Así opera la banda de los falsos retenes

Julio 25, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así opera la banda de los  falsos retenes

La curva es el kilómetro once, donde se han reportado la mayoría de los atracos en falsos retenes. Detrás se ve un camino entre una montaña por donde huyen los delincuentes y al fondo se aprecia el sector de Patio Bonito.

Una agrupación de asaltantes de Patio Bonito estaría tras la ola de robos en la vía al mar, en la que simulan falsos retenes sobre un estratégico tramo de esa carretera.

Una banda que había sido desmantelada en enero de 2009 sería la responsable de la reciente ola de atracos y falsos retenes sobre un estratégico tramo de la vía al mar.Se trata, según estableció El País, de una agrupación dedicada a efectuar puestos de control o retenes de manera ilegal, cuyos integrantes se hacen pasar por policías. El 7 de enero del año pasado tres de estos delincuentes, entre ellos un menor de 17 años, fueron capturados luego de que intimidaran con armas de madera a una pareja, a la que condujeron a una zona boscosa en el kilómetro 5 de la vía, para luego hurtarles una moto. En esa oportunidad, la Policía Metropolitana detuvo a los hombres portando chalecos, pantalones, botas y hasta insignias de esta institución. Incluso usaron conos reflectivos anaranjados para simular los retenes. Los asaltantes tenían armas con forma de fusil, hechas de madera y PVC. Tras las nuevas denuncias de por lo menos cuatro robos en dos meses, las autoridades presumen que estos hechos, que se han registrado en los kilómetros ocho, nueve y once, tienen que ver con la misma banda, es igual el ‘modus operandi’. ‘Campaneros’ desde un cerroEn el kilómetro once, al lado de la vía, hay una pendiente y sobre ella una torre de interconexión eléctrica. Es en ese punto es donde se ubican dos o tres hombres que desde allí identifican los carros que se aproximan, al tiempo que logran ver si desde el CAI forestal, situado en el kilómetro 8, arranca alguna patrulla. Una vez en posición, tres o cuatro miembros de la banda bajan a la calzada para detener los vehículos que transitan especialmente a altas horas de la noche. La banda ahora no usa armas de palo: asaltan con revólveres ‘hechizos’. Con una de estas armas le apuntaron a Carmen. Esta joven de 25 años, quien el pasado 3 de julio fue atracada junto con su novio y dos amigos más, relató los momentos de angustia que vivió. “Como a las 10:00 p.m. bajamos en moto del kilómetro 18, cuando en una curva, donde hay una valla, nos salieron cuatro tipos encapuchados y nos robaron los celulares y la plata. No se llevaron las motos porque tal vez no podían, treparon por una loma”. El punto al que esta mujer se refiere es el kilómetro once. Ese es el lugar donde se han registrado la mayoría de atracos, como del que fue víctima Jorge Moncada, un habitante de El Saladito. Según cuenta este comerciante, en marzo pasado varios hombres detuvieron un bus de servicio público que viajaba con destino a Buenaventura, se subieron armados y en menos de cinco minutos despojaron de sus objetos de valor a los pasajeros. Un agente de la Policía contó cómo operan los delincuentes para no ser sorprendidos en flagrancia. “Salen del sector de Patio Bonito, son en su mayoría muchachos, caminan unos 500 metros por una carretera destapada sobre la parte de arriba de la montaña y por allí llegan a la torre. Una vez allí ponen ‘campaneros’ para avisar sobre la llegada de la Policía, o ubican gente frente al CAI. Ya en posición bajan, hacen el retén y en cuestión de minutos hacen su fechoría. El problema es que no se ha logrado la captura en flagrancia, y como no hay denuncias, no se les puede detener”, dijo el uniformado. Un investigador le contó a El País que la banda que atraca es la misma que cayó hace un año, reorganizada por un hombre que luego de salir en libertad habría tomado el control del grupo delincuencial.Esta semana, el mayor José Gabriel Betancourt, comandante de la estación de la Policía de Fray Damián, indicó que ya se tiene identificado que los falsos policías son delincuentes que residen en los sectores de Patio Bonito y Terrón Colorado.La banda del retén también tiene azotados a los transportadores. De acuerdo con el jefe operativo de Transur, Julio Cuevas, en el 2009 uno de los buses de esta empresa fue objeto de los delincuentes en la vía. Dice que en abril pasado, mientras el conductor de uno de los vehículos solucionaba un pequeño accidente en la vía con el chofer de una camioneta, fue interceptado por dos hombres en moto que los robaron. “Lastimosamente no hay denuncias penales, la gente los considera pequeños por ser celulares o pequeñas cantidades de dinero. Perp los conductores sí saben que parar por los lados de Terrón Colorado, el kilómetro ocho o el once es muy peligroso”, anotó Cuevas. Inseguridad en DapaMiembros de la Corporación para el Desarrollo Integral del Gran Dapa, Corpodapa, pusieron en conocimiento de la Defensoría del Pueblo la difícil situación que se presenta en esa zona rural debido a la presencia de bandas delictivas. Según argumentan en un derecho de petición, las vías que de Cali conducen a Dapa, así como las carreteras que conectan a las veredas de La Elvira y Zaragoza, y a los corregimientos de Bitaco y Montebello o al kilómetro 18, se han convertido en puntos críticos. Un grupo de denunciantes aseguraron que los casos de Dapa están relacionados con los robos ocurridos en la vía al mar. Un morador de esa zona asegura que se trata de la misma banda delincuencial.Los denunciantes agregan que en Dapa se han registrado secuestro, extorsiones, atracos y asesinatos en los últimos años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad