan especialmente los jueves, entre las 10:00 p.m y la 1:00 de la madrugada del día siguiente.

Foto: Javier Jaramillo / El País

La muerte de Kevin Quintero Aguilar, el joven de tan solo 20 años que no pudo superar un trauma craneoencefálico severo que sufrió tras chocar contra un separador vial en la doble calzada Buga-Tuluá, encendió las alarmas de las autoridades por las carreras de motocicletas o piques ilegales que cada fin de semana se realizan sobre las autopistas del departamento.

Aunque oficialmente el caso de Quintero sería el primer accidente grave que se conoce, no deja de ser preocupante para las autoridades que esas carreras se sigan haciendo a pesar de los operativos que cada semana está adelantando la Policía de Carreteras.

De acuerdo con la información, cada jueves cerca de 30 jóvenes se dan cita en horas de la noche en algún sector de los 25 kilómetros que unen los municipios de Buga y Tuluá para estas carreras.

“Lo que hemos establecido es que estos piques se iniciaron en Zarzal a mediados del año pasado, luego se fueron trasladando, primero a Tuluá, después aparecieron en el municipio de San Pedro y últimamente tenemos conocimiento que esas competencias de velocidad las están haciendo en los corregimientos de Presidente y Chambimbal, sobre la doble calzada y ahora en el sur de la ciudad, en el sector de Brisas del Valle”, manifestó Jaime Alberto Ochoa, secretario de Gobierno de Buga.

Según el funcionario, “esto es una locura que genera mucha intranquilidad y zozobra en la comunidad, especialmente en los habitantes del barrio Aures, por el excesivo ruido que producen esas motos en horas de la madrugada”.

James Uribe, habitante del barrio Aures, manifestó que el ruido que generan las motocicletas es “insoportable” y se hace mayor cuando cruzan el puente situado en inmediaciones del Sena que comunica la ciudad de Buga con la vía a Buenaventura.

“Este es un verdadero problema de seguridad, movilidad y orden público que se ha venido tratando en los consejos de seguridad, en donde hemos discutido la necesidad de hacer operativos conjuntos entre los diferentes organismos del Estado como policía y el Ejército, porque este fenómeno se está agudizando”, afirmó el secretario de Tránsito de Buga, Julián Rojas.

Por su parte, el comandante del Primer Distrito de Policía, teniente coronel Andrés Serna Bustamante, indicó que en coordinación con la Policía de Carreteras, se han hecho varios operativos que han dejado como resultado la inmovilización de motocicletas y la sanción de conductores.

Controles en Palmira y Cali

Según el coronel Carlos Zapata, secretario de Seguridad de Palmira, los piques ilegales que se llevaban a cabo en la recta Cali - Palmira y en la vía que de Rozo conduce al aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, han sido frenados gracias a los continuos operativos.

“Todos los martes y jueves que sabíamos que hacían estos piques nos íbamos con la estructura de la Secretaría de Tránsito y el acompañamiento de la Policía para inmovilizar y sancionar a los conductores. En esos operativos lográbamos inmovilizar entre 20 y 30 motocicletas”, sostuvo el funcionario, quien agregó que la presión constante sobre estos sitios habría obligado a quienes practican los piques a desplazarse hacia otras carreteras como la vía a Jamundí.

Entre tanto, en Cali, el secretario de Movilidad, Juan Carlos Orobio, indicó que también se vienen articulando actividades de control con la Policía en sitios donde se les informa sobre las carreras ilegales. “Nos han hecho especial énfasis en la Avenida Cañasgordas y tenemos un puesto de control permanente en el túnel (de la Avenida Colombia)”, precisó Orobio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad