Así luchan los científicos del Ciat para sobreponerse al cambio climático

Así luchan los científicos del Ciat para sobreponerse al cambio climático

Julio 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Luz Estella Cardona Ruiz | Reportera de El País Palmira
Así luchan los científicos del Ciat para sobreponerse al cambio climático

Desarrollo. El Ciat posee un banco de Recursos Genéticos dedicado a la caracterización y conservación de 60.000 variedades de fríjol, yuca y forrajes tropicales. En la entidad, ubicada en Palmira, laboran más de 600 personas.

La investigación ahora apunta a la ecoeficiencia y a dar respuesta a una agricultura en medio de lluvias y sequías. Este centro de investigación ya llegó a sus 45 años.

Aunque los impactos en la reducción de la pobreza y el hambre en países del Asia, África, América Latina y el Caribe son contundentes gracias al mejoramiento de variedades de yuca, arroz, fríjol y pastos, el Centro Internacional de Agricultura Tropical, Ciat, se prepara ahora para los nuevos desafíos que afronta la investigación agrícola: el cambio climático, la economía globalizada y la conservación del medio ambiente.Ruben Echeverría, director general del Ciat aseguró que la entidad, que conmemoró la semana anterior 45 años en Colombia, no se va a limitar a los logros obtenidos sino a los desafíos que enfrenta el país y el mundo por la presión a que está siendo sometida la agricultura. “El reto inmenso para los investigadores es responder a la creciente demanda de alimentos sin explotar de manera intensiva los recursos naturales”, dijo. El directivo advirtió que lo anterior sólo será posible en la medida en que la agricultura se vuelva ecoeficiente, concepto que busca elevar la productividad agrícola, mejorar los medios de vida y, a la vez, disminuir el impacto negativo en el medio ambiente mediante el uso adecuado de los recursos.Sin embargo, insistió en que, sin una inversión creciente, sería muy difícil lograrlo tras señalar que “hemos escuchado muchos discursos de la importancia de la investigación agrícola que después no se reflejan en los presupuestos. Necesitamos buen financiamiento”. El Ciat funciona este año con un presupuesto de US$60 millones, pero la entidad requiere otros US$40 millones para tener una operación estable en todas sus líneas. Con este dinero operan en diversos países donde tienen presencia. Impactos de la investigación agrícolaSegún el directivo, los resultados de la investigación adelantados por el Ciat les ha permitido diseñar políticas más eficaces que han beneficiado a millones de consumidores en el mundo, a través de la reducción de precios.Se refiere a los cientos de nuevas variedades de arroz, yuca, fríjol, pastos tropicales desarrollados, así como al manejo de suelos tropicales frágiles, y al programa de adaptación de cambio climático, en el cual el Ciat es líder a nivel mundial y con el que espera convertirse en un socio estratégico de Colombia para ayudar a mitigar los riesgos inminentes para la agricultura nacional, debido a las épocas de sequías y precipitaciones. De acuerdo con el Director del Ciat, el reto inmenso para los investigadores es responder a las crecientes demandas de la sociedad, en cuanto a continuar produciendo alimentos de una manera sostenible, con recursos financieros que siempre van a ser escasos.Echeverría reconoció que en esa medida se hace urgente revisar políticas, reformar instituciones, e incrementar las inversiones para que la adopción de todos estos nuevos conocimientos tengan sus impactos en la sociedad.“La única forma en que se puede competir con los TLC es invertir en investigación, asegurando que aumente la productividad y que bajen los costos. Es como una maratón y el que corra más rápido en invertir en ciencia y en innovación, será el ganador”, puntualizó.Cambio de paradigmaEl ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, tras exaltar la labor científica adelantada por el Ciat durante casi medio siglo de existencia, aseguró que la innovación es uno de los grandes ejes del desarrollo, la inclusión social y tema de interés preminente a nivel mundial.“Las reflexiones e investigaciones que vienen haciéndose pioneramente en el Ciat en materia climática y agricultura son de gran utilidad para Colombia y la comunidad internacional”, reiteró Restrepo al señalar que las líneas fuertes de investigación del Ciat en arroz, cambio climático y agricultura; yuca, forrajes y pastos tropicales, coinciden con las necesidades del país.El Ministro de Agricultura dijo que el reto es enorme para el Ciat, pero recalcó que la entidad está dando pasos en la dirección correcta, a través de la alianza revivida recientemente con Corpoica, para el desarrollo en ciencia y tecnología, adecuadas a la altillanura colombiana en Carimagua, Meta.De otro lado, Juan Lucas Restrepo, director ejecutivo de Corpoica, si bien resaltó el impacto socioeconómico que ha tenido el Ciat en Colombia desde su creación, señaló que ahora “estamos ante un cambio de paradigma”.Añadió que lo que se busca es cómo lograr convenir, bajo el concepto de ecoeficiencia, una serie de factores, de problemas biológicos, cambio climático y la misma biodiversidad en que se desarrolla la agricultura, para proponer entre el Ciat, Corpoica y otras entidades del orden nacional y mundial, soluciones a las presiones externas a que está siendo sometida la misma.Los retos inmensos que plantean todos estos temas han llevado al Ciat a retomar una agenda regional “más lúcida”, según palabras del director del centro, Ruben Echeverría, quien anotó: “el desafío del desarrollo ya llegó y por suerte la investigación agrícola esta en el centro de todas estas discusiones. Esperamos lograr mucho más en los próximos 45 años que en estos primeros”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad