Arranca plan de renovación urbana para el centro de Palmira

Marzo 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Palmira
Arranca plan de renovación urbana para el centro de Palmira

Expertos en renovación urbana plantean que para lograr un verdadero cambio en la Calle 30 se deben recoger las redes que están invadiendo el espacio aéreo.

El Municipio puso en marcha el plan para la renovación de una zona de la Villa de las Palmas. Reubicación de informales y peatonalización de la Calle 30, prioridades. Debate.

Con la reubicación de los vendedores informales, la peatonalización del centro, la ampliación del Parque Las Delicias y la modernización de las plazas de mercado, el Municipio busca cambiarle la cara a Palmira.El detonante de esa transformación es el Plan Parcial de Renovación Urbana, que se concentrará en 57 manzanas del centro y la galerías. “La Administración Municipal está trabajando en la elaboración de los diseños para presentarlos y obtener recursos para su financiación”, aseguró el alcalde Ritter López Peña.Según él, ya hay un pool de empresarios encabezado por las constructoras Pedro Gómez y Moreno Tafur que están dispuestos a levantar edificios de apartamentos y locales comerciales para revitalizar esa zona de la Villa de las Palmas.“Esperamos dejarlo iniciado porque es muy largo para terminarlo en cuatro años”, subrayó el Mandatario, tras enfatizar que “se debe exigir a las próximas administraciones que sigan con el programa de renovación urbana del centro, que está tugurizado, con violencia, prostitución e insalubridad y expendio de drogas”.El propósito más inmediato apunta a la reubicación de 373 vendedores informales y la peatonalización de siete cuadras comprendidas entre la Calle 30 con Carrera 29, en el Parque Bolívar, hasta la Iglesia La Trinidad, en la Carrera 23.Para el arquitecto Rodrigo Díaz Rico, asesor de Renovación Urbana de la Secretaría de Planeación Municipal, “con la reubicación de los vendedores se restablecerá el espacio público y se les dará mejores condiciones para el ejercicio de su actividad en una de las manzanas del centro de la ciudad”. Para tal fin se tiene previsto construir un centro comercial en la Carrera 27 entre calles 29 y 30 y a una cuadra de allí se ejecutará el proyecto de peatonalización para recuperar lo que se conoció como la Calle del Comercio.AvancesDe acuerdo con Díaz, la Administración ya inició el proceso de negociación de los bienes inmuebles que requiere para la acomodación de los informales, proceso que puede tardar entre cuatro o seis meses. Este año igualmente se empezaría con la demolición y, según las propuestas de los diseñadores, se harían obras de cimentación y estructura.Para la peatonalización, uno de los cuatro proyectos que están en convocatoria pública de diseños, la idea es iniciar los estudios lo más pronto posible, sin dejar de lado otros complementarios relacionados con movilidad, redes y parqueaderos.El arquitecto Jorge Domínguez, miembro de la Academia de Historia de Palmira, indicó la ciudad hoy es “un chiquero urbano”, por eso se debe pensar en construir cárcamos subterráneos para recoger la gran telaraña de redes que invade el sector a renovar. En cuanto a los vendedores, señaló que “se les debe garantizar una reubicación en términos de un mercadeo efectivo”.El también arquitecto Aristarco Tenorio, quien trabajó en la renovación de Buga, señaló que la parte difícil del proyecto radica en que se quiera peatonalizar toda la Calle 30, lo que implicaría desviar el tráfico del centro. A su vez, Hely de Jesús Martínez, asesor de la Secretaría de Movilidad del Municipio, explicó que, tras la peatonalización de la 30, el tráfico se desviará por la Calle 29, que tiene el mismo sentido vial y de donde se sacarán los rutas de buses. Para los voceros del Municipio es apresurado definir los costos del proyecto, porque aún no se tienen los diseños claros, especialmente los de la peatonalización. “Tan pronto estén los diseños y se tenga un presupuesto de obras se podrán entregar cifras de las inversiones”, añadió Díaz.El funcionario aclaró que los procesos de renovación urbana han demostrado en muchas partes del mundo que son proyectos de largo aliento en los que se tienen que gestionar suelos y recursos con diferentes entes y donde las cargas sociales son muy altas. “La idea de la Administración Municipal es estructurar un proyecto integral, más allá de un programa de gobierno, que se pueda continuar en el tiempo”, anotó tras precisar que muchas veces superan los diez años. Primeros efectosEl laboratorio que se hizo en diciembre pasado para medir el impacto de la peatonalización de la Calle 30 y la erradicación de los vendedores de frutas, jugos y perecederos de las calles 29, 30 y 31 generaron diversas reacciones.Para la directora ejecutiva de Fenalco Palmira, Elizabeth Martínez, “fue un experimento caótico. La condición es reubicar para poder peatonalizar”.A su vez, Alexandra Rosero, vocera de los comerciantes de la Calle 30, enfatizó que “por un capricho de la Administración no se puede enterrar el comercio organizado”. Tras plantear que una solución sería la semipeatonalización, argumentó que “lo que quiere el Municipio es desviar la clientela del centro hacia los grandes centros comerciales que están llegando a la Villa de las Palmas”. Edilma Rojas, quien vende jugos, señaló que “lo único que se ha logrado con el proyecto de la Alcaldía es que la gente deambule por las calles en busca de su comida y huyendo de las autoridades”.Aunque el proyecto que quiere inyectarle un cambio extremo al sector del centro y las galerías apenas empieza, se prevé que la Villa sería revolucionada en su estructura física.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad