Así es la situación electoral en el municipio de Buenaventura

Así es la situación electoral en el municipio de Buenaventura

Septiembre 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Así es la situación electoral en el municipio de Buenaventura

Hay denuncias que indican que algunos jurados en el puerto votan doble ya que lo hacen en la mesa en que les toca como jurado y luego en donde tienen registrada su cédula.

El País indagó entre líderes comunitarios y militantes de las campañas, para medirle la temperatura al proceso electoral, y encontró que la región sí está en riesgo.

Con 8 candidatos a la Alcaldía, 5 aspirantes a la Asamblea Departamental y más de 200 para el Concejo, que representan todos los matices políticos, el parte oficial sobre el ambiente preelectoral es de tranquilidad en el Puerto. El Comité de Seguimiento Electoral señaló que no se han presentado denuncias sobre irregularidades y la Policía no reporta hechos de violencia asociados a la jornada democrática.El País indagó entre líderes comunitarios y militantes de las campañas, así como con algunos candidatos, para medirle la temperatura al proceso electoral que se avecina, y encontró que la región sí está en riesgo, tanto por la posibilidad de que se cometan fraudes, como por la presión de grupos armados ilegales.Aunque muy pocos se atreven a denunciar, por temor a represalias o por falta de pruebas, lo cierto es que todas las fuentes consultadas coinciden en señalar que uno de los mayores riesgos es que ya ronda el ‘hombre del maletín’.Este nefasto personaje que se ha convertido en un lugar común para la gente del Puerto, se usa para nombrar lo innombrable: “La inyección de dineros de indefinida procedencia que un mes antes de cada elección se empiezan a repartir a manos llenas, ya sea para apoyar la logística de las campañas o amarrar votos para el domingo 30 de octubre”, dijo un asiduo cliente del café Los Toneles, epicentro de políticos y aspirantes.“Todo mundo en Buenaventura sabe que por un voto puedes conseguir de $30.000 a $40.000”, agregó la fuente. “La cifra puede llegar a los $100.000 si el negocio es por un combo como le llaman al compromiso del elector para votar por candidatos a Gobernación, Alcaldía, Asamblea y Concejo, además le dan una caja de comida, camiseta, transporte y, en algunos casos, hasta aguardiente”, explicó una mujer que pidió reserva para su nombre y que argumentó que la “gente acepta pues hay muchas necesidades económicas”.El pago es fraccionado, dijo la fuente, dando un adelanto el día de la inscripción de la cédula, luego en vísperas de las elecciones y el día de las mismas le cancelan el resto para asegurar que el elector cumple.Otra práctica que fue denunciada en las elecciones de marzo del 2010 fue la que ejecutaron ciertos jefes paramilitares en barrios controlados por ellos, donde cobraban a los candidatos hasta diez millones de pesos y gracias a su presión armada ponían a muchos a votar por determinado candidato. Sin embargo, según las fiscalías locales, sobre estos hechos que configuran el delito de constreñimiento al elector, no se ha conocido ningún tipo de denuncias.“Nosotros no confiamos en la Registraduría, nos da pena con ellos, pero no podemos creer por los comentarios que se suscitan no sólo para estas elecciones sino en las pasadas y en otras”, dijo Manuel Bedoya, candidato del Polo Democrático y líder de los pescadores artesanales.“La situación es muy preocupante por la experiencia de las elecciones pasadas, ojalá no ocurra lo mismo con éstas, aunque somos muy pesimistas”, precisó el dirigente, quien es el padre del cantante Yuri Buenaventura. “Uno escucha esos rumores pero no hay una denuncia contundente, nosotros en los barrios estamos trabajando de manera normal, eso sí con los ojos abiertos, no sólo en este momento sino el día de las elecciones, pero consideramos que en términos generales no podemos denunciar ningún tipo de irregularidad”, dijo Ricardo Grueso, presidente de la Asociación de Juntas de Acción Comunal que reúne a los líderes de más de 120 barrios del Puerto, que también es candidato al Concejo y algunos sectores políticos le cuestionan el despliegue publicitario de su campaña con grandes vallas, a lo que Grueso ha dicho que es producto de su trabajo y el apoyo que viene recibiendo.Frente al tema el obispo de Buenaventura, Héctor Epalza, ha señalado que todas las irregularidades y rumores son conocidos en Buenaventura, pero nadie hace nada. “Hay que sacarle tarjeta roja a los políticos corruptos y también a los electores que venden su voto”, precisó el prelado.Roces entre campañas“La situación ha transcurrido de forma normal, no se conoce de hechos violentos o de atentados a la libertad de expresar las ideas en las campañas políticas”, dijo Ledis Torres, secretaria de Gobierno del Puerto y quien hasta ayer oficiaba como secretaria técnica. “Renuncié debido a mi grado de consanguinidad con uno de los candidatos a la Alcaldía, el ingeniero Héctor Copete”, dijo la funcionaria.Se han escuchado rumores sobre algunas fricciones entre candidatos como el caso del mismo Copete, quien fue objeto de agresiones verbales de parte de un candidato al Concejo por el Partido Liberal.“Yo creo que es más producto del calor político, sin embargo, uno debe guardar su compostura para darle ejemplo a los electores”, aclaró Copete, candidato a la Alcaldía con el aval de Cambio Radical aunque recibe el apoyo de otros movimientos como el MIO y el PIN.Esta semana el senador Edinson Delgado hizo público en un medio radial un cuestionamiento a la campaña de Copete porque supuestamente está recibiendo el apoyo económico y logístico del actual alcalde José Félix Ocoró, y exigió “que esto no siga sucediendo”.Frente a estas acusaciones voceros de la campaña de Copete las calificaron como “irresponsables”, rechazándolas de plano. “Es injusto e improcedente estas denuncias del ex alcalde, pues el que menos debe hablar de esto es él ya que por muchos años recibió todo el apoyo de Copete y ahora porque no lo acompaña no debe tomar esas posturas”, explicó Julio Riascos, un líder del barrio La Campiña. Delgado respalda como liberal a Bartolo Valencia.Las dificultades de la zona ruralLíderes de la zona rural del río Naya vienen denunciando presión y amenazas de muerte por parte de las Farc contra las comunidades y los propios líderes, pero consideran que detrás de ello no hay relación con los candidatos que hacen campaña en esa zona.“No hay amenazas por las elecciones, que se sienta una presión como tal de los actores armados no la conocemos”, dijo Mario Angulo, coordinador del Proceso de Comunidades Negras que lidera la interacción con las comunidades rurales y los diferentes consejos comunitarios.“Lo que pasa es que el tema del orden público si existe pero quienes se acercan a los ríos deben coordinar con los consejos comunitarios, pero en términos generales no hemos tenido dificultades para el proceso electoral hasta ahora”, destacó Angulo quien sí reconoció el temor que existe por algunas desapariciones de líderes en la parte baja del río Naya, zona donde desde hace tres semanas no se conoce el paradero de Rosalino Chaino, miembro del consejo comunitario.“Uno escucha de compra de votos, de irregularidades, pero nadie concreta, nadie denuncia y todo se queda en el rumor”, indicó Angulo.Sin datos“Nosotros nos venimos reuniendo con todos los candidatos dándoles recomendaciones sobre su seguridad, además escuchando sus inquietudes”, dijo el coronel Héctor Triviño, comandante de la Policía en el Puerto.Sobre amenazas de muerte, violencia contra sedes políticas o constreñimiento al elector no se conoce cifras oficiales y los directivos gremiales prefirieron no pronunciarse sobre el tema de este informe.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad