Así fue la reunión que tumbó al Gobernador

Julio 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Un encuentro con algunos alcaldes del departamento y el entonces precandidato a la Presidencia, Andrés Felipe Arias, en Rozo, fue la razón de que la Procuraduría lo retirara de su cargo en mayo pasado. Hay fotos del encuentro y esas fueron la prueba reina.

La reunión que ocasionó la destitución del gobernador del Valle del Cauca, Juan Carlos Abadía Campo, ordenada por la Procuraduría General de la Nación, en primera instancia, “tuvo un propósito claro y un fin oculto”, según el ente disciplinario y algunas personas cercanas a la Administración Departamental.Aunque el propósito público fue dar cumplimiento a un encuentro que días atrás solicitara la Asociación de Alcaldes del Norte del Valle, preocupada por el embargo de las cuentas de varios municipios por parte de la Secretaría de Hacienda y la desatención en temas sociales, en el trasfondo se aprovecharía el evento para responder al pedido del Alto Gobierno de respaldar la candidatura de Andrés Felipe Arias, según fuentes cercanas a la Gobernación y una grabación en la que el padre del Mandatario confirma lo dicho.El polémico encuentro, en el que habrían estado 22 alcaldes y no 21, como siempre se ha dicho, fue organizado con más de una semana de anticipación por la oficina de Telmo Rojas, secretario privado del Gobernador del Valle.Vía telefónica fueron citados 28 alcaldes, algunos por Rojas, otros por su secretaria y unos más por el Presidente de la Asociación de Alcaldes del Norte del Valle, para que el pasado 20 de febrero, fecha ordenada por Abadía, se encontraran en el parque central del corregimiento de Rozo (Palmira), para luego ser guiados hasta el sitio donde los escucharía el Mandatario Regional.El día de la citaDesde las 9:00 de la mañana de ese sábado empezaron a llegar los vehículos oficiales al centro de Rozo, donde la comunidad observó expectante durante una hora el movimiento de escoltas que acompañaban a los alcaldes, quienes realizaban microreuniones en las cafeterías de la plaza.Rayando las 10:00 de la mañana la caravana de vehículos siguió la camioneta del Secretario Privado del Gobernador por uno de los callejones hasta el Criadero de caballos La Leyenda, donde sólo se permitió el ingreso de los mandatarios, “tal vez porque no es común que los escoltas entren a las reuniones”, dijo uno de ellos.A diferencia de lo que aseguró Telmo Rojas bajo juramento ante la Procuradora Delegada, tres de los alcaldes que acudieron a la cita y que pidieron reserva de su identidad, le aseguraron a este diario que los actos de protocolo durante la reunión no los manejó el Secretario Privado, sino que habría sido el jefe de Protocolo de la Gobernación, Juan Carlos Uribe.Lo cierto es que durante la reunión los invitados degustaron una picada típica en la que había empanadas y marranitas.De acuerdo con lo que estableció El País, las únicas personas que ingresaron a la reunión después de los alcaldes fueron, en su orden, el ex precandidato Andrés Felipe Arias y el Gobernador del Valle.“No lo recuerdo muy bien, pero si el ex alcalde de Yumbo Carlos Alberto Bejarano no llegó en la caravana inicial, debió hacerlo entonces en compañía del propio Gobernador”, indicó un asistente, al afirmar que hubo otros asesores de Abadía que aún no se han mencionado, pero asistieron al encuentro de ese sábado.No pasó mucho tiempo desde la llegada de los alcaldes, quienes esperaban en el kiosko el arribo del Gobernador, cuando sorpresivamente se abrió la puerta de madera del criadero y quien entró fue Andrés Felipe Arias, quien llegó a La Leyenda guiado por su jefe de seguridad, quien en todo momento estuvo en contacto telefónico con Telmo Rojas. Cerca de quince minutos después, hizo su ingreso el Gobernador del Valle, “quien saludó y bromeó con los asistentes”, dicen. También conoció El País que hubo mandatarios locales que se retiraron de la reunión minutos después de la presentación que hizo el gobernador Abadía del ex precandidato Arias y que el diálogo giró en torno a temas electorales.“Recuerdo que les dije que ante el problema de los embargos por cuotas partes pensionales, el país iba rumbo a una crisis fiscal de los municipios y territorial, y que no veía cómo el Gobierno podía solucionar a corto o mediano plazo, porque depende hoy de los jueces”, indicó en su declaración dada en Bogotá el ex ministro Arias.Dos cosas no recuerdan con claridad otros asistentes a la reunión en Rozo, y que accedieron a hablar bajo reserva de la fuente con este diario: ni el tiempo que duró la reunión del 20 de febrero en La Leyenda ni si se dio la supuesta reunión privada a la que había citado el Gobernador del Valle del Cauca al ex precandidato conservador Andrés Felipe Arias.Polémica en torno a quién tomó las fotosLa novela en torno al autor de las fotografías tomadas con un celular, y en las cuales se basó la Procuraduría General de la Nación para fallar en contra del Gobernador del Valle, podría tener un capítulo más ante los estrados judiciales.Así lo conoció El País luego de que el día de la celebración del Centenario del Valle del Cauca el gobernador, Juan Carlos Abadía, se reuniera con varios alcaldes amigos y les asegurara que las fotos polémicas fueron tomadas por el Alcalde de El Cairo y que fue incitado por su colega del municipio de Roldanillo para que hiciera públicas las imágenes.Igualmente, que en el despacho del Gobernador, en San Francisco, reposa desde hace una semana un documento en el que el alcalde de El Cairo, Gonzalo Corrales, le pide audiencia al Mandatario Regional para aclarar esta situación, carta a la cual no se le ha dado ningún trámite.Razón por la cual, personas muy cercanas al Mandatario de esa municipalidad aseguraron que Corrales estaría dispuesto a acudir ante la Fiscalía por las afirmaciones que hizo Abadía y que pone en riesgo la integridad del funcionario y que al verdadero responsable de haber tomado las fotos: “tienen que buscarlo en casa”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad